La Jornada Guerrero - Jueves, 24 Octubre 2019

Aún no se tiene un lugar para reubicar el ayuntamiento de Acapulco, indica alcaldesa

Iniciarán en noviembre y tendrá una inversión compartida entre la Federación y el Estado de 300 MDP


En noviembre iniciarán los trabajos de rehabilitación del Parque Papagayo, pero se concretarán el próximo año, anunció el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón.

En un evento encabezado por el secretario y el gobernador Héctor Astudillo Flores, fue presentada la rehabilitación del Parque Papagayo que tendrá una inversión de 300 millones de pesos, de los cuales 150 millones los destinará la federación y otros 150 millones el estado.

En el acto, realizado en la explanada del Parque Papagayo, también se entregaron escrituras a familias de cinco colonias de la zona suburbana de Acapulco, como parte de programa de Mejoramiento Urbano del gobierno federal. En total, se entregaron 415 escrituras a igual número de familias de las colonias Karabalí y La Venta Barrio Nuevo 1, 2, 3 y 4.

En su mensaje, el titular de la Sedatu anunció la inversión histórica de 300 millones de pesos para realizar diversas obras de intervención en el Parque Papagayo.

Explicó que esta inversión se suma una bolsa del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) que incluye una inversión de 600 millones de pesos para la realización de diversas obras en ocho polígonos de atención prioritaria de Acapulco como Ciudad Renacimiento, Emiliano Zapata, entre otras.

El funcionario federal añadió que el objetivo de la inversión en el Parque Papagayo, es que este espacio vuelva a ser un referente de atracción turística del puerto.

Abundó que “en este año empezaremos a arrancar ya el próximo mes con ciertas acciones, pero nos vamos a concentrar el próximo año, el próximo año es donde vamos a meter todo el esfuerzo para recuperar este Parque Papagayo, para poder asegurar que no solamente sea un punto de referencia local, sino que también sea otra vez un referente de un atractivo importante para connacionales y extranjeros”.

En cuanto a las obras del PMU en colonias del municipio, indicó que el objetivo es atender a las colonias que históricamente no han sido atendidas, que no tienen servicios básicos y que son de accesos restringidos.

Enfatizó que en las colonias “vamos a meter calles completas, agua, drenaje, acciones de vivienda, mejorar escuelas públicas, mercados, parques y que no solamente esa bolsa que es más de 600 de millones de pesos se va a detonar este año, sino también el próximo año vamos a volver a repetir el programa aquí en Acapulco”.

No nos pertenece legalmente el espacio del ayuntamiento, dice Adela Román Ocampo

La alcaldesa Adela Román Ocampo dijo que aún no se tiene un lugar para que sea reubicado el ayuntamiento de Acapulco, luego de que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) pidió desalojar el inmueble por la rehabilitación del Parque Papagayo.

“Vamos a tener que salirnos, no nos han dicho cuándo; pero tenemos que estar atentos porque van a desalojar todo el parque. Obviamente no estamos contemplados como ayuntamiento, porque el ayuntamiento tiene en comodato ese espacio, no nos pertenece legalmente”.

 

Publicado en Sociedad y Justicia
Viernes, 25 Octubre 2019 00:05

Búsqueda sin respuesta

En Guerrero, los desaparecidos no dejan de ser tema de actualidad. Tampoco dejan de ocurrir las desapariciones. En tanto los asesinatos monopolizan la atención de las autoridades, la búsqueda de las víctimas de desaparición forzada parece no figurar en su agenda.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, ha declarado que en Guerrero la desaparición de personas es uno de los temas más sensibles.

Y en evidente reproche al gobierno, subraya que no solamente se trata de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Ayer, amigos y familiares de las cinco personas que fueron sustraídas de su casa hace 11 días en la colonia Simón Bolívar, en la periferia del puerto, bloquearon el bulevar de las Naciones para exigir a la Fiscalía General del Estado (FGE) su presentación con vida.

Se trata de Adriana Gutiérrez, estudiante de Psicología, 34 años; Hiram Almazán, estudiante de Cultura Física y Deporte, de 19; René Orfanel Calderón Gutiérrez, de 11; Pedro Ramírez Gutiérrez, de 16, y Honoria Rendón Ríos, de 70.

A su vez, organizaciones sociales e indígenas de La Montaña exigen la presentación del activista Arnulfo Cerón, del Frente Popular de Tlapa, quien desapareció el viernes 12.

Ayer también, familiares y compañeros se reunieron con representantes de Amnistía Internacional, Artículo 19, Serapaz, Fundar y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos, para dar continuidad al proceso de búsqueda.

Por su parte, colectivos de familiares de desaparecidos del estado y del país efectuarán el 28 y el 29 próximos el foro Rompiendo el Muro del Miedo en Chilapa, con el objetivo de que familiares víctimas de ese municipio se animen a hablar y a buscar justicia para sus seres queridos.

Adriana Bahena Cruz, vocero del colectivo Los otros desaparecidos, de Iguala, revela que su organización busca a 500 desaparecidos.

No son los únicos; otras agrupaciones, como las de Chilapa, Acapulco, Tierra Caliente y la Costa Grande, despliegan sus propios esfuerzos en busca de miles de sus familiares en medio del silencio de la Fiscalía General del Estado, al tiempo que el gobierno de la República sólo busca a 43. n

Publicado en Editorial
Viernes, 25 Octubre 2019 00:05

Rosario Ibarra de Piedra

En sesión solemne, el Senado de la República otorgó la más alta distinción que entrega el Poder Legislativo, la medalla Belisario Domínguez, a doña Rosario Ibarra de Piedra, en manos de sus hijas Claudia y Rosario Piedra Ibarra.

Sorprendió a todos el emotivo mensaje que envió doña Rosario Ibarra, que a los asistentes conmovió hasta las lágrimas. En una acción sorprendente, dejó la medalla en custodia del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a quien la veterana luchadora social solicitó no dejar inconclusa su lucha de casi medio siglo, y devolverle la presea hasta dar con el paradero de los desaparecidos de la guerra sucia del Estado mexicano.

Emotivo mensaje que me permitiré reproducir en este espacio, que el periódico La Jornada Guerrero me ha otorgado por 10 años.

Compañeros, amigos y camaradas, señoras y señores:

Por más de cuatro décadas, el Comité ¡Eureka! ha transitado azorado del terror oficial, sintiendo los dolores de saber cautivos y torturados a nuestros seres queridos, recibiendo como tremendas bofetadas en la cara la palabra hueca, la declaración engañosa o el discurso falso.

El mal gobierno mexicano, transgrediendo todas las leyes, privó de su libertad, de su dignidad y de justicia a nuestros familiares, los desaparecidos políticos.

La violencia alcanzó a nuestras familias completas, arrasó con poblados enteros, donde se detuvo a todos los hombres y mujeres viejos a los que la casualidad los llevó a portar el mismo apellido de alguno de los insurrectos que eran buscados y perseguidos.

Atestó los caminos de soldados y retenes, donde también se hicieron cientos de detenciones injustas de gente inocente. Llenó de presos políticos las cárceles de todo el país. En las ciudades, las hordas de la Dirección General de Seguridad y la Brigada Blanca allanaban los domicilios, saqueando y golpeando a sus moradores, y deteniendo a cualquiera.

Las cámaras de tortura de los campos militares, las bases navales y aéreas, y todos los centros clandestinos de detención, se tiñeron de sangre y retumbaban con los alaridos de dolor de las víctimas.

Mi adorado esposo, firme soporte de mi vida, fue torturado, viviendo en carne propia lo que le esperaba a todo aquel que era detenido. Los poderosos del sistema, los empresarios cómplices, sostén de estos malos gobiernos, prestaban sus ranchos para que nuestros desaparecidos también ahí fueran llevados a martirizar.

Esta es la única e incontrovertible verdad.

Compañeras nuestras, como Conchita García de Corral, Elodia García de Gámiz, Alicia Hernández de Vargas, Delia Duarte y Alicia Gutiérrez, antes de unirse a nuestro comité para seguir buscando a sus hijos desaparecidos, tuvieron que pasar por el martirio de recoger los cuerpos destrozados por la tortura o la metralla. De otros de sus hijos. Doña Guillermina Moreno, tan pequeña y tan valiente, se unió a nosotros después del asesinato de su hijo, y permaneció a nuestro lado buscando a los hijos de otras hasta el día en que, como las demás, la debilidad y el agotamiento físico o la enfermedad ya no las dejaron continuar.

Estos señores del poder quisieron borrar todo rastro de sublevación o rebeldía, pero no pudieron; siempre queda algo, siempre hay alguien que prosigue por la brecha para seguir abriendo los caminos.

Nosotros entonces supimos que no podíamos buscar a los nuestros sin pelear también sus batallas, teníamos los mismos motivos y las mismas justas razones para hacerlo.

No tomamos las armas que defienden o hieren los cuerpos, pero usamos, en su lugar, todo lo que pudimos y tuvimos a nuestro alcance para arremeter contra las conciencias, para sacudirlas, para indignarlas, para marcarlas con la impronta de la rebelión contra la injusticia.

Ellas y todos los queridos añorados compañeros que murieron esperando saber de los suyos, y la justicia que nunca llegó, están en mis recuerdos, gritando junto a mí por nuestros hijos y familiares, increpando y señalando a quienes se los llevaron, tomando la catedral o San Hipólito, o la Secretaría de Gobernación o los recintos legislativos; en las huelgas de hambre o haciendo plantones en las puertas de los campos militares y en los pasos fronterizos.

Marchando con los movimientos estudiantiles, campesinos e indígenas, volanteando fuera de las fábricas, visitando los salones de clases en las universidades, crucificándonos en el Zócalo o con el rostro cubierto, encadenándonos en el Ángel de la Independencia.

Visitando las cárceles en todo el país, boteando para poder tener recursos para los volantes y los carteles y los costosos desplegados, incitando por todos los medios posibles a las organizaciones políticas, campesinas o sindicales para que incluyeran, entre sus demandas principales, la presentación con vida de los desaparecidos políticos y llamándolos también a la unidad para defendernos todos con un frente nacional contra la represión; acudiendo a las instancias internacionales defensoras de los derechos humanos para hacerles ver que aquí en México no sólo éramos las víctimas de un gobierno represor, sino que también éramos las víctimas de la simulación que provocaba incredulidad y la desconfianza para nuestras denuncias, o reclamando en más de una docena de veces a la ONU por su complicidad con los gobiernos en turno. n

Publicado en Artículo

Hay denuncia, “pero todo está parado y no hay respuesta”, acusan manifestantes


Amigos y familiares de las cinco personas que fueron sustraídas de su hogar la madrugada del 14 de octubre, en la colonia Simón Bolívar, en la periferia del puerto, bloquearon la mañana de ayer el bulevar de las Naciones, en la zona Diamante, en dos puntos: un grupo a la altura de Promotora Turística, y otro en el cruce rumbo a playa Revolcadero, para exigir a la Fiscalía General del Estado (FGE) su presentación con vida.

Los manifestantes subrayaron que se trata de gente trabajadora, estudiantes y dos menores de edad.

Al grito de “¡justicia, justicia!”, los manifestantes mostraron durante unas dos horas, pancartas para exigir a autoridades de seguridad la búsqueda de sus familiares, ante la molestia de conductores que se dirigían a su centros de trabajo.

Sus nombres son Adriana Gutiérrez Rendón, estudiante de Psicología, de 34 años; Hiram Almazán Gutiérrez, estudiante de Cultura Física y Deporte, de 19; René Orfanel Calderón Gutiérrez, de 11; Pedro Ramírez Gutiérrez, de 16, y Honoria Rendón Ríos, de 70.

Familiares explicaron que los hombres armados, además de sustraer a los cinco, saquearon la casa.

Reprocharon que la FGE no ha dado resultados.

Una de las familiares de las víctimas, Alma Nava, expresó que “hace 11 días hombres desconocidos irrumpieron en su hogar; son gente decente, trabajadora; entre ellos dos menores de edad y un joven que apenas cumplió la mayoría, además de su mamá y su abuela”.

Subrayó que existe denuncia en la FGE, pero todo está parado y no hay respuestas.

Reprochó que “el fiscal está diciendo que esperemos, porque los delincuentes se comunicaron diciendo que estaban vivos, que los iban a soltar, pero tenemos ya 11 días, queremos respuestas; Acapulco está harto; hoy fueron nuestros niños y mañana puede ser el familiar de cualquier persona”.

Alma Nava enfatizó que “Hiram es un estudiante brillante de la universidad; mi sobrino de 11 años; creemos que ya les arrebataron la vida, pero sí queremos saber su paradero, queremos respuestas, que se esclarezca, no sólo nos estamos manifestando por los nuestros, invitamos a otras personas que están pasando por la misma situación porque queremos respuestas, queremos que los encuentren y que nos los devuelvan; la esperanza es lo último que muere; queremos que no quede impune”.

Los familiares retiraron el bloqueo alrededor de las 11:30 de la mañana, cuando autoridades estatales se comprometieron a rendir un informe este viernes a parientes directos, pero advirtieron que volverán a bloquear calles si no se sabe nada de las cinco personas desaparecidas.

Publicado en Política

Archivo

« Septiembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30