La Jornada Guerrero - Lunes, 06 Enero 2020

El sol azteca está secuestrado por dirigentes de corrientes políticas, reclaman


Chilpancingo, 6 de enero. Militantes del PRD se suman a la organización Encuentro Solidario antes Partido Encuentro Social (PES) para contender en las próximas elecciones.

En conferencia de prensa este lunes, militantes activos del PRD criticaron que el partido del sol azteca está secuestrado por dirigentes de corrientes políticas más grandes, quienes se reparten las candidaturas, una y otra vez sin dar oportunidad a nuevos cuadros, por lo que determinaron sumarse a la organización política Encuentro Solidario para buscar nuevamente ser un partido que busque la gubernatura en Guerrero.

“Decidimos sumarnos al PES porque sabemos que en el PRD las corrientes políticas se han adueñado del partido; dirigentes como Carlos Reyes, Celestino Cesáreo, Bernardo Ortega, Evodio Velázquez, se reparten sólo entre ellos y no dan apertura a los demás”, reclamó el ahora ex perredista, Santos Manuel Alarcón Romero.

Las adhesiones

En la conferencia, el próximo dirigente estatal del PES, Marco Antonio Santiago Solís, quien fue militante del Partido Movimiento Ciudadano informó que a partir de este lunes se adhieren entre 5 mil y 8 mil perredistas, entre los que destacan Ranferi Ortiz Pineda, de Zirándaro; Federico Moreno Romano, quien fue consejero estatal del PRD; Zenén Rodríguez Juanico, ex consejero de Juchitán y quien trabajó por mucho tiempo como consejero estatal en Teloloapan, además de unos 30 liderazgos a nivel estatal.

El ex perredista Marino Miranda lamentó que en el PRD no ven que sea un partido diferente, en el que las diversas corrientes políticas, han destrozado al partido, “desgraciadamente todo partido cuando se patrimonializa empieza a alejarse de las necesidades de la gente”.

El ex dirigente estatal del PRD, Edilberto Alarcón Romero recordó que junto con el ahora senador por Morena, Félix Salgado fueron los impulsores en las candidaturas de Cuauhtémoc Cárdenas, pero lamentó que en su momento el entonces perredista Lázaro Mazón les cerró las puertas.

Los verdaderos luchadores de izquierda

Santiago Solís detalló que en el PES se busca concentrar a los verdaderos luchadores de la izquierda de Guerrero, pues se busca humanizar a la política y moralizar su práctica en Guerrero.

“No estamos de acuerdo en las prácticas de tribus al interior de los partidos, sino en la alianza con los líderes de abajo, los que hacen la talacha e identifican a vecinos que van a votar en cada una de las casillas y las secciones electorales, no nos interesan mucho las figuras de renombre y cada uno ya tiene su antecedente y ya se les conoce”.

 

Publicado en Política
Lunes, 06 Enero 2020 23:52

Avión presidencial

Que “la política no es una ciencia, como muchos señores profesores se imaginan, sino un arte”, sentenció Otto von Bismarck. También, que este mismo arte en cuestión “es la historia de lo que se está haciendo, o de lo que se está deshaciendo”, según Henry Bordeaux. Este par de citas viene muy a colación con los vientos de cambio vividos en México.

Desde el veneno esparcido por algunos comunicadores reputados, en cuanto a la (falsa) versión de que el avión presidencial adquirido por Felipe Calderón en sus últimos meses como presidente, para goce y disfrute de su sucesor, Enrique Peña Nieto, va a regresar para utilizarse en las giras del presidente López Obrador, hasta una danza de cifras y especulaciones, de que si costaría lo mismo, más o menos, el tenerlo en México para los viajes presidenciales, pasando por las críticas sin fundamento alguno, ni conocimiento de causa, de que dicha decisión, de mantenerlo varado en un hangar en California, supone un simple “capricho”, pocas explicaciones leemos de que ese tipo de adquisiciones se trata de contratos financieros bastante complejos, tipo leasing (arrendamiento) algunos, híbridos, otros, o sea que no es como ir a comprar a una agencia un Datsun de medio pelo, endosar la factura y listo. Ademas, ya se ha explicado que los lujos, el tamaño y las características de la aeronave de marras hacen que el mercado para la misma se reduzca a lo minimamente estrecho, dificultando obviamente su eventual traspaso.

Sin embargo, muchos son los que, para este asunto, tienen una mentalidad de gris auxiliar contable o de simples cuentachiles, y no entienden (o se hacen como que no) que se trata, muchísimo más que cualquier otro fin, de enviar un claro y contundente mensaje, tanto a toda la clase política mexicana como a los ciudadanos, en el sentido que vivimos un cambio, un cambio tanto de formas como de fondo. Aplicaría aquí que “en política, la forma es fondo”. Así que pierden su tiempo los analistas y periodistas que arrastran el lápiz, sacan su calculadora y especulan con números, porque sencillamente se trata de un asunto de Estado, con importancia tal que no se puede cuantificar su eficacia y motivaciones a una reducida cuestión vulgar de pesos y centavos; el tema va mucho más lejos que eso.

Es la razón por la cual no se trae a México el avión José María Morelos. Representa 18 años de ignominia e indolencia, de abusos, dispendio y burla; justo lo opuesto que transmite (y aplica) el proceso histórico del primer gobierno de la cuarta transformacion de la vida pública en México, que así costara menos pesos (o dolares) tenerlo en nuestro país y darle algún uso, en el más extremo de los casos, es preferible que se lo coma el óxido de los años y termine obsoleto a que se tome la decisión de usarlo.

El avión no es como la silla presidencial, un objeto histórico (y también intasable en cuanto al criterio del sucio dinero), que por más embrujado que esté, con unas buenas limpias, como las que se le dieron a la citada silla, con métodos prehispánicos quede lista, y sin más, a usarla de vez en cuando.

El avión presidencial fue un acto grosero, ofensivo e incluso demencial, así como lo fue (guardadas sean las proporciones) la inútil, nociva, falsa y perdida guerra del hoy ya investigado señor Calderón Hinojosa contra el narcotráfico. n

Publicado en Artículo
Lunes, 06 Enero 2020 23:51

¿Quién castiga a los incumplidos?

Cuando se habla de que la Auditoría Superior del Estado (ASE) ha inhabilitado a 20 servidores públicos, entre ellos seis ex presidentes municipales, cuatro ex síndicos y tres ex tesoreros municipales, mueve a pensar que este organismo, dependiente del Congreso local, está trabajando.

Y es muy probable que esté haciendo lo que le corresponde, pero es de dudarse que un solo ciudadano de la calle dé crédito a ello, simple y sencillamente porque no hay evidencias de cumplimiento.

Así, según su informe que abarca de 2013 a 2019, seis ex presidentes municipales, cuatro ex síndicos y tres ex tesoreros municipales están sujetos a proceso de fincamiento de responsabilidades resarcitorias.

Está bien.

No ha terminado el proceso.

No hay resultados definitivos aún.

Va lo cuestionable: la Auditoría informó que de 2014 hasta la mitad de 2019, tenía aplicado 125 resoluciones y había sancionado a 321 servidores públicos con amonestaciones, multas, indemnizaciones e inhabilitaciones.

En 2016 aplicó sanciones a 101 servidores públicos de 48 municipios del estado por no solventar el pliego de observaciones.

¡Ajá! ¿Pagaron las multas e indemnizaciones estos servidores?

¿La ASE sancionó? Tal vez, pero ¿quién cobró? ¿Quién se encargó de que efectivamente los señores pagaran? ¿En qué arcas ingresó ese dinero?

Todo un enigma.

Algo más: suman 20 los servidores públicos inhabilitados hasta 2029.

¿Qué dependencia, organismo o poder del estado se hará cargo de que los señores no desempeñen ningún cargo público? ¿Quiénes son los inhabilitados?

Por otro lado, la ASE afirma haber interpuesto demandas penales por no entregar informe o cuentas públicas contra 19 ex alcaldes, ex síndicos y ex tesoreros municipales de 2013 hasta 2019.

¿Quién se encargará de dar seguimiento a las demandas penales? ¿La Fiscalía General del Estado? Para morirse de risa, considerando que, durante 2019, su efectividad en cumplimiento de órdenes de aprehensión fue 35.3 por ciento, lo que la posicionó en el penúltimo lugar nacional, según el Índice de desempeño de las procuradurías y fiscalías 2019.

El caso del fraude por 188 millones 605 mil 346 pesos y 98 centavos cometido contra Capama en 2016 dibuja de cuerpo entero la efectividad de la labor de la ASE.

El 9 de julio de 2019 informó que los involucrados no cumplieron el pago establecido en la resolución, por lo que dio vista a la Secretaría de Finanzas y Administración del gobierno del estado “para que proceda de acuerdo a lo que la ley establece”.

Se agotó el procedimiento; ni un solo centavo regresó a Capama, y probablemente los defraudadores estén carcajeándose. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Abril 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30