Corte Interamericana de Derechos Humanos

Escrito por  Eduardo López Betancourt Jun 15, 2020

La Corte Interamericana de Derechos Humanos es un organismo clave en el orden internacional actual. Le corresponde velar por el cumplimiento de los derechos humanos en el continente, es guardia de la Convención Americana y de la dignidad de las personas que el documento tutela.

Su jurisprudencia es rica, incorporada al derecho interno como ha sido expresado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Mencionemos algunas de sus sentencias relevantes para el país, por haber sido condenado por violaciones a derechos de las personas. La primera fue en el caso Castañeda Gutman Vs. México, cuyo fallo se presentó el 6 de agosto de 2008.

Después, el bien conocido Caso González y otras (Campo Algodonero). Esta sentencia se dio el 16 de noviembre de 2009. Fue un cao muy relevante, a propósito de graves problemas en el país de violencia contra las mujeres. Del mismo devino la tipificación de los feminicidios. El Estado fue responsable, según se determinó por la Corte, de violar deberes de investigación de las muertes de mujeres en el norte del país, una situación sin duda criminal que se sigue presentando.

Es imprescindible avanzar en ese punto, y combatir y erradicar no sólo esa violencia extrema de los feminicidios, sino también todo ataque contra la dignidad y el derecho a una vida libre de violencia de las mujeres.

Después toca mencionar la sentencia al caso Radilla Pacheco Vs. México, fallada el 23 de noviembre de 2009. Esta decisión ha sido fundamental en la reconstrucción del sistema constitucional mexicano, pues lo llevó a adoptar las novedosas figuras del control de convencionalidad difuso a partir de la misma. Todas las autoridades han de velar por cumplir los deberes relativos a los derechos humanos.

Además, fue censurado el fuero de guerra, que era una vía para asegurar la impunidad de los militares involucrados en la comisión de violaciones a derechos. Tras el caso Radilla queda claro que esas violaciones son intolerables.

Después hay que mencionar el caso Fernández Ortega y otros Vs. México, cuya sentencia es del 30 de agosto de 2010. Ahí el Estado aparece como responsable de tortura y malos tratos, pues con una visión de género, la Corte destaca que la violación y otros delitos sexuales cometidos por agentes del Estado pueden ser también atentados contra la dignidad.

Hay que mencionar también el caso Rosendo Cantú y otra Vs. México, con sentencia del 31 de agosto de 2010, así como el caso Cabrera García y Montiel Flores Vs. México, con sentencia el 26 de noviembre de 2010, y el último, García Cruz y Sánchez Silvestre Vs. México, fallado el 26 de noviembre de 2013.

La importancia de estas resoluciones es innegable; han abierto la puerta a la renovación del sistema constitucional nacional. n