La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Lunes, 16 Septiembre 2019

En su primer informe de gobierno reitera su disposición de combatir la violencia

No estamos conformes con esta situación de violencia generada en administraciones pasadas, dice


Al rendir su primer informe de gobierno, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, afirmó que ella no hizo pacto con la delincuencia, y que por ello tiene la calidad moral para seguir combatiendo la situación violencia que azota al municipio.

Advirtió que continuarán las acciones legales para sancionar los presuntos actos de corrupción cometidos en la administración del perredista Evodio Velázquez Aguirre.

La tarde del sábado, Román Ocampo, rindió su primer informe de labores en la explanada del antiguo ayuntamiento del Centro.

Ante cientos de acapulqueños, reiteró su disposición de combatir la situación de violencia que sigue azotando al puerto.

“Lo digo fuerte para que quede claro. No estamos conformes con esta situación de violencia e inseguridad, y no aceptamos tampoco que se pretenda responsabilizar y exigir a los gobiernos de la cuarta transformación que terminemos de inmediato con un problema que fue originado durante muchos años por la corrupción, la ineptitud, la asociación con grupos delictivos y el empobrecimiento general de la población generado por algunas administraciones pasadas”, manifestó.

Advirtió que no estará de rodillas ante la situación de violencia, porque “yo no hice pacto con la delincuencia, eso me da autoridad moral”.

La alcaldesa expresó que fue hace doce años cuando “comenzó esta tragedia que ha enlutado y llenado de lágrimas a las familias de Acapulco”.

Destacó que en su primer año de gobierno se logró la disminución en un 14.7 por ciento mensual de los homicidios dolosos en el municipio, aunque admitió que la percepción de seguridad sigue siendo negativa. Hizo un llamado a los ciudadanos a la unidad.

“Invito a los ciudadanos, los académicos y los periodistas comprometidos, a dar a conocer en qué administraciones municipales, estatales y federales, se originó esta escalada de violencia que padecemos todos, y que exijamos cuentas a aquellos que en su momento hundieron a nuestro municipio en esta situación. Las cifras ahí están, hace doce años comenzó esta tragedia que ha enlutado y llenado de lágrimas a las familias de Acapulco”, enfatizó.

Advirtió que “no lograrán desanimarnos ni detenernos; ni se detendrá el cambio a pesar de sus sabotajes. La transformación está en marcha”.

Román Ocampo aseveró que heredó un “elefante reumático” por el desfalco financiero que recibió de la anterior administración que encabezaba Evodio Velázquez.

Además, señaló que fueron las anteriores administraciones las que “le abrieron las puertas a la delincuencia organizada”.

“Yo misma viví asaltos e intentos de secuestro cuando aún fungía como magistrada y como precandidata para asumir esta responsabilidad. Y me uno a la voz de miles de ciudadanos que exigimos nos den cuentas quienes en su momento le abrieron las puertas a la delincuencia organizada, dejaron crecer los giros negros, solaparon a los delincuentes e hicieron caso omiso a los reclamos desesperados de la ciudadanía”.

“Miles de jóvenes, mujeres y hombres violentados y asesinados en estas tierras reclaman justicia, y reclaman también castigo para quienes comenzaron esta situación. Este gobierno tiene un compromiso de justicia con todos ellos, y estamos decididos a enfrentar esta situación con valor y decisión”, expuso.

Agregó que al tomar posición también se dio cuenta de “faltantes inexplicables” en mobiliario y equipo, y aseguró que la Contraloría interna del ayuntamiento está llevando a cabo las investigaciones correspondientes.

Al informe asistieron el delegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval; el secretario del Trabajo, Oscar Rangel Miravete, en representación del gobernador Héctor Astudillo Flores; el senador Félix Salgado Macedonio y diputados locales.

Publicado en Política

Cuestionable, la resolución del juez que ordenó la excarcelación, señala el gobernador

 “En la ruta que van, al rato no va a haber nadie que responda por los hechos”, reprocha


Chilpancingo, 16 de septiembre. “En la ruta en la que se va, al rato no va a haber nadie que responda por los lamentables hechos”, criticó el gobernador Héctor Astudillo Flores luego de la liberación de otros 24 implicados por el caso Ayotzinapa.

El pasado sábado, el juez Samuel Ventura Ramos ordenó la liberación de 24 personas detenidas vinculadas a la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre de 2014 en Iguala. Con dicha resolución del juez, se han liberado ya un total de 77 personas de un total de 142 implicados.

Al respecto, el gobernador Héctor Astudillo Flores rechazó dicha determinación, pues consideró que no es aceptable ni jurídica, ni moralmente. “A mí me parece que es muy importante que en este caso la Suprema Corte de Justicia revise profundamente en base a qué y cuáles son los sustentos jurídicos, que a la vista son muy cuestionables e inaceptables; pero moralmente eso es totalmente ofensivo”, mencionó.

Para el gobernador la resolución del juez así como la anterior, en la que se liberaron a 53 implicados, es cuestionable, y consideró que de seguir en ese mismo tenor, no habrá responsable alguno por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, ni por el asesinato de 6 personas.

“En la ruta que se va, pues al rato no va haber nadie que responda por estos asuntos tan lamentables que van a cumplir cinco años y sigue siendo una exigencia de México el que se esclarezca exactamente qué sucedió y dónde están los 43 jóvenes”, mencionó.

Astudillo reiteró su solidaridad con las madres y padres de los 43 normalistas desparecidos, “mi solidaridad absoluta, absoluta como desde un principio, como desde el primer momento”.

Publicado en Política

Archivo

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30