La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Domingo, 10 Marzo 2019
Lunes, 11 Marzo 2019 00:07

PRI, abuelo achacoso

Tiene 90 años, pero no, no está en la lista de beneficiarios de la pensión de adultos mayores que el gobierno federal otorga a personas con una edad mínima de 68 años. Y es que no se trata de una persona, sino de un instituto político compuesto por personas, algunas que bien podrían ya disfrutar del apoyo.

Es el Partido Revolucionario Institucional, mejor conocido como PRI –por sus siglas–, nacido el 4 de marzo de 1929 con el nombre de Partido Nacional Revolucionario (PNR), a propuesta del presidente Plutarco Elías Calles, y conformado por fuerzas políticas surgidas del movimiento revolucionario de 1910.

El partido del presidente y de la Revolución Mexicana, la hazaña histórica más importante después de la emprendida en 1810 con el movimiento de independencia, ni más ni menos; la mesa estaba servida para ser el partido más competitivo en el escenario electoral futuro.

Luis L. León, el general Manuel Pérez Treviño, Gonzalo N. Santos, Emilio Portes Gil, José Manuel Puig Casauranc, Manlio Fabio Altamirano, David Orozco y Aarón Sáenz son algunos nombres de los que subieron a este barco que, al igual que el Titanic, había sido creado para no sucumbir jamás, y que, al igual que la mítica embarcación, terminó por sucumbir.

Publicado en Artículo

Las explosiones emocionales fueron más abundantes que las exposiciones razonadas (la CFE no quiere entender que Capama no tiene dinero. La CFE actúa en forma terrorista, entre otras), en la crisis, una más, de fin de semana que dejó sin agua al puerto, una situación que la autoridad no puede resolver, y los consumidores, sobre todo aquellos que pagan su recibo puntualmente cada mes, se niegan a aceptar, con todo el peso de la razón.

Si la CFE falla en el suministro de energía eléctrica, por ejemplo, derivando en bajas en el voltaje, tiene que pagar los daños y perjuicios que cause a las instalaciones hidráulicas de la paramunicipal; si una suspensión de luz ocasiona el devastador golpe de ariete, consistente en el regreso del caudal de agua por la línea de conducción causando destrozos, particularmente en las curvas, debe cubrir el costo de las averías.

A pesar de que hechos de esta naturaleza se han suscitado, nunca se supo, ni se ha sabido en la historia de la Capama, Capouisma o Jaapa, que la paramunicipal le haya hecho un cobro por este concepto, ni que la CFE, motu proprio, haya pagado los destrozos.

Si, a la inversa, Capama adquiere un adeudo por consumo del fluido, la CFE está en todo su derecho de cobrar; por principio de cuentas, la empresa, como todo consumidor, está obligada a ser puntual en sus pagos.

Las empresas se rigen por principios y valores en los que no están incluidas las decisiones derivadas del corazón; por tanto, a la CFE no le importa, ni tiene por qué importarle, el que la paramunicipal, así sea por la corrupción, las concesiones políticas o por incapacidad en la administración, se encuentre con las arcas vacías.

Publicado en Editorial

Archivo

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30