La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Lunes, 25 Junio 2018

Insta a los guerrerenses a buscar la unidad: “¿qué ganamos peleando?”, expresa

Solicita al candidato del PT una respuesta; “él puede ayudar a terminar de amarrar el triunfo”

“¡Es un honor estar con Obrador!”, la proclama que se resonó en el Zócalo de Acapulco


El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, llamó expresamente a votar por la candidata en Acapulco de Morena, Adela Román Ocampo, y pidió al candidato del PT, Zeferino Torreblanca Galindo, declinar por ella, y lo emplazó públicamente además, a dar una respuesta.

En la avenida Costera, con una multitud que desparramó hasta el interior del Zócalo, apretujada, López Obrador encabezó aquí su propio cierre regional de campaña y el de la candidata a la alcaldía por la coalición, Adela Román Ocampo, así como de los candidatos a senadores, diputados federales y diputados locales.

Casi al final de su discurso, cuando ya habían hablado los demás candidatos, en el templete el dirigente nacional del PT, Alberto Anaya se acercó a López Obrador, y un grito surgió entre la multitud: “¡Que decline, qué decline, qué decline!”. El candidato presidencial se dirigió al petista: “¿Ya escuchaste, Beto?”, le preguntó. “Que decline Zeferino, que apoye Zeferino, eso es lo que están diciendo ustedes, ¿verdad? Yo nomás lo repito”, dijo López Obrador. “Pedirle eso, de manera respetuosa a Zeferino: desde aquí se lo pedimos. Que nos dé ya una respuesta. Él puede ayudar mucho para terminar de amarrar ya el triunfo de Adela”.

Eso fue todo, la única referencia a Torreblanca Galindo, el candidato que el 20 de mayo dijo que declinaría por Adela Román si López Obrador se lo pedía, porque aseguró que era necesario que la izquierda fuera unida a enfrentar al PRI.

Publicado en Política
Martes, 26 Junio 2018 00:08

Este soy yo

Este soy yo es el documental acerca de Andrés Manuel López Obrador, un escueto resumen de su trayectoria, una semblanza del personaje, del único líder social, político e incluso espiritual que ha habido en México desde hace décadas. Producido por Argos, empresa de Epigmenio Ibarra, lo muestra tal cual es; en cosa de sólo una hora es capaz de destruir cualquier mito, incluidas las calumnias que sean, que se han inoculado, a manera de veneno, por un grupo minoritario de abyectos, sin duda, no muy patriotas que digamos.

Desde su niñez, en el pueblito Tepetitán, en Macuspana, Tabasco, hasta nuestros días, pasando por sus tiempos de estudiante universitario, sus luchas incansables y el indeleble y admirable trabajo que desarrolló, en su juventud, con los mayas chontales de aquel estado se puede ver en el citado video.

Lo increíble es que, incluso ante la andanada de un supuesto documental o serie, nombrada Los populismos en América Latina, en que se pretendió equipararlo con viles dictadores y sátrapas de la región, y que tuvo una inusitada y misteriosa promoción, tanto en los medios de comunicación e Internet, como en anuncios espectaculares y de autobuses urbanos en varias ciudades del país, este documento audiovisual permanezca escondido en la plataforma de videos en Internet YouTube, con sólo poco más de 700 mil reproducciones.

Publicado en Artículo
Martes, 26 Junio 2018 00:06

Tortura, procedimiento inveterado

La Organización de las Naciones Unidas ha hecho hincapié en todo momento en la eliminación de la tortura como método para obtener confesiones.

Ayer, con motivo del Día Internacional en Apoyo a las Víctimas de la Tortura, el representante de la ONU-DH en México, Jan Jarab, rechazó la utilización de la tortura como método de investigación criminal, y condenó su aceptación y tolerancia como medio para extraer confesiones.

Sostiene que si, a causa de la tortura, una persona confiesa haber cometido un delito, no significa haber probado su culpabilidad; sólo significa haber vencido su capacidad para resistir el dolor. Reforzó: “Resultan anacrónicas y reprobables las expresiones públicas que aceptan las confesiones extraídas mediante tortura y con base en ellas dan por hecho la culpabilidad de un delito a quienes la han sufrido”.

El hecho de que la Procuraduría General de la República esté liberando a detenidos por el caso Ayotzinapa al comprobarse que se confesaron culpables por torturas, es un testimonio claro de la ausencia de una investigación científica en el país.

No se diga a nivel estatal; no se sabe de cursos de capacitación en materia de investigación en los que participen policías ministeriales, que son los encargados de las investigaciones. Eso, por un lado; por otro, lo que sí se sabe son las condiciones de carencia en que mantienen a las diversas dependencias que componen a la Fiscalía General del Estado, donde falta lo más elemental.

La entrada del Sistema Penal Acusatorio suponía no sólo mejoras en la calidad de la impartición de la justicia, sino también en el funcionamiento de las áreas de la Fiscalía General del Estado. Quien fue su titular, Xavier Olea Peláez, solía quejarse al principio de la carencia de recursos materiales, científicos y humanos. Y dejó de hacerlo cuando lo regañaron, lo que no significa que que las deficiencias se hayan subsanado.

No puede desaparecer la tortura sólo porque la ONU lo recomiende; se requiere, en principio, voluntad del gobierno en turno y seguimiento del que viene; además, tiempo y recursos económicos, pero no hay decisión en algún sentido. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Agosto 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31