La Jornada Guerrero - Martes, 26 Febrero 2019

Entrega el mandatario siete patentes a igual número de nuevos notarios públicos


Chilpancingo, 26 de febrero. El gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró que la entrega de patentes a notarias y notarios fue un proceso apegado a la ley, un proceso pulcro, limpio y transparente.

Este martes, el mandatario entregó las patentes de las notarías públicas a quienes resultaron ganadores.

Astudillo Flores aseveró que debido a que el tema de la asignación de las notarías es “muy observado y muy delicado (…), fue un proceso que se cuidó y que cumplió con la ley”.

Aseguró que el proceso “resistirá cualquier circunstancia que en el uso de los recursos que da la propia ley, la Constitución y las leyes emanadas de la misma Constitución, se puedan ejercer”.

Rechazó que se haya amenazado a personas que se dicen excluidas del proceso de selección: “hoy es más fácil que amenacen al gobernador, que el gobierno amenace a alguien”.

En el acto, el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, detalló el procedimiento que duró 80 días, el cual, remarcó: “fue un acto pulcro y transparente”, en el que se cuidó que los participantes cumplieran los requisitos y se consideró su capacidad profesional y su calidad ética.

Salazar Adame atajó los señalamientos que hicieron algunos participantes que se dijeron excluidos del proceso, pues a pesar de que en la convocatoria se dejaron números y plazos para denunciar irregularidades, “durante ese lapso no se presentó ninguna queja o denuncia alguna”.

Asimismo, rechazó que esas personas hayan sido amenazadas para que no denunciaran las irregularidades del proceso de selección implementada por la Secretaría General de Gobierno: “Rechazamos categóricamente que se haya amenazado a nadie; el supuesto de las amenazas no es consistente cuando los interesados han tenido a su alcance el amparo de la justicia, los órganos de protección de los derechos humanos y la transparencia gubernamental tanto locales como federales, así como un Congreso mayoritariamente opositor, así como los medios y las redes sociales”, argumentó.

Salazar Adame, tras asegurar que nadie hizo pública alguna irregularidad, recalcó que el proceso “se ha hecho de manera limpia, objetiva y rigurosamente apegada a la ley”.

Se entregaron las patentes de la Notaría 5, con sede en Acapulco, a Ana Catalina García Ramírez; la Notaría17, con sede en Acapulco, a Francisco Javier Salgado Coronel; la Notaría 1, con sede en Arcelia, a Eduardo Hernández Ramírez; la Notaría de Chilapa, a Fidel Serrato Valdez; la Notaría con sede en Tlapa, a Brenda Deyanira Alarcón López; la Notaría de Allende, con base en Ayutla, a Rodrigo Ortiz Ramos; una Notaria más en Chilpancingo, a Juan Pablo Leyva Lazo.

Al acto asistieron la presidenta del Colegio de Notarios del estado, Samanta Salgado Muñoz; la presidenta de la mesa directiva del Congreso, Verónica Muñoz Parra; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis; la presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa, Olimpia María Azucena Oliveras Godínez, y el fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos.

Publicado en Política
Miércoles, 27 Febrero 2019 00:20

Honestidad en entredicho

La reacción respecto a la información en que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) menciona al gobierno estatal de haber incurrido en probable daño al erario fue inmediata.

No es para menos: la ASF menciona en su última entrega de la Cuenta Pública 2017 pagos con recursos del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone) a empleados inexistentes, falta de comprobación de gastos del Congreso estatal y el Tribunal de Justicia, así como de transferencias de recursos a Acapulco y cambios de cuentas bancarias sin justificación.

En la auditoría 932 se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la hacienda pública federal, de mil 48 millones 550 mil 360.18 pesos, del gobierno estatal por la falta de comprobantes del gasto de las participaciones federales, cuyos ejecutores son el Congreso local y el Tribunal de Justicia del estado.

En cuanto trascendió la información, el secretario de Finanzas de la administración estatal, Tulio Pérez Calvo, negó que haya habido desvíos o deficiencias en manejo de recursos.

Puntualizó que el gobierno estatal sólo transfirió fondos federales al Congreso local, al Tribunal Superior de Justicia y al gobierno de Acapulco.

Explicó, con mucha razón, que la ASF emprendió un proceso de seguimiento y que las observaciones hechas al gobierno estatal están en proceso de aclararse.

Cierto es que está en curso la solventación de observaciones y que, por tanto, no puede darse por hecho que el desvío esté consumado, sino que se sabrá si hubo o no hasta que concluya el plazo correspondiente.

Es importante, no obstante, que el secretario haya salido a dar la cara con toda prontitud y no menos importante será que permanezca pendiente hasta percatarse de que las entidades involucradas hayan justificado el uso de los recursos públicos a efecto de que no haya duda de que el gobierno estatal se conduce con integridad.

Mejor aun: que sea la ASF la que, así como está informando de probable daño al erario, dé a conocer los resultados finales del procedimiento, pues no es lo mismo que sea el secretario de Finanzas el que afirme que son muy honestos, a que sea la ASF la que emita su veredicto en ese sentido, limpiando de toda sospecha a la administración. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Septiembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30