La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 21 Febrero 2018

El tiempo estimado de reparación es de 72 horas, indica director de la paramunicipal

Se ubica a unos 300 metros de la glorieta de Puerto Marqués en el sentido hacia la Base Naval


La mañana de ayer se registró una fuga de agua en la avenida Escénica, a consecuencia de la ruptura de una tubería de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama).

La ruptura de la tubería ocasionó socavones y cuarteaduras en los carriles con sentido a la Base Naval.

La fuga fue originada alrededor de las 10 de la mañana y se presentó unos 300 metros arriba de la glorieta de Puerto Marqués. Un tramo de la avenida Escénica tuvo que ser cerrado a consecuencia de esta.

De acuerdo con el director de la Capama, Jorge Vargas Jijón, la mañana de ayer se presentó una falla de energía eléctrica que provocó la ruptura de una tubería de 24 pulgadas de diámetro, de la línea Puerto Marqués-Tanque Bandera.

Indicó que se descubrió el pavimento para analizar los daños a la tubería y que el personal del taller mecánico trabajaba en la fabricación de una pieza especial para la reparación. Añadió que para concluir en el menor tiempo posible, el personal trabajaría durante el día y la noche.

Enfatizó que el tiempo estimado de la reparación era de 72 horas, y que en ese lapso permanecería suspendido el servicio de agua potable a las zonas donde abastece esa línea como son Pichilingue, Las Brisas, Brisamar, Cumbres de Llano Largo, Base Naval e Icacos.

En tanto, el gobierno municipal informó que para agilizar el tránsito durante la reparación se implementó un operativo vial sobre la avenida Escénica, en el cual se habilitó un carril de contraflujo.

Pidió a los conductores que utilizan esta vía su comprensión, y tomar en cuenta sus tiempos de traslado, así como usar vías alternas.

Publicado en Sociedad y Justicia

La PE “no encontró más que casquillos”; Álvarez Heredia duda de la versión

Ayer en la madrugada hubo un presunto ataque en Buenavista de la Salud contra la Upoeg

No ha habido un acercamiento con el gobierno estatal sobre un posible desarme, dice Bruno Pácido


El dirigente de la Upoeg, Bruno Plácido Valerio, confirmó que en lo que va del año cuatro de los policías de esta organización han muerto en enfrentamientos con delincuentes, y la madrugada de ayer hubo un ataque donde uno resultó herido en la comunidad de Buenavista de la Salud, en el valle de El Ocotito.

No obstante, dijo que hasta el momento no ha habido ninguna plática con el gobierno sobre el tema de un posible desarme.

Plácido Valerio dio una conferencia de prensa para presentar un informe sobre la situación  en torno a las elecciones en Ayutla por usos y costumbres, y de manera tangencial, a pregunta de reporteros, hizo comentarios sobre el enfrentamiento de la madrugada.

Sin entrar en detalles sobre los atacantes, dijo que el ataque “se atribuye a delincuentes que están en la zona”, pero también expresó que “ya nos reunimos el día domingo, ya resolvimos ese conflicto, sin embargo hoy se dio otro enfrentamiento en la madrugada y esperemos que en el transcurso de la semana ya den una respuesta a todo este conflicto que está pasando en toda esta zona de Chilpancingo y en otros municipios que están pasando algunos secuestros y robo de abigeato”.

Rechazó las versiones que circularon en redes sociales de que había habido granadazos en el enfrentamiento.

Más tarde, el vocero de seguridad, Roberto Álvarez Heredia, emitió un comunicado en el que puso en duda la versión de la Upoeg sobre el enfrentamiento, que había empezado a circular a través de las redes sociales.

Publicado en Sociedad y Justicia
Jueves, 22 Febrero 2018 00:05

Sabotaje

Si alguna dependencia del gobierno de Guerrero –además de Seguridad Pública– debe tomarse su obligación más a pecho que las demás y esmerarse en el cumplimiento de sus deberes, esa tendría que ser la Secretaría de Educación, porque el sector educativo ha estado históricamente ligado a la permanente convulsión social de la entidad.

De una escuela –es decir del sector educativo–, la normal de Ayotzinapa, surgieron los dos más famosos jefes de la guerrilla guerrerense: Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos, con la conciencia formada por la educación política –hay quienes la llaman ideologización– y por la agitación que se genera en ese plantel, y que a su vez es alimentada por las condiciones socioeconómicas del estado.

El mayor tropezón del actual gobierno de México en lo que respecta a su imagen ante el mundo es el caso de los 43 desaparecidos. Ellos eran alumnos también de la normal de Ayotzinapa que fueron a Iguala a apoderarse de autobuses para sus movilizaciones, y al parecer tomaron uno equivocado.

También en el sector educativo se inscribe la disidencia del sindicato magisterial, agrupada en la Ceteg y en menor parte en el Suspeg, reconocida por su arrojo, su irreductibilidad, su decisión y su combatividad.

Pero, como si no bastaran todos esos elementos generadores de movilización social, el sector educativo –o más específicamente la Secretaría de Educación– sigue dando motivos de inconformidad.

La dependencia que desde que comenzó la actual administración estatal está encabezada por José Luis González de la Vega Otero –conocedor de los vericuetos de la agitación magisterial y estudiantil, pues ya condujo la misma dependencia durante el gobierno de Zeferino Torreblanca–, ha cometido una y otra vez la misma falla, lo cual lleva a pensar que lo hace de manera deliberada: no atina a asignar profesores que suplan a tiempo a los que se van jubilando, a los que mueren, a los que renuncian.

Publicado en Editorial

Los acusa de negarse a aceptar como deuda pública 48.4 mdp que la ASF dice que desvió

Las obras se hicieron y ahí están; el beneficiado es el ayuntamiento, quien debe pagarlas, afirma


El ex alcalde Alberto López Rosas informó que prepara un juicio político contra los regidores que se negaron a que el municipio asumiera como deuda pública los 48.4 millones de pesos que la Auditoría Superior de la Federación observó como que fueron desviados, porque, aunque se realizaron las obras, no se hicieron en polígonos de pobreza como demanda la normatividad, pues dijo que los ediles actuaron con deshonestidad.

Precisó que fueron en total 70 millones que se aplicaron en 23 obras plenamente identificadas, no es un dinero que se haya desaparecido, pero aclaró que en 2008 no estaba reglamentado su uso y, por tanto, nada le impedía aplicarlo como se aplicó.

En cambio, precisó que la acusación en su contra se hizo como una revancha del gobierno federal por haberse negado a aceptar la culpa en el asesinato de los dos normalistas por parte de la Policía Federal en la autopista del Sol en 2011.

Explicó que el proceso que está llevando en los tribunales para que el Ayuntamiento asuma ese crédito fiscal podría estar resuelto en unos dos meses, y consideró inaceptable en cualquier circunstancia que tenga que ser un particular quien pague por el beneficio de una institución, en este caso el Ayuntamiento, ya que las obras se hicieron y ahí están todavía, por eso es el municipio el que debe pagarlas.

Una vez que se tenga la resolución de la demanda principal, dijo, se interpondrá el juicio político contra los ediles ante el Congreso “por la forma alevosa” en que, “apartándose de la honestidad, pretenden que un particular asuma una responsabilidad de obras que se realizaron y que están al servicio del municipio”.

Publicado en Política

Archivo

« Agosto 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31