La otra propuesta que aún seguía en la puja, Leticia Castro, se suma a la magistrada

En conferencia de prensa, Marcial Rodríguez muestra constancia de la decisión de la abogada

El encuentro con medios, a pesar de que el representante ante el IEPC lo había desautorizado


La abogada Leticia Castro Ortiz decidió sumarse a la magistrada del Tribunal Superior de Justicia Adela Román Ocampo, para que esta sea coordinadora de Organización en Acapulco, con lo que se logró el consenso y quedó descartada la posibilidad de una encuesta, aseguraron consejeros nacionales y estatales.

En conferencia de prensa, los secretarios general y de Organización, Marcial Rodríguez Saldaña y Juan Carlos Manríquez, consejeros nacionales, así como los consejeros estatales Ignacio Pérez Parra y Matilde Testa, aseguraron que los 20 consejeros que representan a Acapulco están conformes con este acuerdo de unidad, mientras Rodríguez Saldaña mostró un documento de Castro Ortiz en el que consta que ella se suma a la propuesta de Adela Román.

Rodríguez Saldaña afirmó que es completamente falsa la versión de que se hará una encuesta y que en esta serán tomados en cuenta dos varones.

La conferencia de prensa fue citada a las 11 de la mañana del domingo, y estuvo precedida por un comunicado suscrito por el representante de Morena ante el IEPC, Sergio Montes Carrillo, que la desautorizaba y advertía que solamente el presidente del Comité Estatal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, puede convocar a conferencias a nombre de Morena.

Sin embargo, Rodríguez Saldaña explicó que la conferencia la darían en su carácter de consejeros estatales y nacionales, y no a nombre del partido, pero precisó que, según los estatutos, cuando no está el presidente presente, él asume la representación partidista.

Entre una lluvia de acusaciones por nepotismo, Marisela Reyes Reyes decidió renunciar a la presidencia del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), a unos cuantos días de haber comenzado el proceso electoral correspondiente a 2018.

Reyes Reyes estaba siendo sometida a un procedimiento en manos de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral y también por violación al artículo 102 en lo que se refiere a contratación o promoción de un familiar directo, declaró Ciro Marayama Rendón, consejero del Instituto Nacional Electoral. Dimitió antes de que le exigieran la renuncia, deslizan voces por ahí, en tanto los representantes de los partidos políticos Morena, Movimiento Ciudadano, PRD, PAN y PT criticaron la renuncia, considerando que fue una forma muy elegante de salir del organismo antes de que se concluyera la investigación en su contra.

La renuncia de Reyes Reyes no estuvo en mis manos, responde el gobernador a señalamientos


Chilpancingo, 13 de septiembre. Ingenuo que el gobernador quiera imponer al presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), respondió el jefe del Ejecutivo estatal, Héctor Astudillo Flores, a las quejas de los representantes de los Partidos Políticos de ese instituto.

Este martes la presidenta del IEPC en Guerrero, Marisela Reyes Reyes, renunció a su cargo a pocos días de haber iniciado el proceso electoral.

Dicha renuncia se da en un contexto de demandas en su contra por nepotismo y críticas por su elevado sueldo.

Ante esto, los representantes de los partidos políticos de oposición al PRI externaron su preocupación de que el tricolor y el gobernador Astudillo Flores pretendan imponer al nuevo presidente del IEPC para favorecer a su partido en las próximas elecciones.

Las circunstancias en las cuales se produce la renuncia de Marisela Reyes Reyes al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del estado (IEPC) no constituyen el único escándalo que se ha producido en ese organismo estatal. Como es ampliamente sabido, la hasta este martes funcionaria estatal era objeto de un procedimiento del INE por nepotismo, además de que en el ámbito local se le cuestionaba la abultada suma monetaria que percibía por desempeñar el cargo.

El 24 de junio de 2014, el INE tomó la rectoría del IEPC. Sucedió como con otros organismos que una vez fueron federales, y luego, a consecuencia de la constante demanda de descentralizar la política y desconcentrar las funciones de gobierno, pasaron a la jurisdicción estatal.

Ese proceso fue empujado por una nueva concepción de federalismo que se extendió por todo el país a la par que la nueva conciencia política que a su vez dio pie a reformas político-electorales de gran calado.

Pero ha debido revertirse a la luz de los resultados de la descentralización-desconcentración, porque, en palabras populares, resultó peor el remedio que la enfermedad.


Así sucedió, por ejemplo, con el manejo de la nómina de la Secretaría de Educación, que llegó a estar en manos del estado, pero acabó por volver a la Federación debido al enorme desbarajuste y al abismo financiero generado por los administradores estatales.

También así sucedió en el sector salud, donde los gobernantes locales crearon miles de plazas sin techo presupuestal, sólo para salir del paso a compromisos y urgencias personales o de grupo político, o necesidades financieras imperiosas de los gobernantes o allegados suyos.

Este proceso de reversión muestra a las claras que cuando ocurrió la descentralización-desconcentración no había las condiciones, sobre todo subjetivas, que permitieran sostener y profundizar esa medida. Resultó una decisión voluntarista, tomada por un gobierno federal acicateado por el arrollador vendaval democrático que se liberó en el histórico proceso electoral de 1988.

Este vigor, sin embargo, con los años se fue apaciguando, y las fuerzas que pudieron servir de contrapeso a los gobernadores se apagaron. Así, éstos acabaron siendo los beneficiarios de esa descentralización del poder que antes estuvo en manos del presidente de la República. Se convirtieron, pues en los nuevos señores feudales de este país.

Su poder se desbordó ante la falta de contrapesos, institucionales o de facto, y ante la inmadurez de la sociedad civil del estado, presta para la movilización, pero incapaz de ir más allá. n

En la sesión, también se aprobó a tres nuevos consejeros por un periodo de tres años

Estaba siendo sometida a un procedimiento jurídico en el organismo local, por nepotismo, informan


Chilpancingo, 12 de septiembre. El Instituto Nacional Electoral aceptó la renuncia de la presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Marisela Reyes Reyes, quien tiene un procedimiento en la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral por nepotismo.

En la sesión extraordinaria de este martes, el consejero del INE, Ciro Murayama Rendón, informó que este lunes Reyes Reyes presentó su renuncia como presidenta del IEPC.

“El día de ayer recibió este consejo general la renuncia de la consejera presidenta del estado de Guerrero, la licenciada Marisela Reyes Reyes, la cual estaba siendo sometida también a un procedimiento en manos de la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral, y también por violación al artículo 102 en lo que se refiere a contratación o promoción de un familiar directo”, expuso el consejero.

El representante de Morena ante el IEPC, Sergio Montes Carrillo, en marzo presentó una denuncia en el INE contra Reyes Reyes, por nombrar a su esposo como encargado de la Oficialía Electoral; así como a sobrina de la consejera Alma Delia Eugenio Alcaraz en la Dirección Jurídica.

Archivo

« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30