Afromexicanos: San Nicolás de Tolentino y Cuajinicuilapa, Guerrero

Escrito por  Raúl Sendic García Estrada Mar 08, 2019

El Libro Afromexicanos: San Nicolás de Tolentino y Cuajinicuilapa, Guerrero. Una interpretación de los diversos textos de su cultura, de la doctora Judith Solís Téllez, llegó a mis manos como obsequio del doctor Taurino Hernández Moreno, quien es coautor del Capítulo Quinto y de quien he leído hace algunos años su investigación Armeros, Gambas y Brozas de la Costa Chica de Guerrero.

El libro de la doctora Judith Solís Téllez es una investigación de los diversos textos de la cultura afromexicana, desde su formación en la antropología y en la literatura, un trabajo completo que analiza la cultura como un texto literario, los discursos sobre lo mexicano, el imaginario social de los afrodescendientes, además de una reconstrucción histórica desde el arribo de los esclavos africanos a la Nueva España, revisando el imaginario colectivo, la historia de los afrodescendientes en América, sus costumbres, su cosmovisión, su origen y los elementos de su cultura, que han sido destacados por los estudios antropológicos.

En el texto se registra la tradición oral de estos pueblos, la cultura de la violencia, la música, la danza, las costumbres, bailes y su historia reciente.

La cultura tradicional está presente, al igual que la medicina, la religión, sus celebridades y fiestas, sus ferias, su tradición musical, sus rituales y la interpretación de sus diferencias y sus semejanzas.

Es de particular importancia destacar la construcción del vínculo simbólico con África en la cultura e identidad afromexicana, el significado de la tradición oral, dancística y musical, la historia de sus danzas y sus bailes como el baile de la artesa; y el vínculo simbólico con África a través de la poesía, sus canciones más representativas, su música, su danza y sus corridos, además de los esfuerzos que se han realizado para visibilizar a la tercera raíz como son el Museo de Cultura Afromestiza Vicente Guerrero Saldaña y el Encuentro de Pueblos Negros de Oaxaca y de Guerrero, además de reseñar algunos encuentros de pueblos negros, como anexo podemos encontrar datos de la encuesta intercensal de 2015, los avances en la lucha contra la discriminación de los afrodescendientes, además de fragmentos de corridos, canciones y fotografías, que revelan la importancia y valía de este trabajo.

La obra es destacada con una contextualización histórica y territorial delineados por la etnografía y la narrativa, dada la formación literaria de la autora, visualizando dos poblaciones afromexicanas, Cuajinicuilapa y San Nicolás de Tolentino, ubicadas en la Costa Chica de Guerrero, destacando la identidad en una región donde ya se han hecho otros trabajos de investigación y la obra pionera fue la del antropólogo mexicano Gonzalo Aguirre Beltrán Cuijla, esbozo histórico de un pueblo negro, que marcó los trabajos antropológicos que se han realizado hasta la actualidad y que profundizan en la investigación sobre lo mexicano y lo afromexicano, que destacan su identidad etnográfica, su historia, la emigración local y que da un nuevo significado a los vínculos con África.

A pesar de que en México existe una multiculturalidad, en el libro se visualiza que desde tiempos de la conquista ha existido una marginación de la tercera raíz, notorio frente al mestizaje tradicional. Esta problemática se da por el etnocentrismo que existe en ellas, y a la identidad negativa que se le ha dado a los afrodescendientes, que general conflicto, que es alimentado por desigualdades de esta sociedad.

En el texto se destacan las similitudes de los descendientes de africanos en tierras mexicanas y su llegada dolorosa a partir de la esclavitud, en el texto la autora cita al doctor Taurino Hernández Moreno, quien considera que el fenómeno de la violencia regional ha estado ligado más a la estructura agraria y al ejercicio del poder que al llamado ethos violento de la población afromexicana de la Costa Chica.

A pesar de ser Guerrero, uno de los estados más violentos en la última década, Cuajinicuilapa, municipio de predominante cultura afromexicana, reconocido en 2007 como sitio de memoria de la esclavitud y poblaciones afrodescendientes, en el marco del decenio internacional de afrodescendientes establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mediante la UNESCO, es uno de los más tranquilos dentro del territorio.

El presente trabajo se suma a los trabajos de los doctores Gonzalo Aguirre Beltrán y Miguel Ángel Gutiérrez Ávila, sobre la música popular de la región, como el corrido como género predominante que refleja la situación sociocultural, como la discriminación, explotación e injusticia.

Invitación: hoy viernes 8 de marzo será presentado el texto que aquí se describe por el ayuntamiento de Cuajinicuilapa en coordinación con la Asociación Civil México Negro y la Universidad Autónoma de Guerrero a través del Cuerpo Académico Diversidad Cultural y Estudio de Género. La cita es hoy a las 17 horas, en la explanada de los Redondos, Museo de las Culturas Afromestizas Vicente Guerrero Saldaña, en Cuajinicuilapa, Guerrero. n