La Jornada Guerrero - Domingo, 23 Diciembre 2018

Vladimir Blanco y Frida Santiago ganan la primera carrera ciclista de convivencia que abrió la ciclovía


Los atletas Vladimir Blanco García y Frida Santiago Ramírez ganaron la primera carrera ciclista de convivencia, la cual se llevó a cabo sobre la Ciclopista Diamante Bonfil, cuya obra de rehabilitación fue inaugurada la mañana del domingo por el gobernador Héctor Astudillo Flores.

A la actividad asistió el director del Instituto del Deporte de Guerrero, Román Bello Vargas; ambos, también participaron en el recorrido inaugural, así como otros funcionarios.

Astudillo Flores recordó que la vía se encontraba deteriorada, por lo que se invirtieron alrededor 14 millones de pesos en su reparación. Los detalles restantes serán concluidos en los siguientes días, indicó el mandatario estatal.

El gobernador detalló que posteriormente la ciclopista será continuada en el Plan de los Amates, donde se encuentra la estatua de Vicente Guerrero, hasta el hotel Tres Vidas, para tenerla lista en el periodo vacacional de Semana Santa del próximo año.

Subrayó que el objetivo es que en un año, la ciclopista esté construida hasta Barra Vieja, con el objetivo de promover el turismo deportivo y fomentar el ciclismo entre los acapulqueños.

Con motivo de la apertura de la ciclopista Diamante Bonfil, se realizó una carrera de convivencia con 12 kilómetros de distancia, en la que participaron alrededor de 100 ciclistas, desde el foro Mundo Imperial hasta playa la Gloria.

Los mejores obtuvieron premios económicos, de una bolsa de 25 mil pesos.

Publicado en Deportes

Marchan en Cuernavaca con el apoyo de electricistas del SME


Cuernavaca, 23 de diciembre. Padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa convocaron a las organizaciones de Morelos a exigir la presentación con vida de sus hijos y también para que el nuevo gobierno federal reaccione a las demandas del pueblo: que se investigue al Ejército y a la Marina, que según ellos participaron en los hechos del 26 y del 27 de septiembre de 2014.

Luego de estar en la población de Amilcingo, Morelos, el contingente se trasladó a la ciudad de Cuernavaca para marchar con el apoyo del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y otras organizaciones, del movimiento magisterial de bases y normalistas del estado, quienes respaldaron la lucha.

Los padres y las madres llegaron al centro de Cuernavaca, desde donde lanzaron la solicitud de unidad para seguir luchando por dar con el paradero de sus hijos y que se haga justicia.

Informaron que la Comisión de la Verdad y la Justicia tiene que instalarse y empezar a trabajar para conocer lo sucedido con los jóvenes.

Algunos normalistas se manifestaron por que el presidente Andrés Manuel López Obrador dé con el paradero de los estudiantes, porque con eso se “localizará a muchos otros más desaparecidos en México”.

Antes instalaron en la plaza de Armas de Cuernavaca el árbol de la esperanza con las fotografías de los normalistas desaparecidos y al pie dejaron veladoras y macetas con flores de cuetlaxóchitl frente al memorial a las víctimas del estado de Morelos, ubicado en las rejas de Palacio de Gobierno.

Publicado en Sociedad y Justicia
Lunes, 24 Diciembre 2018 00:25

¿Más militares son nueva estrategia?

Tal vez en otros tiempos, el arribo de los 350 militares con miras a prevenir la inseguridad habría causado entusiasmo y hasta optimismo entre la población, pero no después de comprobar una y otra vez que la participación no de cientos, sino de miles y miles de soldados, marinos, gendarmes y policías federales, en esta tarea, no rindió los frutos esperados por los guerrerenses para recuperar la tranquilidad.

En enero de 2016, sirva de ejemplo la mención, a unos meses de haber entrado en funciones el actual gobierno estatal, se puso en marcha la Operación Chilapa con la participación de 3 mil 500 soldados y 250 policías federales y estatales.

En 2016 también, la Federación incluyó a Chilapa en la estrategia para reducir la violencia en los 50 municipios más inseguros del país. Empero, ni las muertes, ni las desapariciones cesaron. El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, confesó en ese tiempo que Chilapa se convirtió en el segundo municipio más violento después de Acapulco.

En noviembre de 2017, el colectivo de familiares de desaparecidos Siempre Vivos dio a conocer que ese año se perpetraron 200 asesinatos, aparte de que pueblos enteros habían sido desplazados por la violencia.

Cuatro operativos se han llevado a cabo en Chilapa sin resultados satisfactorios.

Publicado en Editorial

Archivo

« Febrero 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28