En conferencia de prensa, en las instalaciones de las oficinas de Morena en Acapulco, Leticia Castro Ortiz declinó a favor de Adela Román como coordinadora de Organización en Acapulco. En conferencia de prensa, en las instalaciones de las oficinas de Morena en Acapulco, Leticia Castro Ortiz declinó a favor de Adela Román como coordinadora de Organización en Acapulco. Foto: Raúl Aguirre

Reitera la abogada Leticia Castro respaldo a Adela Román para coordinadora de Morena

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Nov 14, 2017

Consejera Testa denuncia violencia política de algunos dirigentes


La abogada Leticia Castro Ortiz reiteró su respaldo a la postulación de la magistrada Adela Román Ocampo para la coordinación municipal de Morena en Acapulco.

Dijo que las mujeres deben apoyarse y después de una negociación que duró varios encuentros de muchas horas, decidió sumarse para abonar al proyecto de nación.

La conferencia estuvo precedida por un incidente: la oficina partidista estuvo cerrada, con un candado nuevo, a fin de impedirle dar su apoyo.

La consejera Matilde Testa García, administradora de la oficina, denunció que el cambio de candado lo hizo el militante Moisés Reyes Sandoval, primo del dirigente estatal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y denunció que acusó a la dirigencia estatal por violencia política contra las mujeres ya que a ella se le impidió participar en una terna distrital “en venganza porque yo sí apoyo a las mujeres”, es decir, que siendo del equipo de Sandoval, apoyó la propuesta de cambio de género en Acapulco, que fue propuesta por los grupos contrarios.

Castro Ortiz leyó un texto en el que ratificó la información dada un día antes por consejeros estatales y nacionales en una conferencia de prensa.

En ese texto, señaló que su decisión de apoyar a Román Ocampo fue tomada después de una serie de encuentros con dirigentes del partido y la propia Adela Román en busca de la unidad. En consecuencia, dijo, quiso “dejar en claro que las mujeres sabemos ponernos de acuerdo y que tenemos una visión alta en cuanto a lo que se requiere para nuestro país y para Acapulco”.

Le acompañaban varias mujeres, entre ellas la consejera Testa García, la militante Guadalupe Rivas Pérez, la presidenta de la Asociación de Mujeres Indígenas y Afrodescendientes de Acapulco, Magdalena Valtierra, la ex candidata a diputada local Aurora Román, así como el secretario de Organización del comité estatal y consejero nacional Juan Carlos Márquez, el dirigente de la Unión de Campesinos Emigrantes de México, Carmelo Loeza Hernández, y varios militantes.

Durante la conferencia, la consejera Testa García denunció que hay violencia política de varios dirigentes hacia las mujeres en Morena, y citó su propio caso, ya que ella esta aspirando a la coordinación en el distrito 3, pero fue sacada de la terna por que respaldó la propuesta de que fuera una mujer la coordinadora en Acapulco. El equipo de Pablo Sandoval, al que ella pertenece, ha mantenido un férreo rechazo a que sea mujer quien coordine.

Refirió que interpuso una queja interna en la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena contra el representante de Morena en el IEPC, Sergio Montes Carrillo, contra el dirigente estatal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y contra el presidente del Consejo Estatal, Luis Enrique Ríos Saucedo, por haber hecho “todo por dejarme fuera a mí y a las propuestas que yo hice llegar”.

Testa García señaló que ella ha recibido mucha violencia política de parte principalmente de Montes Carrillo, quien, señaló, también la ha ejercido contra la magistrada Adela Román Ocampo, acusándola de nepotismo solo porque no quieren él y su equipo que la coordinación recaiga en una mujer.

Confió no obstante en que contará con el apoyo del líder nacional Andrés Manuel López Obrador, porque él, dijo, “cree en las mujeres, él sí cree en nosotras, y si él supiera todo lo que está sucediendo aquí no lo permitía. Si pensaron los compañeros que al cerrarnos la puerta a nosotras, nos íbamos a quedar calladas, se equivocaron. Esto lo vamos a hacer llegar al nacional para que sepan el trato que nos están dando nuestros dirigentes aquí en Guerrero”.

Rivas Pérez , por su parte, consideró que la actitud de algunos dirigentes estatales sobre este team, “no es otra cosa más que una violencia política hacia las mujeres, el mismo INE tiene un reglamento donde establece a qué se le puede llamar violencia política hacia las mujeres y califica a los misóginos”.