Recomienda la Federación elaborar planes familiares de PC ante un posible sismo

Escrito por  Héctor Briseño Nov 22, 2017

Podrían ocurrir en la brecha sísmica entre Acapulco y Petatlán, advierte el Cenapred

En Costa Chica y Costa Grande se han generado temblores importantes, dice Carlos Miguel Valdés


Ante la posible ocurrencia de un sismo mayor de 7 y hasta 8 de grados de magnitud en la brecha de Guerrero, autoridades federales recomiendan elaborar planes familiares de protección civil, revisar estructuras de viviendas y grandes edificaciones, y propiciar una cultura de la prevención en la población en la entidad. 

En entrevista, el director del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Carlos Miguel Valdés González, enfatizó que “lo mejor es estar prevenidos y preparados a largo plazo, fortalecer las capacidades, no hay que preocuparnos ni sentirnos mal, lo que debemos hacer nosotros es tomar acciones”. 

Sentenció que “si lo hacemos para los sismos, también nos serviría para tormentas tropicales, depresiones tropicales y huracanes”. 

Valdés González detalló que se han elaborado estudios, modelos y estimaciones de sismos de magnitudes entre 7.5 y 7.7 grados, los cuales podrían ocurrir en la brecha sísmica de Guerrero, ubicada entre Acapulco y Petatlán, donde hace más de un siglo no se presenta un terremoto de estas características. 

Explicó que “sabemos que en el pasado ha temblado ahí, sabemos lo qué pasó entre 1899 y 1911, esto es algo que probablemente se repita, sabemos la magnitud de los sismos, 7.5, 7.6 o 7.7 grados, son sismos importantes, porque es en la región de la Costa Grande”. Entre 1899 y 1911 ocurrieron cuatro sismos en esta zona de la entidad, a 300 kilómetros de la ciudad de México, con magnitudes de entre 7.5 y 7.7 grados. 

El director general del Cenapred manifestó que “un gran sismo sería mayor de 8.2 grados, no ha ocurrido en el pasado geológico reciente en la brecha de Guerrero. 

Los sismos grandes, importantes con esta magnitud, alteran la costa, generan grandes tsunamis, dejan vestigios que permanecen en registros geológicos, sería relativamente fácil identificarlos”. 

Advirtió que “se hacen estas evaluaciones porque sabemos que Guerrero, tanto la región de Costa Chica como en la Costa Grande, se han generado sismos importantes, la gente debería conocer, que al decir que se han generado sismos importantes, esperamos un sismo”. 

Sin embargo, puntualizó que “puede pasar dentro de 10 años, o dentro de 30 años, o dentro de un año, no lo sabemos”. 

Valdés González manifestó que “estas propuestas de lo que puede pasar, nadie sabe cuál sería, si sismos individuales, o un conjunto de varios de estos sismos, sabemos que ha ocurrido en el pasado, sabemos además que ocurrió en Japón, la conjunción de una serie de estos sismos”. 

Resaltó que “hay una gran cantidad de estudios para el estado de Guerrero, hemos llegado a contar 100 estudios de investigación, es un lugar altamente estudiado, con mucho interés, el estado donde el Servicio Sismológico Nacional tiene el mayor número de estaciones, cerca de ocho, de primer orden”. 

Recalcó que como medidas de prevención y de una cultura de la prevención civil, se deben revisar las viviendas, si necesitan reforzamiento, elaborar un plan interno de protección, un plan familiar, saber qué hacer, cómo actuar. El director del Cenapred, dependencia que el fin de semana anterior realizó en la ciudad de México un curso en gestión de riesgos de desastres, en el que participaron reporteros y comunicadores de diversos estados de la República, indicó que otro elemento que podría ocurrir en la costa, como parte de un sismo, es la generación de un tsunami, por lo que recomendó entender el fenómeno, buscar lugares altos. 

Mencionó que “el mejor aviso para el tsunami es un sismo, si sentimos un sismo fuerte en la costa, primero debemos resguardarnos del sismo, si es una vivienda en buen estado, y posteriormente buscar un lugar alto, refugiarse en las partes altas, o alejarse hasta más de un kilómetro de la zona del mar”. 

Añadió que se está llevando a cabo un proyecto de estudio importante con Japón, en evaluación de tsunamis, hay mucho interés, pero hay que difundir esta información.