Como los diamantes de laboratorio son una solución para el comercio mundial de diamantes naturales

Escrito por  Ago 29, 2019

La industria global de diamantes emplea a aproximadamente 10 millones de personas en todo el mundo, con ventas de joyas de diamantes que alcanzan aproximadamente los 80 mil millones de dólares anuales. En México también tienen un papel fundamental.

A diferencia de cuando los precios estaban controlados por el monopolio de De-Beers, la dinámica de oferta y demanda del mercado es lo que impulsa los precios de los diamantes en la actualidad.

Los diamantes cultivados en laboratorio se están apoderando rápidamente de la industria en 2019 en México y el mundo debido a un cambio en las preferencias de los consumidores, la preocupación por la procedencia de los diamantes naturales y la existencia de diamantes de sangre en el comercio de diamantes naturales.

La cultura de los diamantes y la joyería en México

La impresionante economía de México se ha posicionado como la segunda más importante de la región de América Latina, con un valor de USD 1.15 billones de PIB en 2017. Bajo esta perspectiva, la industria de gemas importa un rango de USD 100 millones en diamantes pulidos anualmente.

La joyería de México se focaliza principalmente en joyas originales y hermosas, mientras que el 70% de diamantes se emplea a nivel industrial por sus propiedades moleculares como la inserción en cuchillas por su poder de corte, perforaciones para petroleras, minería y esmerilados.

En 2016, Euromonitor pronosticó que las ventas totales de joyería en México crecerían hasta USD 1.76 mil millones, con joyería de fantasía que representa 2/3 del total de ventas; la joyería de fantasía está hecha con materiales de bajo costo o gemas de imitación.

Sin embargo, las ventas de joyería fina son más de 5 veces superiores a las registradas por Euromonitor según las joyerías de México, ya que la mayoría de las transacciones se realizan de forma privada para evitar impuestos y alertas de lavado de dinero.

Pero ¿Cuál es el rol de la joyería y los diamantes en el día a día de los mexicanos?

En México, los diamantes y las piedras preciosas representan distintas pero instancias muy significativas en la vida de las mujeres. El primer momento en el que se entrega una joya es inmediatamente después del nacimiento, cuando la abuela realiza un obsequio de un par de aros de plata u oro para las orejas recién perforadas de la recién nacida.

En los años posteriores, las joyas se vinculan con dos eventos religiosos: el Bautismo y la Primera Comunión. La inauguración del Primer Sacramento de la religión católica generalmente está acompañada por un collar dorado con la impresión de la Virgen María. Por otro lado, para la tradicional primera comunión en México, la niña recibe una pulsera de plata con su nombre grabado.

Quinceañera, una fiesta de rito de pasaje en el cumpleaños número 15 de las jóvenes también otra excusa para regalar más joyas. Para contraer matrimonio, tradicionalmente se usa un anillo de compromiso con diamantes, y posteriormente una pieza elaborada para el nacimiento del primer hijo, entre otras ocasiones especiales.

Sin embargo, parte de la cultura de las joyas en México tiene como rasgo un particular cuidado frente a los eventos de inseguridad social. Según una encuesta anual, el 65% de los mexicanos ha dejado de usar joyas diariamente debido a la alta tasa de criminalidad. En su lugar, hacen copias económicas y guardan las piezas originales para evitar que sean robadas.

Diamante a partir de cenizas: una nueva alternativa posterior a la cremación diferente a las urnas tradicionales

El diamante a partir de cenizas son piedras sintéticas creadas a partir del carbono contenido en las cenizas de una persona fallecida.

En los llamados diamantes de cenizas, parte de las cenizas pueden ser transformadas en un pequeño diamante. Los allegados pueden usar el diamante a partir de cenizas como una joya o guardarlos en un lugar especial. Como regla general, solo se usa una pequeña parte de las cenizas (alrededor de 200 g), por lo que la otra parte se puede enterrar como de costumbre en una urna.

 A la par, los diamantes cultivados en laboratorio representan el 2% de la oferta mundial de diamantes, y los analistas de CITIBANK esperan que esta cifra alcance el 10% para 2030.

La diferencia entre el diamante a partir cenizas y el diamante natural es casi insignificante ya que ambos procesos requieren calor y presión extremos, pero difieren en el contenido mineral y el proceso de formación.

Los diamantes naturales son minerales que se forman bajo tierra en el manto de la Tierra durante un largo período de tiempo, mientras que el diamante a partir de cenizas se cultiva en el laboratorio en un lapso de 6 a 9 meses. El diamante a partir de cenizas utiliza carbono sólo de  cenizas y los diamantes naturales reciben múltiples fuentes de carbono durante períodos de entre 1 a 3 millones de años.

La diferencia con el diamante a partir de cenizas y los diamantes naturales no puede ser revelada a simple vista ya que son química y visiblemente similares. Existen diferencias en el proceso de formación, densidad química y los átomos de carbono.

Los famosos diamantes de cenizas de la compañía LONITE utilizan la tecnología HPHT que presiona y transforma el carbón purificado en diamantes genuinos. LONITE tiene una sucursal norteamericana en Búfalo, Nueva York, y opera también en México. El precio de su diamante conmemorativo comienza en 28,000 pesos mexicanos.

En México y otros países de Europa y América, la mayoría de las personas abrazan al diamante a partir de cenizas porque es una forma única de despedir a un ser querido que se ha ido, al tiempo que se asegura de que su legado viva en las generaciones venideras.

Eligiendo un diamante a partir de cenizas: qué considerar antes de hacer una compra


Al momento de escoger una compañía en México para encargar un diamante a partir de cenizas, se deben tener en cuenta cuatro factores:

Color del diamante a partir de cenizas: en primer lugar, el color de un diamante conmemorativo puede ser naturalmente ámbar a causa del nitrógeno presente en las cenizas o azul, a causa del boro. Los diamantes puramente incoloros se generan separando el nitrógeno y el boro antes de crear el diamante.

Quilates, corte y tamaño del diamante a partir de cenizas: los diamantes se miden en quilates (ct). Los tamaños del diamante a partir de cenizas varían de 0.25ct a 1.00ct, pero también se puede crear un pedido personalizado para un diamante más pequeño o más grande. También puedes mantener el diamante sin pulir o pulirlo con un corte preferido, como Princesa, Radiante, Asscher, Esmeralda, Corazón o Brillante.

Engarzado del diamante a partir de cenizas: los diamantes conmemorativos pueden incrustarse en cualquier tipo de pieza de joyería, pendientes, anillos o aros que pueden ser confeccionados en materiales a elección como oro, platino o plata. Este procedimiento puede ser realizado por un establecimiento independiente o por la misma empresa encargada de realizar el diamante.

Clasificación y certificación de autenticidad del diamante a partir de cenizas: por último, la clasificación y certificación es otro de los factores que afecta el precio final del diamante a partir de cenizas. Los proveedores entregan el diamante con una certificación de origen y un informe de análisis del proceso que documenta y demuestra científicamente que el diamante se originó con las cenizas de un ser querido fallecido.

Los registros de producción, los datos de laboratorio, el análisis químico y los factores físicos se pueden volver a verificar y validar por cualquier instituto de certificación y control de calidad independiente como el Instituto de Gemología de América (GIA) o el Instituto Internacional de Gemología (IGI).

Por qué elegir un diamante a partir de cenizas

En México, la cremación se está convirtiendo en una práctica habitual como consecuencia del hacinamiento en cementerios y las leyes de exhumación.

En cambio, si tú eliges diamantes a partir de cenizas, los allegados recibirán un recuerdo individual con un alto valor personal. También pueden llevar el diamante a partir de cenizas en cualquier lugar y así sentirse cerca de la persona fallecida.

La muerte tiene un profundo significado cultural en México, dadas las raíces nativas que sentaron las bases de festividades como el Día de los Muertos y por esta razón, el diamante conmemorativo se incorpora en las costumbres. Con un diamante a partir de cenizas, puede mantenerse conectado con su ser querido durante todo el año.

Los diamantes tienen un fuerte poder representativo de valor, exclusividad y brillo, atributos por los que los seres queridos generalmente son recordados.

Por otro lado, el precio diamante conmemorativo es accesible comparado con el de un entierro tradicional en México. 

Procedimiento para producir un diamante a partir de cenizas

Una empresa especializada primero somete las cenizas del difunto a un análisis físico-químico. Para la producción del diamante a partir de cenizas, solo se usa el carbono, que se libera de las cenizas a través de un procedimiento específico.

El carbono extraído del cabello o las cenizas del ser querido fallecido se convierte en grafito en escamas en forma de cilindro que lo prepara para los pasos técnicos que requieren medición de presión y temperatura. Este proceso lleva de 6 a 9 meses, dependiendo del tamaño y el color del diamante que se va a crear.  

Posteriormente, el carbono se expone a alta presión y altas temperaturas a través de la tecnología HPHT generada artificialmente en el laboratorio. Ambas simulan las condiciones bajo las cuales surge naturalmente un diamante en bruto.

El fabricante ahora inicia el crecimiento del diamante agregando un cristal de diamante. Esto no tiene contacto con el grafito y puede eliminarse más tarde.

Finalmente, el diamante en bruto se corta y pule, pudiendo ser incorporado en una joya o recipiente especial. De esta forma, se parte de las cenizas a un elemento de dureza y belleza increíbles.

Un diamante a partir de cenizas permite llevar el recuerdo de una persona preciosa todo el tiempo. En un mundo con una gran demanda de diamantes, los diamantes sintéticos son un excelente mercado que abre sus puertas a una opción ecológica, conveniente y respetuosa para el tratamiento de los seres queridos fallecidos. Particularmente en México, esta alternativa merece una atención especial por encima de los cementerios sobrepoblados y los costos de funerarias exorbitantes.