La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Lunes, 17 Junio 2019
Martes, 18 Junio 2019 00:05

Traidores a la democracia

Domingo 2 de junio de 2019. En el estado de Puebla, el Partido Acción Nacional ha quedado al desnudo, evidenciado pública y abiertamente, ya sin dejo alguno de duda, como el instituto político mexicano de los fraudes electorales, el que traicionó a la democracia, el que dejó herida severamente a su arista electoral y sus instituciones, las que, paradójicamente, sus mismos integrantes ayudaron de manera protagónica a confeccionar, durante años de lucha.

Se podrá decir muchas cosas: que si el PRI fue maestro en fraudes. Pero habría que recordarles lo obvio: los fraudes del tricolor fueron en una época en que el sistema político mexicano estaba diseñado de otra manera, y toda la vida pública giraba en torno a un partido de Estado, que emanó de una revolución armada y dotó a México de un legado que lo puso dentro del concierto internacional de las naciones, en un papel nada despreciable, de entrada, a la cabeza indiscutible de todo el subcontinente latinoamericano.

El sistema priísta, que duró más de 70 años, era tácitamente un sistema aceptado por las mayorías, dada su indiscutible efectividad, que dio al país viabilidad y rumbo. No es casualidad que se haya incluso acuñado el término “fraude patriota”, pues, para empezar, no existía un sistema electoral que pudiera imitar a cabalidad a las democracias liberales occidentales. Esto no quiere decir que en México no hubiese democracia en todas esas décadas, sino que esta era tropicalizada; un sistema democrático a la mexicana, si cabe el término.

Bien, los fraudes que cometió el PAN, el de 2006 su mayor estandarte, fueron ya con un entramado institucional electoral que fue ejemplo al mundo entero los primeros años; repito, construido en parte y por muchos años por el blanquiazul mismo, y por supuesto, mucho más decididamente por la izquierda mexicana, desde sus medios, muy cuestionables si se quiere al principio, apostando durante un tiempo por las armas, hasta su crecimiento por la vía institucional, a partir de las reformas instrumentadas en 1977, en la administración lopezportillista, por el sabio estadista mexicano don Jesús Reyes Heroles, hasta la fractura, dentro del mismo PRI, de la parte más visible e ilustrada de su ala progresista, con la Corriente Democrática, escindida del hasta entonces partido hegemónico, para su participación decidida en 1988 como una oposición verdadera, pero ya no dentro del tricolor, sino con sus propias siglas, una coalición de partidos en ese entonces, que devino en la fundación de un partido fuerte por muchos años, hoy al borde de su desaparición (en cierta medida por sus exagerados acercamientos a Acción Nacional), como lo fue el PRD, en 1989.

Los panistas no deberían tener, hoy, cara con la cual presentarse a argumentar nada en su favor. El PAN se ganó su papel en la historia de México como el partido que traicionó a la democracia, que la pisoteó de la manera más ruin, porque si bien el PRI actuó no muy éticamente en las últimas elecciones para gobernador en Edomex y Coahuila, lo hizo mucho más sutilmente, por lo que no podemos saber cuál fue el nivel de influencia en los resultados finales, a diferencia de los ya conocidos fraudes de los blanquiazules. n

Publicado en Artículo
Martes, 18 Junio 2019 00:05

La UAGro emplaza a la FGE

Tan tensa e irritante debe ser la situación en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) en torno a la inseguridad, que el rector Javier Saldaña Almazán levantó la voz para exigir a la Fiscalía General del Estado (FGE) resultados de las investigaciones sobre el caso de los tres universitarios asesinados la semana pasada.

Advirtió que, de no tener respuesta en los próximos tres días, la “Universidad podría iniciar movilizaciones”.

La violencia ha alcanzado tales niveles en la máxima casa de estudios de la entidad que, si el rector no responde adecuadamente a las circunstancias, correría el riesgo de ser rebasado por los universitarios.

Contrariamente a otros rectores que funcionaron alejados y hasta confrontados con el gobierno, asidos a la idea de que universidad y sector oficial no podían convivir sin lesionar la autonomía, Saldaña Almazán ha sido muy cuidadoso en su relación con los tres ámbitos gubernamentales y demás sectores de la población, manejando la idea de que universidad, gobierno y sociedad son una sola entidad que deben empujar juntos en una misma dirección: el desarrollo de la entidad.

En consecuencia, su trato con los demás ha sido de respeto y hasta de cordialidad; ningún rector ha figurado tanto como invitado de honor en actos obviamente de universitarios, pero también del gobierno, que, en respuesta, le ha brindado su apoyo.

Saldaña Almazán ha recurrido al Ejército para que vigile las instituciones dependientes de la universidad, para garantizar la seguridad de maestros, estudiantes y trabajadores administrativos, obteniendo respuesta positiva.

Por eso mismo, no deja de sorprender que, prácticamente, está emplazando al fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila a dar resultados en el caso de los universitarios asesinados.

Ha sido la incapacidad de la FGE para cumplir su responsabilidad la que movió al rector ha asumir una actitud de exigencia, que es exactamente la misma de la sociedad, harta ya de tanta impunidad.

Es de esperarse que la Fiscalía se ponga a trabajar con efectividad y no vaya a salir con sus chivos expiatorios, como ha ocurrido en situaciones en que algunos grupos de la población la han presionado para que aplique la justicia, cuya ausencia constituye una característica de Guerrero. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30