La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 04 Septiembre 2019

La síndica procuradora del ayuntamiento de Acapulco, Leticia Castro Ortiz, reveló que ha recibido unas 20 denuncias de policías municipales contra el secretario de Seguridad Pública, Gerardo Rosas Azamar, y otros directivos de la corporación, por vejaciones y abuso de poder.

Declaró que tanto policías urbanos, viales y turísticos han solicitado su intervención a través de escritos contra las vejaciones que han sufrido de los mandos policiacos.

Reveló que este tipo de denuncias las recibió también con el anterior secretario de Seguridad Pública, Geovanni Mejía Olguín.

Abundó que las situaciones a las que han sido expuestos los y las policías son amenazas de ser despedidos, retención de salarios, acoso sexual, que no se respeten sus incapacidades, entre otras. “Constantemente están siendo amenazados de que los va a a dar de baja, han aplicado acciones de estar reteniendo los salarios por cualquier tipo de excusa a los policías. Los policías enfermos y que presentan sus incapacidades no se les respetan, les toman como faltas el tiempo que están incapacitados para poder ser dado de baja... incluso hasta de acoso sexual hemos tenido quejas”.

La síndica afirmó que ya ha solicitado la información sobre qué es lo que está sucediendo en el interior de la Ssp tras haber recibido las denuncias.

“Por eso se están depurando los policías; pero también una cosa es que se estén depurando y otra es que haya abuso de poder. Tiene que haber disciplina, es necesaria; pero el abuso de poder no”.

Castro Ortiz también lamentó el reciente asesinato de una ex trabajadora de la SSP que denunció acoso sexual del director de la Policía Auxiliar.

Acusó que todas las trabajadoras que denunciaron al directivo fueron dadas de baja de la Ssp cuando solamente tenían que ser cambiadas de adscripción en lo que se desarrollaba la investigación.

Sobre los policías que tiene actualmente la Policía Municipal, informó que sólo hay 560 efectivos que están en operativos, de los cuales 370 están certificados.

Agregó que no se han podido reclutar más agentes porque la convocatoria que se lanzó hace dos meses coincidió con la de la Guardia Nacional y los aspirantes prefirieron intentarlo en la nueva corporación.

Detalló que solamente fueron reclutados 150 aspirantes a la Policía Municipal, y que de esos únicamente 50 aprobaron los exámenes y reunieron todos los requisitos.

Publicado en Sociedad y Justicia

Solicita Rogelio Hernández Cruz a la FGE resultados en el crimen de su hermano


 “Por favor ya no maten a mis compañeros”, pidió el dirigente de la organización transportista Un Nuevo Horizonte para Guerrero, Rogelio Hernández Cruz, en mensaje dirigido a grupos delictivos que han asesinado a trabajadores del volante, en la ola de violencia que ha azotado la entidad desde 2010.

En conferencia de prensa, Hernández Cruz pidió a la Fiscalía General del Estado resultados en la investigación del crimen de su hermano y un acompañante, ocurridos el pasado primero de julio. Advirtió que tras el asesinato, toda su familia tuvo que abandonar el estado de Guerrero y el país.

Mencionó que “me siento inmediato responsable, ninguno de familia se dedica a la política o el transporte”, y exigió a autoridades de los tres niveles de gobierno el esclarecimiento del crimen y castigo a responsables.

Hernández Cruz sostuvo: “tengo indicios, el crimen de mi hermano fue cometido por gente que fue pagada, no por un problema de delincuencia organizada, si no por un problema gremial, gente pagada para que me hicieran daño”.

Hernández Cruz señaló que sitios y organizaciones de transportistas deben pagar derecho de piso hasta a cuatro organizaciones delictivas diferentes, y cuando no lo hacen, son asesinados. Subrayó que la autoridad debe brindar seguridad a todos los ciudadanos e impartir justicia.

Lamentó que “siguen los asesinatos de líderes de transporte. El martes fue acribillado Alfonso Rendón Salmerón en San José, municipio de San Marcos, del sitio Cruz Grande”, mientras que un transportista de la colonia Jardín, José Juan Magaña González, fue raptado esta semana.

El transportista manifestó que “le pido a gente que comete atropellos, le pido de manera humilde que dejen de matar a mis compañeros. Nos duele, hay familias de por medio, es muy grave.”

Publicado en Sociedad y Justicia

Dos guerrerenses producen un largometraje para llevar al cine pasajes de la vida del luchador de melena al hombro


Chilpancingo, 4 de septiembre. Pedro Aguayo Damián, mejor conocido como Perro Aguayo, un rudo en el cuadrilátero, pero un héroe verdadero para sus amigos, aficionados y no aficionados de la lucha libre, atravesará los encordados hasta llegar a la pantalla grande con el documental México Perro: el héroe verdadero.

El largometraje es producido por dos guerrerenses originarios de Chilpancingo: Rafael Aparicio y Andrés Klimek, quienes decidieron llevar al cine pasajes de la vida del Perro Aguayo, tras saber que en el extranjero, México no sólo es conocido por el tequila, el mariachi o el mezcal, sino por la lucha libre.

No se puede hablar de la lucha libre sin que venga a la memoria un personaje de melena al hombro, botas y chaleco de pelos blancos, calzoncillos negros y por máscara, un rostro con frente boluda, marcada con cicatrices por aquellos sillazos, tubazos e infinidad de mordidas que recibió arriba y abajo del cuadrilátero: el Perro Aguayo.

El llevar los pasajes más importantes del Can de Nochistlán a la pantalla grande, ha sido una gran experiencia para sus productores, que sin saber mucho de la lucha libre se adentraron a la magia de los rudos y técnicos.

“Yo conocía de la lucha libre lo que todo el mundo tal vez conoció durante los noventas, este boom tan fuerte que tuvo la lucha libre”, comentó para La Jornada Guerrero, Rafael Aparicio, uno de los productores del documental.

Aparicio decidió junto con Andrés Klimek que fuera el Perro Aguayo, por ser uno de los luchadores que está en el inconsciente colectivo de todos los mexicanos. “Tú le preguntas a alguien que no es fan de la lucha libre, que te mencione cinco luchadores y te mencionan al Perro Aguayo”. Además de no ser el prototipo de un luchador, que usa capa y máscara, “su propia cara es la máscara, sus cicatrices”.

México Perro: el héroe verdadero, busca trasmitir la otra parte de la lucha libre, aquella que va más allá de la disciplina, más allá de un show business; aquella en la que hay familias, valores, amistad y hermandad entre los luchadores.

“Hemos encontrado valores universales muy importantes como la hermandad, la familia, la amistad; abajo del ring son padres de familia, son hermanos, son hijos”, recordó, y relató una anécdota del Perro Aguayo, quien tras recibir sillazos o tubazos en sus combates, a sus rivales les decía: `Dios te bendiga, ve con bien a tu casa, lleva el dinero a tu familia´.

“Ahí encuentras el gran ser humano que era el Perro Aguayo y eso hemos querido reflejar; retomar esos valores que como sociedad estamos perdiendo, y tomar a don Pedro y a la lucha libre como esa familia, donde hay amistad, hermandad y el amor que los luchadores pueden dar por esa disciplina tan hermosa”.

El film se comenzó a rodar hace año y medio, y aunque la familia de Pedro Aguayo desde un inicio les aclaró que por la salud del luchador no iba a ser posible que saliera a cuadro, se tomó la decisión de  hacer un documental subjetivo, donde la cámara sería el Perro.

En el largometraje participarán luchadores como Villano V, Rey Misterio, Konan, Máscara Año 2000, Canek, Carmelo Reyes y varios que fueron parte de la vida del gladiador, quienes hablan al amigo, al rival, al consejero, al padre, al Perro, que es la cámara.

Con la muerte de la leyenda del cuadrilátero, en julio de este año, el film se hace más nostálgico, pues se esperaba que el Perro Aguayo viera pasajes de su vida en él.

–¿Por qué México Perro?

–Porque todos somos perros, porque vivimos en un México muy perro, un México muy chingón. Yo me siento muy orgulloso de mi país y porque todos somos El Perro Aguayo.

Para México Perro, el héroe verdadero, hay un corrido escrito por Erasmo Catarino “que está poca madre”, y los soundtrack fueron hechos por el Sr. Bikini.

Para Rafael Aparicio y Andrés Klimek esta experiencia en la lucha libre les ha cambiado su perspectiva, “me he encontrado con cosas hermosas, hemos llorado en las filmaciones, hemos llorado junto con los luchadores, y aún estando en vida el Perro Aguayo, hemos llorado”.

El documental es una producción independiente y se estrenará en los primeros meses del 2020, para posteriormente llevarlo a festivales del cine e incluso a plataformas digitales.

Publicado en Cultura
Jueves, 05 Septiembre 2019 00:05

Reforma urgente

Sin duda alguna, la liberación de Gildardo López Astudillo, uno de los principales señalados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa es un golpe directo a los propósitos de la Cuarta Transformación anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues obra en sentido contrario –y en qué medida– al compromiso del entonces candidato de dilucidar el caso hasta no dejar duda alguna de lo que sucedió con los jóvenes.

A consideración del juez que le concedió la libertad absolutoria, las pruebas que aportó la entonces Procuraduría General de la República para acusarlo de secuestro no resultaron suficientes –como no lo fueron antes para la acusación de delincuencia organizada– y, en general, la pesquisa del organismo fue deficiente. La resolución del juez activó las alarmas en los familiares de los muchachos desaparecidos, pero sobre todo en el gobierno federal, porque implica que otros 50 procesados por este caso podrían salir de la cárcel dado que los expedientes que armó la desaparecida PGR son tanto o más deficientes que el correspondiente a López Astudillo.

De ocurrir, implicaría un retroceso descomunal en el esfuerzo por aclarar el caso e impartir la justicia correspondiente, en el transcurso de un gobierno que ofreció precisamente eso.

Según el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, el juez concluyó que el procesado fue torturado, a pesar de que la entonces PGR demostró lo contrario. Sólo hay que imaginar qué sucedería con aquellos detenidos cuya tortura fue plenamente documentada.

Es seguro que el Poder Legislativo federal volverá la mirada a las leyes y a los códigos penales en busca de corregir los resquicios que permitieron la libertad de López Astudillo, y que lo hará con sentido de urgencia para tratar de impedir que otros como él, tan implicados en la desaparición de los 43 –y, por extensión, en todo otro delito grave–, salgan en libertad con tanta facilidad y por la puerta grande.

Pero en este tramo podría haber un problema derivado de que, a la llegada de las políticas de austeridad de la Cuarta Transformación, los diputados de Morena decidieron despedir a muchos de sus mejores asesores en temas jurídicos: el intento de corregir la ley podría dejarla peor. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31