Los municipios, omisos en seguridad

Escrito por  Nov 04, 2017

No deja de causar controversia y expectación a la vez el anuncio gubernamental sobre el Pacto por la Seguridad, sobre todo porque se desconoce a ciencia cierta cuál será la participación de cada grupo o sector de la sociedad y el gobierno.

En este sentido, el presidente del Consejo Nacional de Cámaras Industriales de Guerrero (Concaingro), Julián Urióstegui Carbajal, considera que los municipios, que a su juicio concentran 50 por ciento de la ecuación de seguridad en los estados, representan el mayor reto para este pacto, porque –estima– hay evidencias de que muchos han simulado la certificación de sus policías, y no muestran un compromiso real en el combate a la inseguridad.

Razón no le falta al empresario, pues si se ha cuestionado la efectividad de Sedena, Marina y Policía Federal, lo mismo que la Policía Estatal, en el combate a la violencia, más cuestionable resulta la participación de las policías municipales.

Cuando el dirigente empresarial señala que los municipios “son los más atrasados o poco comprometidos de manera integral en el tema”, habrá que recordar los señalamientos que ha hecho en diversas ocasiones el presidente Enrique Peña Nieto, acusando lo mismo a estados que a municipios de no asumir su responsabilidad en el combate a la inseguridad.

Incluso llegó a amenazarlos diciéndoles que las fuerzas federales no iban a estar de modo permanente en las entidades atacando el problema.

Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, también ha hecho hincapié en la falta de compromiso de estados y municipios, pero ni los unos ni los otros han hecho caso y han dejado el trabajado a los soldados, marinos y policías federales.

Por tanto, tiene razón Urióstegui Carbajal al advertir que es necesario que los presidentes municipales entren a un combate real a la inseguridad “porque de otra manera no va a haber un avance en el estado”.

Refuerza: los municipios son 50 por ciento de la ecuación de seguridad en los estados, pero es complejo porque son pulverizados. Tan sencillo: cometes un delito en Acapulco y te vas a Tecpan, porque allá hay otra policía, y aunque esté cerquita, no pasa nada. Así como este ejemplo hay muchas ventajas de tener una sola policía.

Vale recordar, insistiendo sobre la ausencia de compromiso de estado y municipios, el proyecto finalmente abandonado por el gobierno estatal, consistente en crear un mando policiaco único en la entidad, independientemente del mando único que se discutía en el Congreso de la Unión. Incluso, en 2016 el estado organizó una reunión con  alcaldes, cerca de 50 por ciento de los cuales no asistieron, para coordinar la creación de la corporación, y se quedó en que próximamente se volverían a reunir para seguir organizándose, pero ya nunca lo hicieron, lo cual evidenció una vez más la falta de interés de unos y otros.

Ahora, habrá que esperar a ver qué sucederá con el pacto, pero mientras la autoridad desatiende y vacila, la delincuencia no cesa y avanza. n