Reiterar el grito del alto al hostigamiento contra el Cecop

Escrito por  Sergio Ferrer Sep 10, 2018

Al saber que compañeras, si bien son fuertes y permanecen en pie de lucha, están tristes al saber que sus hijos o esposos deberán esperar en prisión un proceso que no ha sido desde un inicio adecuado y legal, teniendo la incertidumbre de no tener un pleno acceso a la justicia, una incertidumbre que el Estado avienta sobre los luchadores sociales, sobre los pobres, sobre los campesinos, es una daga que debe ser fundida en el fuego que queme las desesperanzas. A esto se agrega la violencia sistémica que está ejerciendo el gobierno estatal contra comuneros del Cecop irrumpiendo de una manera u otra en los bienes comunales de Cacahuatepec, demostrando que se está en franca agresión en contra del pueblo.

Fiscales carnales, policías vinculadas al narco, policías que trabajan sin tener las certificaciones correspondientes ni garantías laborales, políticos que usan su poder para establecer procesos de represión son elementos que parecen perpetuar una crisis de vulnerabilidad que ha tenido a Guerrero como uno de los estados más violentos, como un estado donde este año se han cometido más de 100 feminicidios.

Y pasa que replicando el comunicado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan; semanas después de la liberación de integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa la Parota (Cecop), la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (Crac-PC), reducados y campesinos de varios pueblos que pertenecen a los Bienes Comunales de Cacahuatepec, municipio de Acapulco, se ha desatado una persecución y criminalización sin precedentes contra de los miembros del movimiento. La Policía Ministerial recorre las comunidades de los bienes comunales, detiene a campesinos del Cecop que tienen órdenes de aprehensión por delitos fabricados y por defender el río Papagayo de la voracidad de los empresarios gravilleros.

Aunado a lo anterior, ha mantenido aparatosos retenes en las principales entradas a los bienes Comunales de Cacahuatepec que son San Isidro Gallinero y La vereda de Amatillo y con lista en manos revisa de manera ilegal a todos los campesinos que salen o entran a los Bienes Comunales. Los días 4 y 5 de septiembre más de 80 elementos recorrieron los poblados de San Isidro Gallinero, Parotillas, La Concepción, Aguacaliente, Oaxaquillas, Salsipuedes y Amatillo.

Hace ocho días policías ministeriales catearon ilegalmente el domicilio de Clemente Cabrera Benítez, destacado miembro del Cecop en la comunidad de Tasajeras y se lo llevaron detenido. Asimismo, detuvieron en San Isidro Gallinero a Tomás Cruz Valeriano de la comunidad de Ilamos, los dos cuentan con una orden de aprehensión por el delito de daños y despojo. Este caso el que se dice agraviado estaba poseyendo sin derecho un terreno que pertenece al panteón municipal de Amatillo, pero la comunidad en asamblea dijo que correspondía al pueblo y decidieron quitar el cerco y recuperar el terreno del panteón.

Otras órdenes más fueron liberadas contra campesinos del Cecop que defendían el río Papagayo de la explotación irracional que realiza un empresario gravillero. Cabe destacar que el Tribunal Unitario Agrario de Acapulco resolvió que este empresario posee ilegalmente la superficie donde tiene establecida su empresa gravillera.

El pasado 24 de agosto pasado una juez de control concedió la libertad a nueve de los 25 detenidos en la comunidad de La Concepción en el mega operativo del 7 de enero de 2018, donde se cometieron graves violaciones a derechos humanos como ejecuciones extrajudiciales, torturas, detenciones ilegales y se vinculó injustamente a proceso a estas 25 personas. No obstante, debido a las evidentes violaciones al debido proceso se ordenó reponer el procedimiento y en el mes de agosto se les volvió a formular imputación y en el plazo constitucional la Juez de control declaró para el caso de 9 personas que no había elementos para vincularlos a proceso y decretó su libertad.

Las acciones de la Fiscalía General de Guerrero es una clara expresión de la persistencia del Estado de seguir criminalizando a los defensores comunitarios del Cecop. Es evidente el uso faccioso del aparato de justicia para desmantelar la organización y resistencia de los campesinos en su defensa de los bienes naturales de los Bienes Comunales de Cacahuatepec. Es cierto, existe una conflictividad al interior de los Bienes Comunales, pero esta ha sido alentada por el propio gobierno, que ha omitido darle atención a estos Pueblos y tender los puentes de diálogo que permitan la distensión y la reconstrucción del tejido social.

Ha existido confrontación entre opositores y simpatizantes al Proyecto Hidroeléctrico La Parota y la extracción de material pétreo del río Papagayo con saldos que lamentar para ambas partes, sin embargo, la Fiscalía solo ha actuado contra los miembros de la Crac y del Cecop. Por citar un ejemplo, en los hechos del día 7 de enero de este año en la Concepción, fueron asesinados cinco miembros de la Crac y del Cecop y nada de eso ha sido investigado. ¿Acaso por ser de la Crac y del Cecop no merecen justicia? Las investigaciones de tortura perpetrada el mismo día en la Concepción permanecen sin los más mínimos avances. En las audiencias que se han llevado con la Juez de Control ha tenido que llamar la atención a la Fiscalía sobre la falta de debida diligencia en las investigaciones de estos actos de tortura.

Por lo demás hoy la Fiscalía está más preocupada por hacer justicia a un empresario gravillero que posee las tierras y extrae grava y arena de manera ilegal en el río Papagayo que por brindar seguridad a la gente de Acapulco donde las muertes están al orden del día.

Es por ello, que entre las exigencias al gobierno estatal y federal, diversas organizaciones demandan cese la persecución contra miembros del Cecop, alto a los cateos a domicilios, desechar las órdenes de aprehensión contra miembros del Cecop yla Crac-PC.

No se concibe que en un estado que sufre violencia, el propio gobierno se ensañe. No va.

Mi solidaridad con las y los compas reporteros y trabajadores de la información que han sido despedidos injustamente. En estos momentos de la lucha ejemplar de estudiantes de la UNAM, decimos, Goya compañerxs! n