La Jornada Guerrero - Domingo, 22 Abril 2018
Lunes, 23 Abril 2018 01:47

Upoeg, una amenaza vigente

La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) emprenderá un proceso de reorganización “con la finalidad de evitar más ataques en los pueblos del Valle de El Ocotito, en el municipio de Chilpancingo”.

En conferencia de prensa, en la base de Buenavista de la Salud, municipio de Chilpancingo, hizo el anuncio y aseguró que la organización ha sido objeto de al menos ocho ataques a cargo del grupo Los Ardillos, con saldo de nueve personas muertas, víctimas colaterales algunas de ellas, y varios heridos.

Si bien hasta antes del 9 de junio de 2017 la Upoeg se movía en un terreno de dudosa legalidad, ese día se encargó de confirmarlo a plenitud al incurrir en un hecho que trascendió no sólo al país, sino al mundo: la matanza de nueve personas, incluidos tres niños, uno de ellos de cuatro meses de edad, en San Pedro Cacahuatepec, municipalidad de Acapulco.

Aunque en principio su líder, Bruno Plácido Valerio, se comprometió a entregar a los responsables del crimen; repentinamente dio un giro y decidió que no lo haría, y la autoridad los cobijó con el manto de la impunidad.

Aun cuando el gobierno estatal la ha declarado públicamente como ilegal, reconociendo que su objetivo está muy apartado de proteger a los habitantes donde se mueve y que en realidad busca otros fines, la Upoeg sigue operando con toda normalidad.

Publicado en Editorial

Archivo

« Junio 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30