La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Martes, 11 Diciembre 2018

No vamos a la cabecera municipal con armas, no venimos a agredir a nadie, aseveran

Nos están amenazando por medio de las redes sociales, denuncia la Policía Ciudadana Comunitaria


Petatlán, 11 de diciembre. Integrantes de la Policía Ciudadana Comunitaria de la Costa Grande y Sierra, adherida a la Upoeg, señalaron que han puesto desde ayer retenes de control sobre las entradas de ese municipio, pero también, que han recibido amenazas del grupo delictivo de la Guardia Guerrerense.

Esta mañana, unos 300 comunitarios, dispersos desde las instalaciones de la dirección de Seguridad Pública de esa cabecera, hasta el tope del Cobach, y las entradas, se paraban al lado de la carretera dando el paso a los automovilistas.

Las mujeres comunitarias, leían las noticias de la red social Facebook viendo opiniones contrarias a su movimiento social. “Gente de Petatlán, es hora de que saquemos a esos comunitarios, no pueden estar aquí, andan armados, hay que echarlos fuera”, leían.

Entrevistado al respecto, un comunitario expresó que están siendo amenazados  a través de las redes sociales, el WhatsApp, vía celular y por los aparatos de radio de la comandancia de policía municipal.

Comentó que en el transcurso de la madrugada, acudió a verlos el alcalde de Petatlán, Esteban Cárdenas, quien les manifestó estar en la mejor disposición. Nuevamente, las mujeres comunitarias mostraron sus pancartas con la exigencia de un alto a la extorsión, asesinatos, desaparecidos, secuestro y abigeato.

Publicado en Sociedad y Justicia

Protestan contra el gobernador Silvano Aureoles que no quiere pagar aguinaldos

Ocasiona el bloqueo congestionamiento vehicular afectando el intercambio laboral y comercial

Dirigente de CNTE advierte que si no les pagan sus prestaciones económicas aumentarán la presión


Pungarabato, 11 de diciembre. Un grupo de aproximadamente 120 profesores michoacanos, desde muy temprano de este martes, bloquearon el puente que comunica a la tenencia michoacana de Riva Palacio y la cabecera de Pungarabato, Ciudad Altamirano, con el objetivo de que el gobernador, Silvano Aureoles Conejo, recule en su intento por no pagar el aguinaldo y quincenas a educadores estatales.

Los integrantes de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), y que se mantuvieron hasta las tres de la tarde, obligaron a conductores, a utilizar el puente Eduardo Bahena, construido en la era del Gustavo Juanchi Quiñones como alcalde de Pungarabato, y que es escasamente utilizado, pero en esta ocasión, al tener las calles muy estrechas, se ocasionó congestión vehicular por varias cuadras.

De acuerdo a la Policía Federal (PF), el intercambio laboral y comercial se afectó en un 40 por ciento aproximado de personas que tuvieron que utilizar como opción inmediata, bicicletas, triciclos y hasta se movieron a pie de una población a otra, y en el tema de los vehículos, dejó de fluir un volumen de 30 unidades por hora, es decir, 210 automotores quedaron varados en el lapso mencionado.

El líder sindical Luis Lara Maldonado explicó que fueron profesores de cinco municipios michoacanos los que participaron tan solo para el punto de Riva Palacio: Nucupétaro, Carácuaro, Tiquicheo, Huetamo y San Lucas, y que trajo en consecuencia la detención vehicular, que a juicio del profesor, afectó tanto que obligará a las autoridades estatales de Michoacán a dar cumplimiento del pliego petitorio mostrado.

Lara Maldonado informó que se bloquearon todos los accesos carreteros a Michoacán, “para exigirle al gobierno de Silvano Aureoles Conejo, que pague a los maestros del estado, pues ya avisó que no tiene dinero para pagar las dos quincenas de diciembre, el aguinaldo y algunos bonos que deben darles”.

Publicado en Sociedad y Justicia
Miércoles, 12 Diciembre 2018 00:47

Fin a la represión en CDMX

El pasado miércoles 5 de diciembre, la Ciudad de México estrenó a la primera jefa de Gobierno de su historia y además, también por primera vez, la Presidencia y la administración capitalina son emanadas del mismo partido: Morena. Claudia Sheinbaum rindió protesta en el Congreso local con la visita especial del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Aunque una mujer ya había ocupado dicho puesto, Rosario Robles Berlanga, el 29 de septiembre de 1999, lo hizo en sustitución de Cuauhtémoc Cárdenas. Y Sheinbaum lo logró a través del voto.

En su primer discurso como jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum anunció medidas como la desaparición del cuerpo de granaderos y habló de poner fin a los abusos y la persecución política.

En su mensaje inaugural, que tuvo una duración de poco más de 30 minutos, se refirió a las prioridades de su administración, trazó sus objetivos y enumeró los puntos que integrarán su política de seguridad en la capital.

Recordó que al final del siglo XX llegó al gobierno de la ciudad una nueva historia con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Aun cuando pretendieron apagarlo con el desafuero y el fraude electoral, la ciudad fue testigo de la resistencia pacífica y la lucha nacional por el sufragio efectivo y la democracia, y acuñó el histórico triunfo del movimiento encabezado por el hoy presidente.

Planteó su objetivo de rescatar lo mejor de nuestra historia y analizar sus episodios trágicos, construir y fortalecer una ciudad de derechos, innovadora y con esperanza.

Sheinbaum Pardo anunció que lo primero que hará su gobierno es acabar con los abusos. Advirtió que a partir de ahora se restablece la democracia y la libertad política. Nunca más se ejercerá o permitirá la persecución y la violencia directa o simulada por pensar o actuar de manera distinta a quien gobierna.

Dijo que en los últimos años se vivió el abandono del servicio público y la democracia, se estableció un modelo de desarrollo urbano desigual que privilegió la ganancia inmobiliaria sobre el interés público.

Publicado en Artículo
Miércoles, 12 Diciembre 2018 00:46

¿Quién manda aquí?

Ahora fue Petatlán. Este lunes, integrantes de la Policía Ciudadana Comunitaria de la Costa Grande y de la Sierra, adherida a la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg), tomaron por asalto las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito de Petatlán y desarmaron a 46 policías municipales, con la acusación de tener nexos con la delincuencia organizada.

A mediados de noviembre, similar incursión tuvo la Upoeg en Filo de Caballos; en la segunda decena de septiembre, lo mismo ocurrió en Tlapa.

Antes, sostuvo encarnizados enfrentamientos en Chilpancingo y Tierra Colorada con las autodefensas del Frente Unido para la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (Fusdeg), en los que hubo muertos, heridos y desapariciones.

En junio de 2017 masacró en San Pedro Cacachuatepec a siete personas, incluidos tres niños, uno de ellos de cuatro meses.

Son sólo algunos ejemplos; en todos los casos, la Unión ha movilizado a la autoridad, la ha sentado a negociar y sale triunfante, de tal manera que, cada vez que se lo propone, pone en jaque al gobierno del estado haciendo valer la impunidad de que goza.

Publicado en Editorial

Archivo

« Enero 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31