Breve historia del delito de infanticidio

Escrito por  Eduardo López Betancourt Jun 21, 2021

En la historia del delito de infanticidio encontramos que su origen se dio en las primitivas tribus nómadas, las que sacrificaban a los niños débiles y enfermos para evitar tener cargas económicas y que aumentara el conglomerado, impidiendo o dificultando sus constantes movimientos migratorios.

En algunos pueblos se efectuaba la práctica de la inmolación de los niños para que los dioses fueran propicios. En Grecia y Roma antigua se dio la eliminación de los niños por simple eugenesia, es decir para seleccionar a los niños sin imperfecciones, con el objeto de mejorar la raza humana.

En el Derecho Romano Antiguo, los padres gozaban del derecho de privar de la vida a sus descendientes sujetos a la patria potestad, entre ellos a los recién nacidos: empero, a la madre infanticida si se le imponía un castigo. En la República se penalizó como homicida al que diera muerte a su hijo de manera secreta o alevosamente. Posteriormente, ya con Justiniano, se establecen penas severas para la muerte de un hijo, desapareciendo el derecho de vida y muerte, que detentaba el padre.

El antiguo Derecho Español consideraba este delito como homicidio; no tenía una propia denominación y era juzgado con base en las reglas del homicidio o del parricidio, según se presentara el caso.

“En Francia, Enrique Il publicó un edicto imponiendo pena de muerte a la madre aun por simples presunciones, tales como la ocultación del embarazo”.

En el Fuero Juzgo se castigaba a la madre o al padre que cometía el infanticidio, con la ceguera o la misma muerte; sin embargo, en el Fuero Real y en las Partidas no se hace mención alguna de este delito.

El delito de infanticidio apareció por primera vez en el Código Austriaco de 1803, y con posterioridad, en el Español en 1822. n