Evelyn, gobierno del pueblo

Escrito por  Isidro Bautista Soriano Jun 29, 2021

Cuando Evelyn Salgado Pineda habla, hoy como gobernadora electa, para todas las creencias políticas y religiosas, refleja su voluntad de encabezar un gobierno popular, por y para el pueblo.

El pueblo está cansado de gobernantes y políticos que buscan, llegan o ejercen los cargos más, pero mucho más, para provecho individual que en beneficio colectivo.

Difícilmente se ve que los ocupen para servir. Incluso como candidatos se cierran a la gente. Ha habido personas que no pueden acceder a la toma de decisiones de estrategias de campaña dentro de su mismo partido, porque pertenecen a otro grupo.

Se vislumbra la llegada de un gobierno a ras de piso, “respetuoso y humilde a todas las fuerzas y actores políticos para trabajar en unidad”, como ella misma lo aseguró este lunes en Acapulco.

Así lo dice con la segunda vuelta que ahora hace como gobernadora electa: dando las gracias por el voto. Ser agradecido es humildad, contrario a la soberbia.

La gente espera que, ya con el cargo, las gracias se conviertan en hechos, y que lo que ha hecho y hace López Obrador con la 4T, ella lo haga en Guerrero, desde el primer día, luego de su toma de posesión.

El primer hecho de gobierno de Héctor Astudillo Flores, tras rendir protesta ante el Congreso, lo constituyó una reunión con el gabinete de seguridad ante la peor congoja del pueblo: la violencia. Hubo otro gobernador que lo comenzó con la colocación de la primera piedra de la construcción de un hotel, en señal de su visión del relanzamiento de la industria turística.

Dicen que en la manera de agarrar el taco se reconoce al tragón. Y aquí se tiene la convicción de que comenzará su ejercicio constitucional con el pie derecho.

Guerrero se desbordó por la 4T; y de ella, a partir del 16 de octubre, cuando jure no fallarle al pueblo, dependerá la extensión al máximo en el territorio guerrerense de la Cuarta Transformación, con hechos, como se ha esforzado el Presidente, a casi tres años de haber asumido el puesto, haciendo cumplir la línea principal de no mentir, no robar, ni traicionarlo. n

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.