Imprimir esta página

¿Cómo funciona el aire acondicionado en un coche?

Escrito por  Jul 05, 2019

En verano, con el calor, el aire acondicionado es muy útil y le permite mantenerse fresco en su coche, en invierno, le permite limpiar su parabrisas más rápido. Desde la instalación, en 1939, en un Packard, del primer sistema de aire acondicionado para automóviles (que entonces ocupaba todo el espacio del maletero), hasta los sistemas de aire acondicionado de hoy, se ha avanzado considerablemente. Para mantenerlo fresco sin riesgos, es mejor hacer revisar su sistema de aire acondicionado con regularidad. En el siguiente sitio web, www.autorecambiosstore.es se muestra el funcionamiento del aire acondicionado.

¿Cómo funciona el aire acondicionado en un coche?

Si entiende como funciona el aire acondicionado en un coche, entenderá como funcionan todos los demás sistemas de refrigeración (aire acondicionado interior, congelador, etc.)

El funcionamiento general de un sistema de aire acondicionado para automóviles se basa en la compresión de un gas refrigerante. El sistema se compone de diferentes elementos: un compresor, un condensador, un reductor de presión. Comprimirá este gas que se elevará a alta presión (por lo tanto a alta temperatura) para luego ser enfriado al máximo. Es este lazo el que permitirá que el aire frío entre en la cabina.

Pero, ¿Cuáles son las etapas reales de circulación de este gas refrigerante?

Primero

El gas es presurizado por un compresor de aire acondicionado. Este compresor es accionado por la correa accesoria, que está conectada al motor.

Una vez arrancado, el compresor de aire acondicionado requerirá más esfuerzo por parte del motor, que tendrá que accionar una nueva pieza. Usted lo habrá comprendido, es por lo tanto este compresor el que está en el origen de los pequeños inconvenientes de la climatización: pérdida de potencia, sobreconsumo de combustible.

El gas, ahora bajo presión, está a una temperatura muy alta. Tendrá que enfriarse si queremos conseguir el efecto de mucho frío del aire acondicionado.

Segundo paso

 El gas caliente bajo presión pasa a través del condensador (radiador de refrigeración equipado con un ventilador). Comienza entonces la fase de enfriamiento. La reacción caliente/fría licua naturalmente el gas, que luego cambia de estado gaseoso a líquido.

Tercer paso

 El gas es ahora líquido con una temperatura media (más caliente que fría). El deshidratador filtra y limpia este líquido para eliminar todas las partículas finas que han aparecido durante el proceso y los rastros de humedad. Este paso es esencial para evitar dañar el resto del circuito.

Cuarto paso

El líquido caliente se enfriará significativamente. ¿Cómo? El regulador expande el gas líquido. El regulador simplemente despresurizará el gas, lo que reducirá drásticamente su temperatura. El líquido que sale del regulador es entonces muy frío.

Transformar el aire ambiente con aire frío en el habitáculo

 El evaporador es el último elemento del circuito de aire acondicionado. Actúa como un "enfriador de aire". El aire ambiente, que llega desde el exterior, pasará a través de todos los tubos (que contienen el líquido frío) del evaporador. Este paso es como entrar en un radiador completamente refrigerado. De este modo, el aire atrae toda su frescura durante este paso. El contacto del aire caliente con el líquido frío hará que el líquido se evapore gradualmente.

Al mismo tiempo, el evaporador absorberá los últimos rastros de humedad y polvo contenidos en el aire (gracias al filtro de habitáculo) para transmitir el aire más sano posible al coche. La humedad retenida por el evaporador se expulsa en forma de agua. Por lo tanto, es normal encontrar rastros de agua debajo del coche cuando el aire acondicionado está encendido.

Una vez que el aire fresco se ha transmitido al habitáculo, el líquido vuelve a ser gaseoso. Pasará a través del regulador y luego a través del compresor a montar bajo presión. El bucle continuará durante toda la activación del aire acondicionado.