La Jornada Guerrero - Jueves, 06 Junio 2019

La colonia queda prácticamente bloqueada, señalan


Habitantes del Fraccionamiento Costa Azul se reunieron este jueves para pronunciarse en favor del turismo y en contra de la invasión de calles y áreas públicas que llevan a cabo los conductores de autobuses cada temporada vacacional, acapulcazo y puente, por falta de espacios oficiales para estacionarse.

Los vecinos se concentraron a medio día en la explanada de la parroquia del Sagrado Corazón para tratar de generar ideas que solucionen los problemas de la colonia, luego de haber recurrido a autoridades locales sin lograr el ordenamiento vial.

Jenny De Ponticiello representante de la Asociación de Propietarios y Residentes del Fraccionamiento Costa Azul desde el inicio de este año gestionó ante el gobierno municipal la prohibición de autobuses estacionados en las diferentes calles del área porque obstruyen el paso y la luz del alumbrado público, lo cual genera la oportunidad asaltos en la oscuridad.

Los coordinadores de calles expusieron que no rechazan a los visitantes, quienes deben ser atendidos correctamente, pero que la colonia queda prácticamente bloqueada por los camiones turísticos y también por camionetas recolectoras de basura que ahora tomaron la zona como estacionamiento público, sin respetar ni las banquetas.

Señalaron que la invasión ocurre en muchas partes del puerto por falta de estacionamientos públicos asignados para este sector que llega al atractivo turístico constantemente.

Publicado en Sociedad y Justicia

“La escasez de maíz podría afectar economía de guerrerenses”


El presidente de la asociación de Restauranteros Unidos de Acapulco (RUA), Javier Reynada Carbajal, dijo que el gobierno federal no debe repetir el atraso en la entrega del fertilizante a productores de Guerrero, para evitar que incrementen los precios de la masa y la tortilla.

Confirmó lo dicho por el presidente del sector empresarial de la masa y la tortilla en el estado, Arcadio Castro Santos, de que no ha incrementado el precio del kilogramo de tortilla a consecuencia del atraso en la entrega del insumo, ya que los siguen adquiriendo a 18 pesos el kilogramo máximo.

En entrevista, Reynada Carbajal aseveró que la escasez de maíz podría traer graves consecuencias a la economía de los guerrerenses, y que por ello la Federación debe acelerar la entrega del insumo.

Añadió que, para evitar las afectaciones, en los próximos años el gobierno federal debe hacer la entrega del fertilizante antes de que empiecen las primeras lluvias como se hacía en años anteriores.

Y es que dijo que, aunque Arcadio Castro haya anunciado que no habrá aumento en los costos de la tortilla, si hay escasez de maíz podría haber un aumento repentino. “Ellos dicen que no van a aumentar, pero yo creo que la realidad es que si no hay el producto a tiempo, pues yo creo que tiene que aumentar, porque a parte que van a comprar el maíz más caro, la luz es cara, el gas es caro, todo caro; entonces ellos tiene que medir los precios con lo que ocupan para hacer la tortilla. Por eso precisamente es urgente que el fertilizante se entreguen ya a los campesinos para que puedan ellos utilizar ese fertilizante y así tengan el maíz... espero que de verdad no haya aumento del precio de la tortilla porque aunque anunciaron que no, uno nunca sabe, puede que a la hora de la hora (aumente)”, expuso.

El dirigente de restauranteros remarcó que con la experiencia de este año, el gobierno federal debe de cuidar que ya no se repita el atraso en la entrega del fertilizante. “Todo esto se debe de cuidar, ya tiene la experiencia. Todo esto debe hacerse en forma y tiempo, no esperar hasta la fecha de lluvias, entregarlo uno dos o tres meses antes para que haya producción de maíz y así el producto no se venda caro”, recalcó.

Publicado en Sociedad y Justicia

“No podemos aplicar la misma política”, señala el secretario general de Morena

Le hacen la propuesta a Marcial Rodríguez Saldaña “para resolver problemas con Estados Unidos”


Miembros del grupo Solidaridad Acapulco propusieron que el gobierno de México aplique la ley del garrote a migrantes de Centroamérica para resolver los problemas con Estados Unidos, durante una reunión este jueves con Marcial Rodríguez Saldaña, secretario general de Morena en Guerrero.

En el encuentro Rodríguez Saldaña afirmó que el país avanza correctamente bajo el liderazgo del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

Explicó las leyes de la Cuarta Transformación en materia de reformas constitucionales y reglamentarias.

La asociación manifestó inquietudes sobre la seguridad y la economía nacional.

Los integrantes señalaron que en la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco, se asignó al capitán de Marina, Gerardo Rosas Azamar, quien no cumple con el perfil.

Criticaron las políticas migratorias del presidente López obrador y pidieron a Marcial Rodríguez hacer llegar el mensaje a la autoridad.

Se busca ayudar, no confrontar: Rodríguez Saldaña

El secretario general dijo “recibí opiniones críticas que se valen, en el caso de los migrantes consideran que el gobierno debe aplicar el garrote a los migrantes centroamericanos, nosotros no podemos aplicar la misma política que Estados Unidos, pedimos que respeten a los migrantes mexicanos, debemos respetar también”.

Explicó que existe un fundamento integral para resolver los problemas, que está enfocado a detonar la economía.

El dirigente estatal informó que tienen programados trabajos la siguiente semana en la Costa Chica, Acapulco y Tres Palos, lugares donde se impartirán cursos de liderazgo para mujeres y jóvenes con la meta de reforzar la estructura de Morena en Guerrero, lo cual les conducirá a conseguir la mayoría calificada para que haya gobernabilidad en el Congreso del estado, ganar la mayoría de los municipios y la gubernatura en el futuro.

Anunció que habrá una delegación representante de la entidad en Tijuana el próximo sábado para unirse a la defensa de la dignidad de México como pidió el Ejecutivo federal en su conferencia este día.

Publicado en Sociedad y Justicia

Fue activo defensor de los derechos humanos; simpatizaba con líderes guerrilleros

Su familia confirma la noticia tras ser trasladado a su pueblo natal, El Gilmute, Tepantitlán, Jalisco

Máximo Gómez gestionó la brecha a Ometepec, la introducción de energía eléctrica y agua potable


Xochistlahuaca, 6 de junio. Maximino Máximo Gómez Muñoz, después de sufrir un accidente en su casa particular en Atoyac de Álvarez fue trasladado a su tierra natal, El Gilmute, municipio de Tepantitlán, Jalisco, fue atendido en un hospital de Guadalajara, donde este 5 de junio murió, apenas había cumplido 87 años de edad.

Párroco de San Miguel Arcángel en Xochistlahuaca, y encargado de la Misión de Santa María de Guadalupe en Cozoyoapan (comunidad amuzga), en 1967, señala un escrito que hizo la arquidiócesis de Acapulco en su memoria, aunque también se señala que por su acciones de rebeldía había sido declarado como su sacerdote “irregular”, y es que Máximo Gómez tiene una trayectoria a favor de los desprotegidos y en defensa de los derechos humanos.

La propia arquidiócesis recuerda que el 21 de  marzo de 1999 recibió a los delegados del EZLN, quienes vivieron al estado a promover la consulta para la paz y les ofició una misa en la iglesia del Dios único, en Atoyac, aparte que los zapatistas le llevaron la urna a su templo para que votara, templo donde se guardaron los restos de Lucio Cabañas durante un año.

En 1995, Máximo Gómez fue intermediario de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (Ocss) con el gobierno tras la masacre de Aguas Blancas, espacio que abandonó tras darse cuenta que el gobierno les estaba tendiendo una trampa a los líderes campesinos. Ofició la misa cuando apareció el EPR. Junto con el escritor Carlos Montemayor develaron el monumento a Lucio Cabañas en el zócalo de Atoyac en 2002.

Cuando llegó a Xochistlahuaca, este pueblo no tenía agua potable, ni luz ni brecha y estaba en manos de caciques, quienes tenían su ganado en tierras de los amuzgos, miles de animales enviaban a Tehuacán, Puebla, cada año, y a los pobres no se les permitía tener ganado, relatan los propios amuzgos, y tampoco les era permitido sembrar mucho, sólo lo necesario para comer. También las únicas tiendas eran de los caciques, y si alguien se atrevía desobedecer era asesinado.

Máximo Gómez nació el 11 de mayo de 1932, en el rancho El Gilmute, municipio de Tepatitlán, Jalisco; en su estancia en Xochistlahuaca logró gestionar la brecha que comunicaría a esta cabecera con Ometepec, luego la luz eléctrica, el agua potable, la cooperativa Suljaa’ y muchos otros beneficios para el municipio amuzgo.

Se sabe también que logró que los ricos sacaran sus animales de las tierras de los campesinos amuzgos, logro que le costó dos meses en plantón en las afueras del Departamento Agrario en la Ciudad de México, en 1971. Tras sus acciones a favor de los amuzgos recibió amenazas de los caciques, de las cuáles salió librado.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Diciembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31