La Jornada Guerrero - Sábado, 16 Septiembre 2017

Más de mil 500 viviendas dañadas en ambas costas del estado, reporta PC

Atoyac y Petatlán, los municipios más perjudicados en carreteras e inundaciones en Costa Grande

Conforme mejora el clima, resurgen los daños que causó el huracán Max en Guerrero


 Casi 120 viviendas afectadas y 115 árboles caídos en diferentes puntos de Acapulco han dejado las lluvias que se han registrado en el municipio.

Mientras que las precipitaciones registradas la noche del viernes y madrugada del sábado dejaron como saldo un deslave en la zona poniente, encharcamientos y arrastres de lodo y basura.

Luego de hacer un recorrido por la carretera Mozimba-Pie de la Cuesta, donde se registró el deslave, el alcalde Evodio Velázquez Aguirre hizo un llamado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a darle mantenimiento a esa vía federal, la cual “ha generado muchísimos problemas desde hace un buen rato” por un problema geológico.

“Aquí se hizo la obra de la ampliación Mozimba-Pie de la Cuesta, pero no se calcularon los problemas que iba a generar el dejar las cosas tal como están en este momento. Entonces creo que es un tema para poder decirle a la SCT que liberen los recursos de mantenimiento, de conservación de esta zona, porque para nosotros es muy complicado que esta zona, que es federal, la podamos atender”.

Publicado en Sociedad y Justicia
Domingo, 17 Septiembre 2017 00:05

Esperar sentados

Pobre nuestro estado de Guerrero. Aún no sale de una desgracia y llega otra. Hablando sólo del mes de septiembre, desde el día primero, marchas y bloqueos de profesores y padres de familia por falta de maestros en todas las regiones del estado; ríos desbordados sobre viviendas en comunidades con cientos de damnificados; tormentas torrenciales, temblores; fenómeno del mar de fondo en la costa guerrerense; deslaves carreteros, caída de puentes, árboles caídos, más lo que se acumule en la semana.

Algunas de estas calamidades se pudieron prevenir; otras, no se hubieran presentado si se hubieran hecho los trabajos como debieron ser, pero… hay tanto en juego que, políticos y empresarios, hacen obras al “ahí se va” y, después, vienen las consecuencias.

Hay que recordar que nuestros paisanos damnificados de Ingrid y Manuel, de 2013, recién el viernes 15 acaban de cumplir cuatro años esperando la reparación o reposición de sus viviendas en todas las regiones del estado. En algunas zonas, ya les entregaron sus nuevas casas, pero tan mal hechas que temen que con cualquier temblor se caigan, además de que cada vez que llueve, se les filtra el agua por el techo y paredes. Eso, sin contar, que algunas les faltan los servicios básicos, que sus habitantes han estado reclamando desde que las pasaron a ocupar.

Publicado en Artículo

No hemos permitido que los hechos violentos avancen, sostiene Daniel Meza


El alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, reiteró que ante la situación de inseguridad que prevalece en el municipio, cada orden de gobierno debe seguir trabajando en lo que le compete en materia de seguridad.

En declaraciones luego del desfile cívico militar en conmemoración del 2007 aniversario de la Independencia de México, el edil lamentó que se sigan dando hechos violentos en plena zona turística del puerto.

El presidente municipal sostuvo que las autoridades tienen que seguir con los esfuerzos para mermar la situación de violencia e inseguridad del municipio.

“Por supuesto que lo que tenemos que hacer es seguir redoblando esfuerzos, hacer que todo este esfuerzo institucional y conjunto que estamos haciendo las fuerzas armadas, las fuerzas policiacas, los ciudadanos organizados, tengamos hoy que seguir dando la batalla para poder mermar las causas que generan la violencia y sobre todo generar seguridad y paz social a la gente”, dijo.

Al preguntarle cómo se podría garantizar la seguridad de los ciudadanos, reiteró que trabajando diariamente cada gobierno en lo que le compete.

Publicado en Política

PC municipal reporta alrededor de 250 familias afectadas


Como un “viento de miedo” se vivió en el oriente de Acapulco, en los límites con Costa Chica el paso del huracán Max.

Describen así algunos pobladores de Barra Vieja, las rachas que aire que azotaron parte del puerto de Acapulco y la región de la Costa Chica, la mañana del pasado jueves.

“Nunca habíamos sentido una cosa así”, describieron madres solteras que viven a un costado de la carretera de Barra Vieja, el momento en que el huracán Max comenzaba a impactar las costas de Guerrero, y que voló el techo de su vivienda, dejando inservibles la mayoría de sus pertenencias.

Osvalda Olea Guzmán subrayó que “gracias a Dios que sólo perdimos pura cosa material, por lo menos estamos contando la historia”.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Mayo 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31