La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Jueves, 15 Noviembre 2018
Viernes, 16 Noviembre 2018 00:05

Seguridad: mucho verbo, cero resultados

Oportunas resultan las observaciones del gobernador Héctor Astudillo Flores respecto al plan de seguridad anunciado para el próximo sexenio; seguramente los que hoy son comentarios mediáticos en su momento los hará llegar de manera formal a quien corresponda en espera de que sean tomados en cuenta.

Nada sería más conveniente y justo, pues se trata de la máxima autoridad de la entidad, quien conoce y vive la problemática, y es quien tiene que dar la cara y responder ante los reclamos de sus representados.

Astudillo Flores afirmó que el plan de seguridad dado a conocer por el próximo gobierno federal no puede ser igual para todos los estados; Guerrero, reforzó, requeriría de una serie de factores que le den marco a este plan.

Remarcó que es un estado que produce mariguana, amapola, que tiene conflictos en las partes altas del territorio estatal, y 500 kilómetros de mar donde frecuentemente se intenta desembarcar droga, hay proclividad a la protesta.

Hizo ver asimismo que los alcaldes “tienen mucho que ver” en los conflictos de seguridad con las policías comunitarias en la sierra. Vale.

Interesante e importante es, sin duda, cada planteamiento; eso en cuanto a la participación del gobierno federal, pero no es a la Federación a quien toca cargar con todo el paquete; el gobierno estatal y los municipales llevan, desde luego, parte de la responsabilidad, aunque los tres niveles han resultado hasta ahora un fiasco en el combate a la delincuencia.

El gobierno federal, cierto es, debe emprender a fondo la tarea, pero la administración estatal deberá autoanalizarse, autoevaluarse e identificar fallas, así como puntos débiles y fuertes, para corregir y reforzar el trabajo, en tanto los ayuntamientos deberán abandonar ya su posición de omisos y comodinos que han sostenido, dejando a estado y Federación todo el trabajo.

Publicado en Editorial

Le concede el Congreso la distinción por unanimidad al que fuera diputado local

Desde 1970 participó en la lucha social; impulsó amnistía general para presos políticos, dice el dictamen


Chilpancingo, 15 de noviembre. El Pleno del Congreso aprobó por unanimidad otorgar en Sesión Solemne la presea Eduardo Neri al luchador social Eloy Cisneros Guillén.

Los diputados locales aprobaron este jueves otorgar dicho reconocimiento al ex presidente del PRD y activista Eloy Cisneros Guillén.

El reconocimiento será entregado al luchador social, el 28 de noviembre de este año.

La Comisión Especial informó que se recepcionaron las propuestas de la ex diputada local Julieta Fernández Márquez, así como la del luchador social Eloy Cisneros Guillén, presentada por el Frente Progresista Guerrerense.

Indicaron que tras valorar los méritos que distinguen a cada uno de ellos, los diputados integrantes de la Comisión Especial acordaron otorgarla a Eloy Cisneros, quien fue diputado local en la 54 Legislatura.

“El profesor Eloy Cisneros Guillén es guerrerense por nacimiento, originario de Ometepec, Guerrero, cuenta con 74 años de edad. Su primera participación dentro de la lucha social en el año de 1970; como diputado local fue impulsor de una amnistía general para presos políticos por cuestiones de lucha social; denunció en tribuna y exigió castigo por el crimen cometido en contra de los campesinos asesinados en el vado de la comunidad de Aguas Blancas el 28 de junio de 1995; exigió la presentación con vida de los desaparecidos de la guerra sucia en Guerrero”, detalla el dictamen.

En otro punto de la sesión y a propuesta de la diputada de Morena, Erika Valencia Cardona, se exhortó a los 81 municipios del estado para que instalen los Sistemas Municipales para la Igualdad Entre Mujeres y Hombres; los Sistemas Municipales para prevenir, atender, sancionar y erradicar la Violencia Contra las Mujeres; diseñen su presupuesto de Egresos con enfoque de género con asignación de recursos, para el cumplimiento de la Política de Igualdad entre Mujeres y Hombres y de prevención, atención y erradicación de la Violencia en contra de la Mujer y creen y fortalezcan la Unidad Municipal Especializada de Atención y Prevención de la Violencia Contra las Mujeres con Servicios Jurídicos, Psicológicos y de Trabajo Social.

Publicado en Política

“No podemos permitir un pueblo pobre con funcionarios ricos”, argumenta Sandoval

Remuneración de servidores públicos, pensión a adultos mayores y revocación de mandato, entre ellas


Chilpancingo, 15 de noviembre. El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del estado, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, presentó un paquete de cinco iniciativas, entre ellas, la que regula la remuneración de los servidores públicos.

A unos días de que deje el cargo de presidente del Congreso de Guerrero, el diputado de Morena, Pablo Sandoval Ballesteros presentó la iniciativa de Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero.

Sandoval Ballesteros argumentó que “no podemos seguir permitiendo que exista un pueblo pobre con servidores públicos ricos, la realidad socioeconómica que atraviesa la gran mayoría de la población guerrerense requiere de medidas contundentes y, una de ellas, es precisamente acabar con el dispendio del dinero público”.

Destacó que en aras de continuar con la cuarta transformación se requiere regular las remuneraciones de los servidores públicos.

La iniciativa propuesta por el morenista, destaca que ningún servidor público recibirá una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos del estado; los servidores públicos no pueden tener una remuneración igual o mayor que su superior jerárquico, a menos que desempeñe varios puestos, siempre que el servidor público cuente con el dictamen de compatibilidad correspondiente con antelación al desempeño del segundo o subsecuentes puestos, ya sean federales, estatales o municipales; el contrato colectivo o las condiciones generales de trabajo; sea un trabajo técnico calificado; sea un trabajo de alta especialización.

Publicado en Política
Viernes, 16 Noviembre 2018 00:05

Las luchas de los copreros guerrerenses

En 1951 se forma la Unión Regional de Productores de Copra teniendo la representación de productores de la copra, propietarios y ejidatarios y quge se proponen luchar políticamente en contra de los elevados impuestos y las arbitrariedades de los funcionarios públicos locales, diferenciándose de los organismos campesinos, corporativos, como la Confederación Nacional Campesina (CNC), integrada por ejidatarios y la Confederación Nacional de la Pequeña Propiedad, que se encontraban mediatizadas controlados y neutralizados por el estado.

Los peones agrícolas en ese tiempo no se encontraban organizados ni tampoco tenían una conciencia de clase, los trabajadores agrícolas no tenían las prestaciones de los trabajadores urbanos, como son, las jornadas laborales de ocho horas, la vivienda, los días de descanso, las vacaciones, seguro social o salario mínimo.

El trabajo agrícola para mediados del siglo pasado, se proveía de materia prima exportable que durante la Segunda Guerra Mundial, la guerra de Corea y la de Vietnam alcanzaron altas cotizaciones y captaron el mercado mundial de 1950 y el periodo llamado de la postguerra o también el inicio de la Guerra Fría y se observó un descenso en el precio del cocotero, además de la intervención oficial de los grandes industriales, de las empresas transnacionales de jabones y aceites que controlaron el precio de la copra y el estado mexicano impuso altos impuestos.

La Organización de la Unión Regional de Productores de Copra se proponía enfrentar los reducidos precios de las materias primas que coadyuvan al empobrecimiento de la clase trabajadora.

Don Florencio Encarnación Ursúa menciona que la Unión Regional de Productores de Copra tuvo como enemigos a las corporaciones multinacionales productoras de aceite y jabón, el modelo de desarrollo nacional encabezado por los acaparadores que se valían de productores y ejidatarios para comprar cosechas al tiempo, mediante acaparadores que tenían estas cosechas comprometidas con grandes comercializadoras que las vendían a las empresas trasnacionales auxiliadas por el estado mexicano.

Publicado en Artículo

Archivo

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31