Vender el destino ofreciendo lo mismo

Escrito por  Oct 31, 2017

Funcionarios del área turística de Guerrero que asistieron a la reunión de navieras internacionales en Mérida, Yucatán, este 27, debieron haber sudado frío cuando los representantes empresariales les plantearon como requisitos para incluirlos en sus recorridos contar con nuevos atractivos, servicios de primer nivel y conectividad, así como una ciudad limpia y ordenada.

Diversificar sus atractivos turísticos, ir más allá del tradicional sol, playa y arena, ha sido el gran desafío que no han querido enfrentar, no el actual solamente, sino los anteriores gobiernos estatales, cuya omisión provocó, en parte, el retiro de los turistas extranjero, incluidos, desde luego, los de los cruceros.

Por si fuera poco, las dependencias y organismos responsables de las tareas de promoción se han echado a la hamaca y le han apostado a la visita de los turistas nacionales, sobre todo del procedente de las entidades vecinas: estado de México, Ciudad de México, Morelos y Puebla.

En este sentido, sus campañas son de pedir, una y otra y otra vez, al gobierno federal, que conceda descuentos para el tránsito en la autopista del Sol, como ocurrió apenas en una reunión de la Conago, sede en la que, además, se propuso que las reuniones nacionales de dependencias y organismos descentralizados se lleven a cabo en estados afectados por desastres naturales, así como los encuentros de la Comisión Nacional del Deporte.

Referente a la demanda de las navieras, de mejoramiento de los servicios, fue presentada la maqueta del nuevo muelle que se construirá en Zihuatanejo, con inversión de 100 millones de pesos; se anunció la próxima inauguración de la nueva terminal aérea en Acapulco, aparte de que una más será comenzada en Azueta.

Se habló aparte de la vigilancia que las fuerzas de seguridad llevan a cabo en la franja turística para seguridad de los visitantes, pero en lo que refiere a nuevos atractivos que condicionan las navieras, no hubo anuncios, ni propuestas, además de que tampoco se hizo mención de que se retiraría la basura de las calles, se mejorarían las condiciones de las vialidades que usan en sus recorridos los cruceristas cuando desembarcan en el puerto, ni hubo el compromiso de corregir las descargas de aguas negras que van a dar al mar.

Piden, pues, apostándole al menor esfuerzo, mientras otros sitios, como Cancún, uno de los destinos que produjo el desplome de Acapulco, no descansan en su propósito de reforzar la corriente de visitantes. n