Por una nueva Constitución

Escrito por  Esthela Damián Peralta Feb 06, 2019

En el marco del aniversario 102 de la Constitución de 1917, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue tajante al afirmar que la Carta Magna ya está “muy parchada” porque se le han hecho muchas reformas y que, aunque no lo hará su gobierno, las próximas generaciones no deben descartar la creación de una nueva.

De acuerdo con el estudio Las reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, elaborado por el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, la Constitución se ha reformado 707 veces.

En Querétaro, López Obrador informó que su gobierno optó por hacer reformas en tres sentidos: acabar con la corrupción, combatir la impunidad y defender la democracia. Dijo que a pesar de que busca crear una cuarta transformación, se optó por mantener la Constitución actual para darle prioridad a otras tareas.

Sin embargo, hizo ver que no hay condiciones para hacerla, porque existen otras tareas que el actual gobierno considera más importantes, por lo que se optó por hacer propuestas de reformas a la actual Constitución.

Consideró que las actuales reformas tienen la misma importancia y profundidad que una nueva Constitución, que no debe descartarse, pero que podría dejarse para el porvenir, para cuando se entregue la estafeta a las nuevas generaciones, que ellas convoquen a un nuevo constituyente y elaboren una nueva Constitución.

Asimismo, refirió que será primordial reformar la ley para que la corrupción sea considerada delito grave, además de que al presidente se le juzgue por dicho delito y no únicamente por traición a la patria.

En otro hecho trascendental, el titular del Ejecutivo federal dio a conocer el lunes pasado el plan del Sistema Nacional de Búsqueda, el cual estará conformado por 11 puntos. El subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas, dijo que hay 40 mil personas desaparecidas, más de mil 100 fosas clandestinas y 26 mil cuerpos sin identificar.

Explicó que el Sistema Nacional de Búsqueda consta de 11 puntos y tendrá un presupuesto de 400 millones de pesos.

Advirtió que nunca más habrá una guerra para combatir delitos que lleven a una tragedia. Ciertamente, nadie que haya vulnerado la tranquilidad de una familia debe quedar impune. Sea quien sea, debe ser castigado por estos delitos.

Se dará prioridad a la búsqueda en vida de las víctimas de trata de personas, para localizarlas, un trato especial se dará a los migrantes, se atenderá en particular la ruta Chiapas-Oaxaca-Veracruz-Tamaulipas.

Parte de esta estrategia es la creación de un Instituto Nacional Forense, y para ello son muy importantes los acercamientos con organismos internacionales. La articulación de una base de datos, el Registro Nacional de Personas Fallecidas no Identificadas, donde habrá un sistema único que coordinará la información en hospitales, reclusorios, albergues, panteones, y otros para tener un solo banco de datos.

Indudablemente, la estrategia de búsqueda de personas desaparecidas presentada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es un buen paso para atender el problema.

El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México reconoció el compromiso de la nueva administración en este tema, pero subraya los desafíos para establecer con la mayor claridad y precisión los acuerdos y la ruta de trabajo que permitan al país dar pasos sólidos y precisos para hallar a los desaparecidos y atender a sus familias.

La estrategia presentada prevé que se elabore un plan específico de la mano de las familias de las víctimas de desaparición, la reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda, la terminación de la implementación de las comisiones locales, la creación de un Instituto Nacional de Identificación Forense y de un Sistema Único de Información Tecnológica e Informática (Suiti), así como el acompañamiento internacional y la intervención de organismos como Naciones Unidas, entre otros.

Este Plan se deriva de la Ley General Contra la Desaparición de Personas, que entró en vigor el 16 de enero del año pasado y que hasta la fecha no ha terminado de implementarse; incluso, la Comisión Nacional de Búsqueda se quedó sin titular hace unas semanas, pues Roberto Cabrera Alfaro, nombrado en el sexenio anterior, presentó su renuncia al cargo que asumió el 7 de marzo de 2018. n