La exhortación de la administración estatal a los presidentes municipales de la entidad, en el sentido de crear un pacto por la seguridad ante la gravedad del problema de la violencia, si bien ganó los titulares principales de los medios de comunicación, no genera una sensación muy esperanzadora para la población.

El efecto mediático resultó todo un éxito, mas la eficacia del mensaje está por verse.

Si contando con la participación de las fuerzas armadas y la Policía Federal, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indica que la sensación de inseguridad aumentó de 83.2 a 85.9 por ciento de junio a septiembre de este año, la probable formación del pacto por los ayuntamientos no envía ningún mensaje de confianza porque las policías municipales permanecen en una situación de desorganización e impreparación, además de que no son nada confiables, pero más que nada por la indiferencia de los alcaldes.

Ya hace unas semanas, el mismo gobernador Héctor Astudillo Flores lanzó a los alcaldes una exhortación a asumir su responsabilidad en las tareas de seguridad pública, pero no obtuvo respuesta de ninguno de los 81.

Ahora, en el caso del llamado al pacto, solamente la voz del presidente municipal de Acapulco se ha escuchado respaldando la iniciativa y para apoyar la inquietud del mandatario respecto a impulsar la creación del Mando Único de Policías.

Las autoridades municipales poco o nulo caso han hecho de certificar sus cuerpos policiacos; ni siquiera en Acapulco, el municipio más importante de la entidad, se ha llevado a cabo a plenitud, aparte de que el primer edil ha sostenido invariablemente que en materia de seguridad ha hecho lo que le corresponde, lo que significa que, si ha cumplido, no tiene por qué dar más.

Hay beneficios cuando trabajamos junto con el gobernador, afirma el alcalde de Acapulco

Es importante escuchar el informe de Astudillo y cerrar filas a favor de los guerrerenses, dice

La inseguridad es un problema estructural en Guerrero; le pega más por la pobreza y marginación


El alcalde Evodio Velázquez Aguirre consideró que la siembra de amapola y el trasiego de drogas en Guerrero agudizan la situación de violencia e inseguridad, por lo que se debe seguir analizando la propuesta de la legalización de la siembra de amapola.

En declaraciones después de entregar mobiliario escolar en la cancha deportiva de la colonia Emiliano Zapata, confirmó que hoy asistirá al segundo informe de gobierno del gobernador Héctor Astudillo, pues dijo que es “importante escucharlo, manifestarle nuestro respeto y seguir cerrando filas a favor de los guerrerenses”.

Sobre la declaración del mandatario estatal en el sentido de que admite que en estos dos años se ha avanzando en el orden, pero se ha logrado la paz en Guerrero, el primer edil respondió que las autoridades deben seguir trabajando y que esperaría a escuchar hoy el informe para poder emitir una opinión al respecto.

Pero, añadió, “estoy de acuerdo que tenemos un gobernador que se esfuerza como los alcaldes lo hacemos, y cuando trabajamos juntos hay beneficios”.

Evodio Velázquez insistió en que la inseguridad es un reto que está latente en el país y que es un problema estructural que, a estados como Guerrero, le pega más por la pobreza y la marginación, además de que la siembra de amapola y el trasiego de droga lo agudizan.

“No podemos hacer más que sumarnos al combate”, expone


Ante la situación de violencia que prevalece en Acapulco, el alcalde Evodio Velázquez Aguirre justificó que es un problema que no ha podido resolver la Federación; y el municipio, al tener menos recursos, solamente puede sumarse a las acciones para combatir la delincuencia.

En declaraciones luego de dar inicio a una obra en la calle principal de Paso Texca, se le cuestionó sobre los asesinatos que se han registrado en los últimos días en Acapulco.

Respondió que “nosotros tenemos que seguir haciendo lo que humanamente podemos hacer, tenemos una coordinación explícita con el Ejército, la Marina, la Policía Federal, el gobernador del estado y nosotros como municipio haciendo lo pertinente”.

 

Se han reforzado operativos

Recordó que desde el viernes se reforzaron los operativos de seguridad en Acapulco para hacer frente a la situación de inseguridad, aunque, dijo, es un problema estructural del país y el municipio no puede hacer más de lo que hace la Federación para combatirlo, debido a que cuenta con menos recursos.

“Tenemos que dar  la batalla en estas condiciones, sabiendo que es un problema estructural del país que incluso el Presidente de la República lamentablemente así lo ha determinado en su informe y así lo ha determinado y valorado, que es un tema que no se ha podido del todo resolver en el país”.

Un indicador relevante es la marginación, ya que en el estado de Guerrero se registra a 2 mil 10 de marginación más alta de México; el 19.6 por ciento ocupa viviendas sin drenajes ni sanitarios; 4.4 reside en viviendas sin energía eléctrica; 29.8 no tiene agua entubada; 52.2 ocupa viviendas en condiciones de hacinamiento; 19.6 habita en viviendas con piso de tierra; 49.7 viven en localidades con menos de 5 mil habitantes y 54.9 de la población ocupada gana hasta dos salarios mínimos, en los datos de Conapo 2010.

La percepción de inseguridad e incidencia delictiva, se valúa en los índices delictivos de Acapulco que están por encima del promedio nacional. Registra a 2 mil 15 una tasa de homicidios dolosos de 89, una incidencia delictiva del fuero común de mil 640 y de 192 en robo común con violencia, todos por cada 100 mil habitantes.

Percepción de delincuencia: 49.1 por ciento de la población de los polígonos en cuestión han sido víctimas de algún delito, por la edad la más aceptada es de 30 a 59 años, con 54.8 y la población joven de 18 a 29 años en 40.5. Por vínculos, con el entrevistado, los más afectados son los amigos 55.7 y familiares 44.2.

La violencia y la convivencia escolar en cuanto a la percepción de los jóvenes respecto del ambiente escolar en Acapulco, la inasistencia escolar es la más alta en el nivel medio superior, con un 50.2%, seguido del nivel secundaria con un 12.3%. En los polígonos seleccionados, la percepción de jóvenes en el ambiente escolar de la educación media superior es que hay pandillas y venta de drogas en el interior de la escuela; respecto al acoso escolar, entre los indicadores, el municipio de Acapulco registra un comportamiento equivalente a los promedios de referencia, con excepción de la violencia a través de burlas, sobrenombres, rumores o mentiras, que es superior en dos puntos perceptuales al promedio nacional.

La información de los polígonos en selección muestran un nivel más alto de violencia a través de burlas y apodos con 36%; el consumo de alcohol alcanza 22.4%; y el maltrato de maestros a estudiantes 8.6%

Los factores económicos están asociados a las condiciones económicas de la población como la condición laboral, el ingreso y la disponibilidad de las fuentes de empleo de calidad; la premisa aquí seguida, es que condiciones laborales  desfavorables aumentan la propensión al riesgo de verse involucrado en situaciones de violencia.

Archivo

« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31