La Jornada Guerrero - Miércoles, 20 Noviembre 2019

Niegan los tres que su reunión haya tenido fines políticos; fue por amistad, dicen


Ometepec, 20 de noviembre. El ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, el senador Manuel Añorve Baños y el presidente estatal de PRD, Ricardo Barrientos Ríos, se encontraron en un mismo acto público en esta ciudad, pero explicaron que no tiene nada que ver con política.

Desde días antes se anunció que este 20 sería la inauguración del Cinépolis Ometepec, y se había dicho que estaría el gobernador Héctor Astudillo Flores además de Ángel Aguirre Rivero.

Sin embargo, el gobernador no asistió, solo mandó un representante, pero sí asistió el senador de la República Manuel Añorve Baños; el presidente estatal del PRD, Ricardo Barrientos Ríos; el exgobernador Ángel Aguirre Rivero, los ex alcaldes de Ometepec, Francisco Espinoza Hilario y Humberto Zapata Añorve.

También estuvo el presidente municipal de Marquelia, Javier Adame Montalván, y Víctor Hugo González Torres, director general de Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Estado de Guerrero.

En el acto inaugural Aguirre Rivero enfatizó que la presencia de ellos no tiene nada que ver con política, sino por la amistad que se tienen; después del acto en Cinépolis los políticos se fueron con el ex gobernador a su rancho El Pantano, que se ubica en terrenos de Cochoapa.

Aquí el senador Añorve Baños, mientras caminaba hacia su camioneta, dio entrevista a reporteros a quienes informó que su reunión con el ex gobernador fue meramente por amistad.

Minutos más tarde los reporteros abordaron a Ricardo Barrientos, quien también recalcó que su cita con Aguirre se debió a la amistad que mantienen. En la mesa donde departieron de tamales y barbacoa a los políticos se les veía platicando y contentos.

En su participación en el acto inaugural del complejo cinematográfico, Aguirre Rivero dijo que compró 500 boletos para regalarlos a la gente, luego comprometió Añorve a que pagará otros 500 y el gobernador 500 más; luego el presidente del PRD le dijo a Aguirre que ponía otros 500.

Aguirre se refirió así: “No queremos darle un sesgo partidista a esto, por eso ven ustedes que yo estoy acompañado, primero por el representante del gobernador, que es mi amigo; del senador Manuel Añorve que es del PRI y que lo respeto y lo quiero mucho, y está el dirigente estatal del PRD que es mi amigo y lo quiero”.

Posteriormente llamó a Luis Meza, un empresario de Cacahuatepec, Oaxaca, y tras pedirle que también comprara boletos para la gente, la respuesta fue “mil bolsas de palomitas”.

Las 2 mil entradas estarán disponibles a partir del viernes, al igual que las palomitas; la propuesta del ex gobernador fue que sea viernes y sábado.

Se anunció que en unos días se empezará cerca del Cinépolis una tienda Coppel; Aguirre también anunció la apertura de un Aurrerá en Ometepec, pero no dijo la ubicación, aunque se comenta estará a la salida rumbo a Xochistlahuaca.

Publicado en Política
Jueves, 21 Noviembre 2019 00:01

Descomposición partidista

El enredo que escenifican desde hace semanas los integrantes del grupo parlamentario de Morena en el Congreso local podría ser síntoma de algo más que reacomodos internos en el partido en el poder: quizá un signo de descomposición, más acelerada incluso que la que sufrió el PRD, que al final de cuentas acabó en desastre.

En un primer intento, los disidentes del coordinador de la fracción y presidente de la Jucopo, Antonio Helguera Jiménez, reunieron 12 firmas —apenas una más de la mitad del grupo—, lo que les dio la mayoría para destituirlo. Pero pronto una de los firmantes, que por lo visto no estaba muy convencida de la operación, decidió retractarse.

No dispuestos a ceder, los disidentes volvieron a intentarlo ayer: sustituyeron la firma faltante y luego llevaron su escrtio a un notario —no fuera que otro de ellos se arrepintiera— para que quedara asentada la operación.

Por los antecedentes inmediatos, es de suponer que este suceso es apenas un capítulo más de un culebrón que todavía tiene reservadas muchas sorpresas al público espectador, pues fue claro desde principios de la legislatura que al grupo parlamentario del partido en el poder le falta experiencia, liderazgo y asertividad, y quizá hasta vocación de poder.

Es irónico, porque hasta hace poco era precisamente la disciplina la característica de los partidos de izquierda en México, como en los modelos del partido bolchevique de Lenin en Rusia, y del Partido Comunista chino de Mao, en los que la falta de respeto a la autoridad podía incluso costar la vida. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Enero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31