La Jornada Guerrero - Miércoles, 13 Noviembre 2019

Sugiere a la Iglesia católica como interlocutor


El ex gobernador Rogelio Ortega Martínez dijo que para disminuir la violencia se necesita hacer un nuevo pacto entre el Estado y todos los involucrados en la delincuencia organizada, por medio de interlocutores respetables como los representantes de la Iglesia católica.

Ortega Martínez expuso este miércoles al asistir como invitado a la sesión del Grupo Aca, que la narcoviolencia, el mercado de las drogas y el papel del Estado son cuestiones que no sólo deben preocupar al municipio, la entidad y el país, sino de ocupar.

Indicó que la producción de drogas en Guerrero es “impresionante” y desencadena la inseguridad. Señaló que “es un secreto a voces” que por muchos años en 21 de los 81 municipios se ha sembrado droga, y que las policías locales son aliadas de los productores.

Dijo que los grupos delincuenciales se empoderaron y rebasaron a las instituciones del Estado mexicano, porque se infiltraron en el Ejército, la Marina y todas corporaciones de seguridad por lo que tienen que ser depuradas.

Como científico social refirió la propuesta hecha por el ex arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, en su decálogo Compromisos por Guerrero y con La Paz, con el cuál calificó que se contribuyó a tranquilizar la zona, y que actualmente ha retomado monseñor Salvador Rafael Mendoza, al frente de la diócesis Chilpancingo-Chilapa.

“Ellos reconocieron que la ruta es la necesaria construcción de acuerdos con todos los actores involucrados en la violencia para establecer un pacto, también lo anunció en campaña el presidente Andrés Manuel López Obrador, y creo que debería de explorarse”.

Publicado en Política

Chilpancingo, Gro. Con doble marcha, el  Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG) exige a los ayuntamientos y dependencias que paguen las cuotas que adeudan a este instituto.

Por un lado,cerca de mil 500 jubilados, marcharon por las calles de la capital del estado para exigir se cumpla con la cobertura de los pagos de pensiones y jubilaciones atrasadas.

Mientras que por el bulevar Vicente Guerrero, el cual forma parte de la Autopista del Sol, más de 3 mil trabajadores activos, aglutinados del ISSSPEG, piden el pago inmediato de ayuntamientos y dependencias morosas a este instituto.

Publicado en Sociedad y Justicia

Demandan la reparación total de la instalación eléctrica de la escuela Emiliano Zapata

No tenemos luz ni agua desde el inicio del ciclo escolar, tenemos que comprar pipas, señalan


Maestros y padres de familia de la escuela primaria Emiliano Zapata de la colonia Navidad de Llano Largo se manifestaron en Promotora Turística para exigir la reparación total de la instalación eléctrica del plantel.

Los inconformes arribaron al lugar a las 8 de la mañana, donde luego de no ser atendidos, bloquearon aproximadamente 10 minutos de manera intermitente el bulevar de las Naciones.

Antonio Teresa Gatica, maestro de la escuela primaria Emiliano Zapata, ubicada en la colonia La Navidad de Llano Largo, atrás de plaza Patio, explicó que la principal exigencia es un transformador y la renovación de todo el sistema eléctrico.

Expresó que “desde hace dos meses los niños no tienen luz, ni aire acondicionado, ni ventiladores, los calores están insoportables y no es un ambiente favorable para que tomen clases ni para que tengan un aprendizaje de buena calidad”.

Advirtió que en la misma condición se encuentran 400 alumnos que estudian en dicha escuela, por lo que ha habido clases, pero “sufriendo”.

Teresa Gatica explicó que “la escuela ha crecido en los últimos años y el cableado que tiene ya es obsoleto, entonces no soporta la carga de que lo que son los climas artificiales”.

Indicó que todos los salones tienen aire acondicionado, entonces cuando se prenden, rebasa la capacidad de la instalación eléctrica.

El docente reprochó que “de poco a poco se está solucionando el problema, de poco a poco, por lo que los problemas son solucionados por la propia escuela”.

Teresa Gatica insistió que “necesitamos que se cambie todo el sistema eléctrico de la escuela para que pueda soportar la carga. Se han hecho llegar solicitudes a la Comisión Federal de Electricidad y  a la Secretaría de Educación Guerrero para que den solución, pero no nos han hecho caso, desde el inicio del ciclo escolar”.

Agregó que otro problema es la falla del sistema de agua potable para dar servicio en los sanitarios.

Recalcó que “se necesitan baños en óptimas condiciones. Hemos hecho un esfuerzo para no suspender clases, pero a veces es imposible”.

Al profesor indicó que “hay una cisterna, pero para enviar el agua hay que bombearla, y no hay electricidad para prender la bomba, pues entonces no tienen agua los baños, y son más de 400 niños. Es una problemática grande”, insistió.

Recalcó que “venimos aquí para exigir una solución. No tenemos luz eléctrica ni agua potable desde el inicio del ciclo escolar, tenemos que comprar pipas”.

Publicado en Sociedad y Justicia

Las ventas han disminuido en Ciudad Altamirano, a consecuencia de este problema

Tanto en Zirándaro como en Coyuca de Catalán, ha habido desplazamiento forzado de pobladores, dicen


Coyuca de Catalán, 13 de noviembre. Cuando menos seis comunidades de Zirándaro y Coyuca de Catalán, ubicados en la parte limítrofe de la zona de conflicto, se han despoblado paulatinamente en cantidades masivas, indicaron por separado autoridades de ambos municipios.

La situación que lleva más de dos meses, ha repercutido financieramente para la Tierra Caliente de Guerrero, pues parte de los desplazados se han refugiado en Huetamo, Michoacán, y han dejado de comprar en consecuencia, en Ciudad Altamirano, por lo que las ventas han disminuido de manera gradual y sustantivamente, explicaron.

Por la parte de Coyuca de Catalán, los poblados de Ciénega de Arriba y Ciénega de Abajo, indicó el asesor administrativo municipal, Rafael Higuera Sandoval, tienen ya tiempo desplazándose pero “solo la gente de mal”, pues los ciudadanos que trabajan honradamente allí se han mantenido, aunque reconoció que sólo la gente de avanzada edad es la que actualmente habitan los pueblos mencionados.

Es una zona muy difícil de ingresar y de salir, dijo Higuera Sandoval, por lo que los que han emigrado ya no han vuelto en el área donde vivían cerca de 400 habitantes, y detalló el también ex alcalde coyuquense, que el edil Eusebio Echeverría Tabares, ha mostrado mucha disponibilidad de ayuda a la gente que se ha movido de allí, y en efecto, dijo “las ventas de Ciudad Altamirano han bajado, a nosotros apenas nos afecta pues somos paso”.

Hasta hace poco tiempo en las comunidades de las Ciénegas, explicó Higuera Sandoval, habían 30 familias aún, y ya se han salido varias, pero, atajó “nosotros no tenemos problemas, los antecedentes es de que hay broncas pero del lado de Zirándaro, allí está el conflicto”, y en el caso de las ventas mermadas, se han dado por el intercambio que se suspendió entre Zirándaro y Ciudad Altamirano “acá no tenemos ese impacto”.

Y si bien tiene más localidades despobladas a consecuencia de la violencia en Zirándaro, para el alcalde, Gregorio Portillo Mendoza, son cuatro comunidades, luego del ataque en San Rafael, de donde se han manejado en los medios de comunicación, fueron asesinadas 14 personas, como resultado de un enfrentamiento entre grupos de civiles armados.

Ahora el movimiento comercial de Zirándaro, se abrió de manera más formal y voluminosa, con Huetamo, Michoacán, pues entre otros asuntos, no se permite el libre tránsito hacia Ciudad Altamirano, se ha cancelado el intercambio comercial, un tema que se ha resentido en Ciudad Altamirano, explicaron algunos comerciantes.

Para 2020, dijo Portillo Mendoza, se avizora un panorama “no muy alentador”, pues la región  ha sufrido el azote de la violencia, “la gente está saliendo de sus comunidades, el comercio se está viendo afectado, es una realidad ineludible, los gobiernos municipales ante esa realidad, tenemos que ingeniárnosla”.

Portillo Mendoza informó que en Zirándaro, al menos en cuatro comunidades, varias familias han abandonado sus pueblos y se han refugiado en Huetamo, Michoacán,  aunque de acuerdo con Gobernación estatal, “hay más comunidades que han desalojado”; abundó el edil zirandarense que se ha comunicado con su par de Huetamo.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Enero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31