Imprimir esta página

Censo para el bienestar

Escrito por  Esthela Damián Peralta Sep 19, 2018

Hace unos días, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que próximamente iniciará en todo México un censo para el bienestar.

Con la intención de entregar los programas sociales a la población, sin que haya moches, ni intermediarios de por medio, informó que se realizará un censo, casa por casa, para delinear a la población que será beneficiaria de dichos apoyos.

Dijo que en unos días más empezará a llevarse a cabo este censo en todo Nayarit, un censo para bienestar. Se va a ir casa por casa y, así como se va a iniciar en esta entidad y después en todo el país, se va ir seleccionando, sacando a todos los beneficiarios de los programas.

Asimismo, adelantó que habrá restructuración en el programa de becas a estudiantes de Prospera, se construirán nuevas universidades y reiteró que la pensión universal para adultos mayores se comenzará a entregar a partir de los 68 años, con excepción de las personas de escasos recursos, que la seguirán recibiendo desde los 65.

Al iniciar su gira de agradecimiento por Nayarit, anunció que se presupuestarán el próximo año 888 millones de pesos para entregar 20 mil 547 becas de 3 mil 600 pesos a los jóvenes que formen parte del programa de aprendices.

Agregó que, con un presupuesto de 67 millones de pesos, habrá 2 mil 340 becas para estudiantes de educación superior en Nayarit y se construirán dos nuevas universidades en la entidad: una en Compostela y otra en Acaponeta.

El presidente electo afirmó que también se presupuestarán 421 millones de pesos para entregar apoyos de 800 pesos mensuales a los estudiantes de educación media superior e informó que el programa de becas de Prospera ya no estará en manos de la Secretaría de Desarrollo Social, sino en la de Educación Pública.

Reiteró que entregará un apoyo universal mil 274 pesos mensuales a los adultos mayores de 68 años y una pensión mensual, por el mismo monto, a un millón de mexicanos con algún tipo de discapacidad.

López Obrador sostuvo que todos los programas sociales de su administración se entregarán sin intermediarios, es decir que no se va a entregar el apoyo a través de organizaciones o a través de asociaciones; va a ser directo al beneficiario.

En su momento, el ex titular de la Fepade Santiago Nieto Castillo reveló que el estado de Puebla se encuentra entre los tres estados con más denuncias por condicionar la entrega de programas sociales a cambio del voto.

En evento con empresarios de la Canaco, Nieto Castillo reveló que los estados de Oaxaca, Chiapas y Puebla son los que más condicionan la entrega de apoyos de programas sociales a la población.

El ex funcionario de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) detalló que el periodo en que más se condicionaron estos apoyos fue del 2014 al 2018, y el programa que más se utilizó para ello fue el de Prospera.

En este sentido, comentó que se llegaron a encontrar copias de credenciales de elector con sellos de Prospera, mismas que presuntamente habrían sido utilizadas para inflar apoyos a la candidata independiente al gobierno del estado de Puebla, Ana Teresa Aranda.

Santiago Nieto Castillo recomendó que en caso de encontrarse algún caso en el periodo electoral del pasado 1º de julio, debería visibilizarse y hacerse público para generar condiciones de equidad.

Cabe recordar que en los primeros tres meses de este año, el gobierno federal gastó, por lo menos, 33 mil 133 millones de pesos en programas sociales, los cuales, según Naciones Unidas, se puede considerar que tuvieron usos electorales.

Esos recursos corresponden a 15 programas presupuestarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), según se desprende de un análisis de la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

De acuerdo con el informe trimestral de 2018 de la dependencia, los programas recibieron en conjunto 20 por ciento más, es decir 5.5 mil millones de pesos en términos reales, respecto al primer trimestre de 2017.

Alberto Serdán, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, explicó que, a pesar de que se ha gastado más en los programas sociales, el padrón de beneficiarios no aumenta.

Prospera, por ejemplo, registró un aumento de 36.6 por ciento en su gasto en el primer trimestre de este año, en términos reales, al pasar de 14 mil 338 millones de pesos en 2017 a 19 mil 589 millones en 2018.

Serdán reconoció haber recibido información ciudadana de que se condicionaban, con fines electorales, una gran variedad de programas que operan diferentes niveles de gobierno, como la entrega de alertas vecinas, pintura, becas educativas y credenciales para apoyos deportivos, entre otros. n