La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Lunes, 06 Noviembre 2017

Falso, que los ex gobernadores contenderán por el partido de AMLO: Cayetano

 “Pretenden atribuirnos postulaciones de lo más oscuro del PRI, del PRD y de MC”, se deslinda

“No vamos a postular a nadie que haya cometido actos contra el pueblo”, ataja el líder de abogados


El consejero nacional del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Rubén Cayetano García expresó no hay ninguna plática para incluir en candidatura alguna a los ex gobernadores Ángel Aguirre Rivero, ni Zeferino Torreblanca Galindo. Ambos, afirmó en entrevista, representan proyectos políticos muy distintos a lo que es Morena, y los dos están dentro de la categoría de gobernantes que han cometido actos contra el pueblo, y por tanto no podrían ser candidatos a nada. 

Cayetano García señaló que en las redes sociales se ha difundido mucho la versión de que Aguirre Rivero regresa a la política y que lo haría por Morena, lo cual, dijo, es totalmente falso. Agregó que lo mismo sucede con las versiones que ubican a Torreblanca Galindo como aspirante a alguna representación. 

Cayetano García escribió en el muro de su cuenta de Facebook un mensaje en el que denuncia que hay una guerra sucia contra Morena con la cual “ahora pretenden atribuirnos postulaciones de lo más oscuro del PRI, del PRD y de Movimiento Ciudadano”. 

Cuestionado al respecto, expresó que el comentario obedece a un texto de opinión en las redes sociales, que ha sido muy compartido, con el cual “intentan vincular a Morena con el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero”; sin embargo, dijo, “no tenemos ninguna afinidad ni coincidencia de ninguna índole, ni ideológica ni práctica de la política, somos distintos y por eso negamos categóricamente que se nos intente relacionar con ese personaje”. “Morena –aseguró– no comparte con el ex gobernador absolutamente nada”. 

Publicado en Política
Martes, 07 Noviembre 2017 00:05

Violencia inagotable

Mientras el gobierno se toma con calma la creación del Pacto por la Seguridad, la violencia sigue golpeando a la población; por citar un ejemplo, este domingo en la periferia de Chilapa fueron halladas ocho bolsas negras de plástico que contenían los miembros de siete cuerpos.

Fue el hecho de mayor impacto mediático, mas no fue el único suceso sangriento, pues hubo sendos ejecutados en Acapulco, Atoyac y La Unión.

Ante la ola sangrienta, el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, alzó de nueva cuenta la voz, ahora para exigir al gobierno, e incluso al crimen organizado, detener los asesinatos en Chilapa.

El prelado demandó a las fuerzas de seguridad custodiar las escuelas para que se reanuden las clases, suspendidas desde hace varias semanas, e insistió en pedir al crimen organizado una tregua, al mismo tiempo que diálogo.

En Chilapa y municipios circunvecinos, desde hace casi cuatro años, dos grupos delictivos se disputan el control de la región, y han dejado un saldo de más de 400 asesinatos y más de 140 desapariciones, según el colectivo de familiares de desaparecidos Siempre Vivos.

Este año, de acuerdo con reportes oficiales, han sido asesinadas unas 200 personas, además de que pueblos enteros se encuentran desocupados debido a que sus habitantes han huido por la violencia, misma que ha semiparalizado la región llamada Montaña baja, integrada por cinco municipios: Chilapa, Zitlala, Atlixtac, Ahuacuotzingo y José Joaquín de Herrera.

En esta zona el transporte es intermitente; el servicio depende de la actividad delictiva, y las escuelas están cerradas por la misma causa.

El 26 de octubre el gobierno estatal aseguró que el Pacto por la Seguridad empezaría la siguiente semana –es decir entre el 29 de octubre y el 4 de noviembre–,  a partir de 10 acciones, y concluirá en diciembre, y en él se espera que participen legisladores, alcaldes, organismos empresariales y sociales, iglesias y partidos políticos.

No obstante, la semana concluyó ya y no se ha sabido que haya comenzado a trabajarse sobre el referido pacto, cuyos alcances no se han definido. Entre tanto, la violencia no deja pasar un solo día sin cobrar víctimas. n

Publicado en Editorial

Se manifiestan familiares, normalistas y organizaciones en el penal de Chilpancingo


Chilapa, 6 de noviembre. Familiares e integrantes de organizaciones sociales exigieron al gobernador Héctor Astudillo Flores la liberación del promotor de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitaria (Crac) Gonzalo Molina González, detenido hace cuatro años.

Este lunes, fuera del penal de Chilpancingo, familiares de Gonzalo Molina, junto con organizaciones sociales y estudiantes de Ayotzinapa exigieron su liberación.

También pidieron la excarcelación del promotor de la Crac en Ayutla, Arturo Campos Herrera, preso por acusaciones similares a las de Gonzalo Molina.

En un mitin en las rejas del penal, pidieron a Astudillo Flores y al fiscal del estado, Xavier Olea Peláez, que los liberen porque, dijeron, no hay razón para que estén detenidos.

Los manifestantes denunciaron que en la cárcel a Gonzalo Molina le han violado sus derechos humanos al no darle la atención médica adecuada.

Gonzalo Molina fue acusado por la diputada local del PRD Erika Alcaraz, quien era regidora, y el entonces secretario del ayuntamiento de Tixtla, Edilberto Vega Cantor.

Sin embargo, hace unos días la legisladora desistió de la acusación.

Los delitos por los cuales fue acusado Gonzalo Molina son terrorismo, portación de arma de uso exclusivo del Ejército, privación ilegal de la libertad y lesiones.

Gonzalo Molina tiene otro proceso en el juzgado de Tlapa por el delito de secuestro agravado.

Las acusaciones contra Gonzalo Molina tienen su origen el 26 de agosto de 2013, cuando al frente de un grupo de policías comunitarios tomó por la fuerza el palacio municipal de Tixtla.

La protesta fue para exigir la liberación de la comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García, quien el año pasado recuperó su libertad y se encuentra en Estados Unidos.

Publicado en Política

Recuerdan que con el temblor de 1985 un tsunami llegó al centro de Zihuatanejo


Zihuatanejo, 6 de noviembre. Nativos del municipio de Azueta, recordaron que el mar se salió en el año de 1955, y 1985, como testimonio en el Día Mundial de la Concienciación de Tsunami.

La maestra Nasheli Arellano Barrera, del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), expuso en el seminario internacional La preparación ante sismos y tsunamis es mi responsabilidad, testimonios de nativos de Zihuatanejo que han vivido fenómenos similares.

En su ponencia, subrayó que es importante recuperar la identidad oral de los abuelos, y recurrir a la memoria histórica en caso de desastres.

Uno de los testimonios a través de un video expuesto por Arellano Barrera, fue el del nativo Camilo Valle Blanco, de 82 años, quien dijo ser oriundo del puerto, aseguró que el terremoto más fuerte fue en 1955 pues se salió el mar hasta más allá de la laguna de Las Salinas.

Valle Blanco señaló que hasta la fecha sólo ha habido vientos fuertes; sin embargo, en caso de que pegase un ciclón, afectará al puerto, ya que no hay equipamiento disponible para salvaguardarse.

Además de esa marejada en que el mar se salió, la nativa María recordó que en 1985 también se salió el mar, recorriendo el centro de Zihuatanejo.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Febrero 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28