Todos somos autodefensas

Escrito por  Raúl Sendic García Estrada Jun 21, 2019

Para Juan Angulo Osorio, director del periódico El Sur, y Abel Barrera, director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, ante las amenazas. Va mi solidaridad.

Todos somos autodefensas. El despertar de un pueblo dormido, es el libro del doctor José Manuel Mireles Valverde, publicado por la revista Proceso y editorial Grijalbo como parte de la colección Estampas de un Sexenio Fallido.

Todos somos autodefensas es un libro que el autor dedica tanto a las autodefensas de Michoacán como de la nación mexicana, y a las personas de cualquier parte del mundo que apoyan y siguen apoyando esta lucha social, en lo moral, en lo económico y de manera pública. Es un homenaje del autor para quienes perdieron la vida en combates y quienes lucharon por la paz y la tranquilidad de los pueblos de Michoacán.

El libro también es dedicado a quienes desde sus trincheras con armas y en las redes sociales continúan luchando para restablecer el estado de derecho y una seguridad pública eficiente para todos los mexicanos.

El punto de quiebre fue en el año 2004, cuando Michoacán se resquebrajó, y la región de Tierra Caliente michoacana vivió momentos de violencia criminal atroz; los habitantes, después de una década, reaccionaron ante las condiciones económicas que vivían producto de los embates criminales, por lo que decidieron tomar la justicia en sus manos.

Es el doctor José Manuel Mireles Valverde, en la lucha de las autodefensas de la región, quien fue apresado en junio de 2014 durante un operativo durantemente criticado. Hoy en este texto rescata la génesis del movimiento, los combates, las negociaciones con el gobierno y la traición histórica que se produjo desde el Estado. El presente texto se escribió en la cárcel de manera clandestina; con papeles reutilizados el autor escribió sus vivencias,  su historia, la desgracia de los michoacanos.

El libro fue escrito en la soledad de la cárcel, entre las cuatro paredes de una celda de 2 por 2.5 metros, en circunstancias difíciles. Escribió este testimonio que deja para la posteridad desde las rejas, así como escribieron Miguel de Cervantes Saavedra y Nelson Mandela, o como José Revueltas escribió Los muros de agua.

El autor, originario de Tepalcatepec, Michoacán, utilizó en su escritura los bordes de las cartas que le enviaron mexicanos y extranjeros, a su encierro. Desde la prisión y tomándose la libertad del tiempo, relata cada recuerdo de sus hermanos de lucha caídos en batalla. Una catarsis emocional refleja este libro, el enfrentamiento directo a grupos criminales que habían infiltrado el poder público; los poderes de facto, las extorsiones, los secuestros, los asesinatos y las violaciones, la tortura y la indiferencia, y en algunos casos la complicidad de los agentes del Estado.

En las líneas de Todos somos autodefensas se registran las causas profundas del movimiento civil de autodefensa de Michoacán, con una escritura exquisita que lleva al lector al teatro de los acontecimientos. En el texto, Mireles abre su alma.

Lejos de ser, como señala Pablo Alarcón Chaires, un “caudillo estoico, insensible e inmutable”, Mireles se muestra como un ser humano construido con los relatos de su abuelo, recogiendo la historia de Tepalcatepec y su profundo amor por el terruño que viene desde su pasado ancestral purépecha; de los relatos de su abuelo don Leova Mireles, los momentos transcendentes de México, la Revolución Mexicana y la Guerra Cristera.

La historia de la Tierra Caliente de Michoacán está registrada en estas líneas: la lucha agraria, la formación de los ejidos, la niñez y la juventud del autor, el llamado al levantamiento armado, los cruentos combates de las autodefensas, el despertar de los pueblos, la organización de los campesinos y productores, el homenaje a los mártires, las matanzas, las emboscadas, las tomas y posteriores liberaciones  de comunidades y municipios, sus relaciones con el Estado, las vivencias en la cárcel, las últimas batallas y el registro que se da, desde el origen purépecha, las cuatro tribus, el Imperio de Aztlán, los grandes imperios purépechas, la revolución zapatista y la cristiana, las historias de familia. Un texto con fuertes raíces antropológicas que vale la pena leer.

José Manuel Mireles Valverde es médico por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, activista social que en el año 2013 fundó el Consejo General de Autodefensas y Comunitario de Michoacán para enfrentarse a la violencia de los cárteles que se habían desatado en la entidad; tras fuertes luchas y escaramuzas logró liberar más de 30 municipios, por lo cual fue enviado a prisión.

En entrevistas concedidas a la prensa, Mireles ha hecho una descripción de su motivación para participar en los grupos armados de autodefensa: el abuso de los Caballeros Templarios contra su persona y su familia, y la brutal decapitación de sus vecinos. n