Con el respaldo del pueblo

Escrito por  Esthela Damián Peralta Ene 16, 2019

El resultado de varias encuestas independientes entre sí revela que, a pesar del desabasto de gasolina en algunas zonas del país, la mayoría de los mexicanos apoya las medidas que ha emprendido el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador contra el robo de gasolina o huachicoleo.

De acuerdo con los sondeos, 89 por ciento de los consultados en el país apoyan el combate al robo de combustibles, proporción que sube ligeramente, a 92 por ciento, en la Ciudad de México. Por lo contrario, 11 por ciento están en desacuerdo en el país, y 8 por ciento en la capital de la nación.

Mientras tanto, 64 por ciento están de acuerdo con el cierre de ductos de distribución de gasolina, a pesar del desabasto, porcentaje que se mantiene estable en estados con y sin desabasto del combustible, e incluso sube a 75 por ciento en la Ciudad de México.

Según las consultas, 62 por ciento de los entrevistados opinan que las medidas que está aplicando el gobierno federal son las correctas, mientras que 35 por ciento creen que se están equivocando.

También, 62 por ciento creen que la gente debe confiar y tener paciencia mientras dure la situación de desabasto, mientras que 37 por ciento creen que los ciudadanos deben exigir más rapidez al gobierno. La actitud de paciencia es incluso más alta en los estados con desabasto que en el resto del país.

Todos estos datos revelan un amplio respaldo a las medidas que ha llevado a cabo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para combatir el robo de gasolina.

Según la serie de aprobación presidencial que se ha recopilado en las encuestas telefónicas nacionales, la gente parece haber cerrado filas detrás del mandatario luego de las medidas contra el robo de gasolina. Las encuestas hasta ahora levantadas registran un nivel de aprobación al trabajo del presidente López Obrador de 76 por ciento, 6 puntos por arriba de lo que se registró el pasado 26 de diciembre, cuando era 70 por ciento.

Según las encuestas, el Presidente registró una aprobación de 77 por ciento tras tomar posesión el 1º de diciembre, apoyo que subió hasta 82 por ciento en ese mismo mes.

Esos números superan los niveles de aprobación que tuvo el Ejecutivo federal como presidente electo en el periodo de transición, el cual osciló entre 59 y 68 por ciento.

De acuerdo con las más recientes encuestas, la desaprobación al Presidente es de 22 por ciento.

Por otro lado, en el proceso de combate contra el huachicoleo, resultaron reveladoras las declaraciones del Presidente, quien acusó que ex mandatarios del país son responsables, sea por acción o sea por omisión, del robo de combustible que ha padecido Pemex.

A la pregunta de si se llamará a ex presidentes y ex directores de Pemex por el huachicoleo, el titular del Ejecutivo federal recordó que es partidario del “punto final” en la corrupción, pero si la sociedad en una futura consulta pide revisar casos de sexenios pasados, se comenzará con sus antecesores, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto.

Ciertamente, el presidente de México –como de cualquier país– tiene toda la información que se necesita; si no actúa, es cómplice o se hace de la vista gorda, pero no es que no sepa. Si se quieren abrir expedientes, entonces se tendría que empezar con los de arriba, desde Salinas, y luego Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto.

Por su parte, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, detalló que se han verificado 10 mil millones de pesos lavados en el país por medio de la venta de gasolina robada.

El funcionario mencionó que se ha procedido por la vía legal contra cinco personas que tienen concesiones para gasolineras y vendían huachicol, entre las cuales están empresarios, un ex diputado local y un ex presidente municipal.

Aunado a esto, Nieto dijo que se analiza una treintena de casos más en conjunto con otras dependencias y áreas, como la Secretaría de la Función Pública (SFP) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y acaba de recibir casos 200 más.

Derivado de lo anterior, se han bloqueado cuentas de 15 personas con transacciones financieras irregulares y de otras 24 más relacionadas.

A su vez, la titular del SAT, Margarita Ríos Farjat, dijo que se han detectado anomalías por robo de combustible por 3 mil 217 millones de pesos, en las cuales están involucrados 194 contribuyentes dedicados a la distribución de combustibles.

Agregó que 54 por ciento de las irregularidades, mil 742 millones de pesos, fueron detectadas en gasolineras de la Ciudad de México, Michoacán, Tamaulipas, Baja California, Jalisco y Puebla. n