La Jornada Guerrero - Martes, 19 Septiembre 2017

Reporta una persona fallecida en Iguala, y viviendas afectadas en varios municipios

Ordena suspender clases mientras revisan inmuebles escolares; también la UAGro cierra planteles

Suspende Héctor Astudillo su gira a Petatlán para visitar a los damnificados del huracán Max


El gobernador Héctor Astudillo Flores suspendió la gira a Petatlán que tenía programada para visitar a los damnificados del huracán Max, para concentrarse en los daños que dejó este mediodía el sismo de 7.1 grados y se desplazó a Huitzuco y Tepecoacuilco, donde se registró el mayor número de viviendas dañadas.

En Iguala, una joven de 19 murió al caer en su vivienda un derrumbe de tierra, y es la única víctima mortal del fallecimiento, según reportó el mandatario.

Por la tarde, Astudillo Flores señaló que valoraba la posibilidad de también visitar Taxco y Copalillo, dependiendo de las posibilidades que hubiera para hacer el desplazamiento.

Ante la posibilidad de una réplica del sismo, el gobierno estatal decretó la suspensión de labores en las escuelas del estado, para hacer una revisión de las instalaciones; y lo mismo dio a conocer la Universidad Autónoma de Guerrero para sus planteles en la entidad.

El gobernador informó que en Chilpancingo, Iguala, Taxco y Acapulco, donde el sismo se sintió muy fuerte, está “todo normal”, sin personas lesionadas o fallecidas, salvo el caso de la jovencita en Iguala, tampoco hubo problemas en la Costa Grande o Costa Chica, aunque señaló que en varias partes hay reporte de daños en iglesias, como en la de Santa Prisca en Taxco, que tuvo que cerrar, y otras en Atenango, Tepecoacuilco, Huitzuco y Copalillo.

Astudillo Flores refirió que en esta zona hubo algunos daños en casas que son muy antiguas, algunas son de adobe y teja y datan desde los tiempos de la Revolución, y señaló que, en conjunto, entre todos los municipios de la zona Norte, cercanos al sitio del epicentro, serían alrededor de 200 casas; y también hubo algunos derrumbes en carreteras, entre ellas la autopista del Sol.

Publicado en Sociedad y Justicia
Miércoles, 20 Septiembre 2017 00:52

¡Ni una más!

El homicidio de Mara Castilla volvió a movilizar a la sociedad mexicana para exigir justicia para todas las mujeres que sufren violencia. ¡Ni una más!

El caso de la joven de 19 años que, se presume, fue asesinada por el conductor de un taxi privado que abordó, ha provocado marchas contra la violencia de género y la impunidad en casos similares.

Miles de ciudadanos se manifestaron el domingo pasado para repudiar el asesinato de la joven estudiante, ocurrido en la ciudad de Puebla. Las protestas se desarrollaron en los estados de Veracruz, Puebla, Chihuahua, Coahuila, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Ciudad de México con la exigencia central de que se decrete la alerta de género a escala nacional.

En Xalapa, Veracruz, de donde era originaria Mara Fernanda, su familia encabezó la marcha dos horas después de que la joven fue sepultada. Ahí, Karen Castilla, hermana de Mara, afirmó que el asesinato fue un feminicidio.

Gabriela Miranda, madre de Mara, pidió a las autoridades de todo el país detener los crímenes de este tipo. Y confió en que con el caso de Mara se pueda dar un gran paso para que esta situación termine.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, se limitó a emitir un comunicado en el que lamentó el feminicidio de Mara Castilla y se sumó a la exigencia de justicia.

En la ciudad de Puebla, donde fue asesinada Mara, también se hizo una marcha. En un posicionamiento, los colectivos participantes informaron que 83 mujeres han sido asesinadas en esa ciudad este año.

Las protestas se repitieron en León, Guanajuato; Oaxaca, Oaxaca; San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y en Mérida, Yucatán; los cientos de participantes vistieron de blanco, y su demanda central fue justicia por el homicidio de Mara Fernanda Castilla, así como un alto a las agresiones contra mujeres.

La fiscalía de Puebla responsabilizó del asesinato a Ricardo Alexis, operador del servicio de transporte Cabify, que utilizó la joven para trasladarse a su casa la madrugada del 8 de septiembre.

La empresa Cabify supo que Mara estaba desaparecida, pero no avisó a ninguna autoridad. La fiscalía de Puebla no interrogó a quien resultó presunto responsable del feminicidio, hasta que éste se presentó voluntariamente ante la autoridad, a pesar de que ya había pruebas de que él había sido el último en verla.

Sólo Karen investigó la desaparición de su hermana Mara en las primeras horas. Incluso habló por teléfono con el presunto responsable del homicidio.

Peor aun, la empresa Uber presumió que al presunto responsable del asesinato de Mara ya lo había despedido por conducta inapropiada y por incumplir los protocolos de seguridad con usuarios y empresa, pero no le avisó en su momento a ninguna autoridad, ni explicó qué había hecho su trabajador para ameritar el despido.

Ricardo Alexis fue vinculado a proceso por el secuestro de Mara; el martes pasado fue trasladado al penal de Tepexi de Rodríguez, en Puebla, donde permanecerá en prisión preventiva los próximos cuatro meses mientras se lleva a cabo la investigación complementaria.

Estas son las conclusiones de lo sucedido en las primeras horas de la desaparición de Mara Fernanda Castilla, de acuerdo con las versiones proporcionadas por su familia y por la propia fiscalía.

Al condenar el feminicidio de Mara Fernanda Castilla Miranda, la oficina en México de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos consideraron que en Puebla es alarmante la situación de violencia contra las mujeres y debe atenderse de manera urgente, porque al menos hay 824 mujeres desaparecidas.

Las oficinas de la ONU en México exhortaron a las autoridades a garantizar una investigación efectiva bajo los estándares de la debida diligencia y con perspectiva de género la desaparición y el feminicidio de Mara Fernanda Castilla, garantizando el agotamiento de todas las posibilidades respecto de la autoría y motivos del crimen, y evitando en todo momento la estigmatización de la víctima.

Además, el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, se manifestó por fortalecer el mecanismo de alerta de violencia de género contra las mujeres, que debe estar acompañado por la erradicación de la impunidad. Reconoció que falta en algunos gobiernos locales la voluntad para erradicar la violencia contra las mujeres. n

Publicado en Artículo
Miércoles, 20 Septiembre 2017 00:51

Reconstrucción inconclusa

Sin proponérselo, el delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), José Manuel Armenta Tello, evidenció al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien a principios de marzo pasado, con la inauguración del puente Barra Vieja-Las Lomas, dio por terminado el programa de reconstrucción de Guerrero, derivado de los daños causados por la tormenta tropical Manuel.

Este lunes,  ubicándose en el terreno de la realidad, Armenta Tello, quien ha dado la cara a los reclamos de damnificados por viviendas irregulares que entregaron sus antecesores,  dio a conocer que los trabajos de reconstrucción tienen un avance de 84 por ciento, lo que, en otras palabras, significa que las afectaciones no se han corregido según lo programado.

Los trabajos, abundó el funcionario, están detenidos por el paro que mantienen desde agosto trabajadores del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), a quienes el gobierno federal adeuda sus salarios.

A cuatro años del paso del meteoro, caminar por las comunidades de La Montaña y de la Sierra implica hacer un inventario de daños. Al andar se puede ir viendo cómo los centros de salud que la bravura de un río se llevó no han sido repuestos; o cómo las escuelas que enterró algún deslave continúan sepultadas. Sin embargo, el Plan Nuevo Guerrero ya oficialmente fue dado por terminado.

Pero no sólo las declaraciones del delegado de Sedatu dejan al descubierto lo inconcluso de programa, sino también habitantes de diversas regiones, sobre todo de La Montaña, se han quejado de que no les cumplieron lo comprometido.

El diputado federal Ricardo Barrientos Ríos ha sido otra voz crítica respecto a lo inconcluso de los trabajos; no obstante, el gobierno federal oficialmente dio ya todo por terminado.

Si bien en la práctica no ha llegado a su fin la reconstrucción, surgen nuevos damnificados, ahora por el huracán Max, en San Marcos, Cruz Grande y municipios colindantes, con lo que los gobiernos locales gestionan ya los apoyos correspondientes, en tanto los afectados abrigan la esperanza de que no se repita la experiencia que se vive aún a raíz de Manuel: el agotamiento de las partidas presupuestales y la entrega de apoyos a medias. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Julio 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31