La Jornada Guerrero - Martes, 10 Diciembre 2019
Martes, 10 Diciembre 2019 23:18

¿Dónde está el dinero?

Una pregunta revoloteó ayer entre los trabajadores afiliados al Suspeg que se apoderaron del ayuntamiento porteño en demanda de que se cubra el adeudo al Issspeg: ¿por qué no se paga si ese dinero ya fue descontado de sus salarios?

No hubo respuesta, ni siquiera en la mesa instalada para negociar el conflicto.

Los sindicalizados merecen una explicación, pero más que recibir aclaraciones tienen todo el derecho de que el ayuntamiento pague al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Issspeg), en cuanto les hace el descuento correspondiente.

No es cuestión de sensibilidad, es un asunto de honestidad, de responsabilidad y respeto a quienes laboran para la institución cada día.

No se vale aquello de que no hay dinero; si no lo hay significa que el municipio ya lo asignó indebidamente a quién sabe dónde; dispuso arbitrariamente de recursos que no le pertenecen, lo cual alguien debería sancionar, pues bien podría tipificarse como desvío, fraude, malversación o tal vez abuso de confianza.

Resulta incongruente que un ayuntamiento que alardea de ser muy íntegro, muy respetuoso y conocedor de la ley, muy cumplidor y muy diferente a los bandidos que lo antecedieron, se quede con las cuotas de sus trabajadores, y cause con ello retraso en el pago de sus prestaciones y, entre otros problemas, la ausencia de pagos de pensiones a jubilados.

Decir a los inconformes que bien se podían quedar a dormir en palacio municipal, como expresión de su protesta, no puede interpretarse de otra manera que no sea la de una provocación, una burla, una falta de respeto y de consideración.

El único reproche que posiblemente pudiera hacerse a los trabajadores es el hecho de que hayan permitido a anteriores administraciones hacer exactamente lo mismo que está haciendo la actual, y permitieran con ello que la deuda se acumulara hasta alcanzar prácticamente niveles de impagable.

Pero la omisión o pasividad de los trabajadores y sus respectivos líderes no justifica que el municipio se apropie de algo que no le pertenece.

El problema, es verdad, no se circunscribe sólo a Acapulco; varias son las alcaldías que se han aprovechado de sus subordinados.

David Martínez Mastache, líder estatal del Suspeg, declaró que hasta este lunes 9, el adeudo de municipios al Issspeg sumaba 800 millones de pesos, mismo que obstruye la prestación de beneficios a 5 mil 400 trabajadores.

¡Qué buenos son los cuerpos edilicios para disponer del dinero que no es suyo! n

Publicado en Editorial

Chilpancingo, Gro. El presidente municipal de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, realizó el banderazo de arranque de la reconstrucción de la cancha de usos múltiples de la colonia Eduardo Neri, la cual ahora contará con un techado.

Los vecinos señalaron que esta remodelación ha sido solicitada desde hace más de 10 años, pero desde el año 2013, tras las lluvias de Ingrid y Manuel, esta sufrió algunos daños.

 

Publicado en Política

Archivo

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29