La Jornada Guerrero - Jueves, 13 Febrero 2020

Se entrevista el senador con el secretario Javier Jiménez Espriú


El senador guerrerense Félix Salgado Macedonio informó haber solicitado al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, Javier Jiménez Espriú, la revisión de las concesiones de la autopista del Sol y del Maxitúnel de Acapulco, al considerar que ninguna de las dos está cumpliendo con los objetivos planteados para su operación.

En entrevista con reporteros en este puerto, el legislador señaló que, en días pasados, platicó con el titular de SCT “y le hice saber que las casetas para Acapulco son muy caras, demasiado caras, con una autopista fea, peligrosa, donde mucha gente ha perdido la vida ahí. No hay día ni mes que no la estén reparando, desde su creación”.

En una situación similar se encuentra el Maxitúnel, señaló, ya que es un paso que se cobra “más caro que cualquier caseta de autopista”.

“Es un abuso de esa empresa, pero aparte no está cumpliendo con los estándares internacionales, es un carril que va y un carril que viene; está obligado el Maxitúnel a hacer el otro carril, no lo está haciendo. Se pasó de vivo y nos encajona en dos carriles en el mismo tubo, y por eso se generan muchísimos accidentes”, dijo.

Recordó que la construcción del Maxitúnel se interrumpió cuando apenas se había terminado uno de los dos túneles para el paso vehicular, y luego, en lugar de construir el faltante, los concesionarios “para ahorrarse, porque hicieron su estudio de mercado y vieron que no es redituable hacer los dos túneles, dijeron: con uno. Y así de caro lo cobran. Y aparte del abuso, el peligro en que se pone el automovilista”.

Precisó que en el mismo túnel corren los dos sentidos, de ida y vuelta, solamente señalizados con conos de plástico color naranja, “y ahí ellos te van cambiando el sentido: en un lado vas en doble sentido y en el otro vienes en un solo sentido, y te lo cambian con conos de color naranja de plástico. Imagínate los accidentes que se han provocado por no cumplir con los estándares internacionales. En un túnel, en un solo carril, no puedes poner los dos sentidos: uno es para allá y otro es para acá. Así de simple”.

Salgado Macedonio relató que en esa plática con Jiménez Espriú quedó claro que “hay un desbarajuste en carreteras y casetas” y, por tanto, “hay que investigar ahí”.

También, dijo, le planteó al funcionario federal la eliminación de la caseta en la carretera de Iguala, que ha sido concesionada ya tres veces, pero no es una autopista sino una carretera federal, y es además vía única, por lo que no se justifica la instalación de una caseta.

Igualmente sugirió que se investigue por qué se amplió la concesión al Maxitúnel, pues dijo que cuando una vía se concesiona por un tiempo -20, 30 años- una vez que este culmina, debe quedar libre, para uso de todos los mexicanos, y en este caso en lugar de liberar el Maxitúnel, le ampliaron la concesión.

Se la pasan puro arreglando la autopista, porque la construyeron sobre suelos calizos, y le hablé también del Maxitúnel, también un cobro abusivo.

Publicado en Política

La verdadera intención de AMLO es recuperar la cultura cívica: Arturo Martínez

El propósito del presidente no es el de ir en contra de la economía del país, afirma el diputado

La Federación impulsa más días feriados para que haya derrama económica del turismo, dice


Tecpan, 13 de febrero. El diputado local Arturo Martínez Núñez aseguró que “fue mal interpretado” lo dicho por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en cuanto a desaparecer los fines de semana largos, y aseguró que la verdadera intención del jefe del Ejecutivo federal es recuperar la cultura cívica, porque ésta se pierde cada vez más entre la población del país.

“El presidente lo que dijo, con motivo del 5 de febrero, es que habría que modificar el ciclo escolar para que las fechas cívicas importantes en el año se conmemoren para que los alumnos conozcan la historia del país”, sin embargo, -afirmó- hay personas que interpretan con dolo lo dicho por el jefe del Ejecutivo federal.

Dijo que el gobierno del país está a favor de que se mantengan los fines de semana largos, pues su propósito no es el de ir en contra de la economía del país, sino al contrario, está a favor de efectuar acciones que la promuevan e incremente para beneficio de la población.

Puntualizó que la declaración de López Obrador propone que se laboren las fechas cívicas que hay en el año, como el 5 de febrero, 5 de Mayo, 16 de septiembre o 20 de noviembre, porque actualmente la mayoría de los estudiantes desconocen su significado, así como sobre la vida y lucha de los personajes de la historia del país; uno de ellos, apuntó, Juan Álvarez, quien fue uno de los hombres más importantes en la vida de México.

Insistió que la propuesta es para que se conmemore con actos cívicos en las escuelas las fechas importantes del calendario en vez de que esos días se suspendan las labores, y sostuvo que la Federación impulsa que haya más días feriados para que la derrama económica a través del turismo sea mayor y beneficie a más población.

Instó a los legisladores federales a analizar la propuesta en base a tres ejes principales: recuperar la cultura cívica, que los niños cumplan ciertos días del ciclo escolar y sostener la industria turística, “porque no veo cómo se pueden pelear una cosa con la otra”, indicó.

Manifestó que actualmente promueve que el Congreso local retome el decreto en el que Tecpan es declarada capital de Guerrero por un día, el 13 de abril, fecha en que se conmemora el natalicio del general Hermenegildo Galeana, y que dejó de hacerse desde hace más de 50 años.  

Publicado en Turismo y Economía
Viernes, 14 Febrero 2020 01:17

Fritz Glockner y Los años heridos

Fritz Glockner nació en Puebla en 1961; estudió Historia en la Universidad Autónoma de Puebla; es escritor, historiador y periodista. En 1994 fue uno de los principales encargados de prensa de la campaña presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas. Finalista del X premio Rodolfo Walsh 1997 por Veinte de cobre y becario del Fonca 2010, se ha desempeñado como profesor de la Universidad Iberoamericana, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Darmouth College y en la maestría de Escritura Creativa, en Iowa. Actualmente es director de la Red de Librerías Educal.

A Fritz Glockner, la Enciclopedia de la Literatura en México lo describe como librero, conferencista y promotor de la lectura y de la novela policiaca en Gijón, España, durante la Semana Negra.

He leído los libros de Fritz Glockner, desde Veinte de cobre, que es el desgarrador relato de dos hermanos que buscan reconciliarse con el pasado, desde el afecto y los recuerdos, donde ambos intentan reconstruir la historia familiar marcada por el padre, Napoleón Glockner, un hombre que decidió abandonarlo todo para sumarse a las rebeldes fuerzas armadas para la liberación nacional, en aquella lejana década de los años 70, trabajo construido a partir de la memoria, de la reflexión, de la desesperación y la ausencia de un padre que abandona la comodidad de ser dueño de un hospital para incorporarse como jefe guerrillero, un reencuentro con el pasado, con personajes reales con una trama verdadera, con sentimientos auténticos que cuenta la tragedia familiar, la guerrilla, la guerra sucia, el dolor y la nostalgia; una obra autobiográfica que es preciso volver a leer.

Otra obra de Fritz Glockner es Cementerio de papel, una novela llevada al cine mexicano, que describe la desgarradora historia de la guerra sucia, una cacería de brujas contra rebeldes de la izquierda mexicana.

La película, que se estrenó en 2008, revela secretos de la cárcel mexicana el Palacio Negro de Lecumberri, convertido en archivo nacional; un cementerio de papel donde se esconden lo más perverso y lo más destructor del Estado mexicano, durante la guerra sucia, una historia policiaca en torno al Archivo General de la Nación, los documentos clasificados de una guerra oculta y los retardatarios del pasado, antiguos agentes de la Dirección Federal de Seguridad, convertidos en guardias celosos de una memoria negada.

El Archivo General de la Nación, donde reposan los documentos secretos de la Dirección Federal de Seguridad y los archivos del Servicio Secreto, con personajes reales e imaginarios, como doña Rosario Ibarra de Piedra, abanderada de los Derechos Humanos. Cementerio de papel es un thriller político policiaco que aborda las repercusiones actuales de la guerra sucia del Estado mexicano en los años 70. La historia se centra en la desaparición de cientos de activistas y de un investigador que está escribiendo un libro sobre aquellos años. Su novia, una chica que es secretaria del Archivo General de la Nación, y un amigo de ambos, reportero de La Jornada, que investigan el asesinato de la compañera del Archivo General que trabaja en el mismo penal de Lecumberri, igual que doña Rosario Ibarra, aparecen los viejos líderes del movimiento de 1968.

El libro Memoria roja, de Fritz, es el vehículo para conocer una parte de la historia de México, que fue negada por el Estado mexicano y remitida a la página policiaca de los diarios. En este trabajo se rescatan las voces que se acallan y a los personajes históricos que la historia oficial busca tener ocultos, luchadores sociales como Rubén Jaramillo, Lucio Cabañas, Arturo Gámiz, Genaro Vázquez y tantos y tantos estudiantes, campesinos, sindicalistas y rebeldes. Es la historia de la guerrilla en México, de 1943 a 1968.

La última obra de Fritz Glockner, Los años heridos, es la historia de la guerrilla en México, de 1968 a 1985. Esta obra se presentó en Acapulco el 7 de febrero, precisamente en el museo histórico Fuerte de San Diego; ahí estaban Fritz y Micaela Cabañas, hija del comandante guerrillero Lucio Cabañas (compañeros del colectivo Hijos de la Tempestad); también el síndico acapulqueño Javier Solorio Almazán; entre el público, muy discreto, el ex guerrillero del Partido de los Pobres y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Arturo Gallegos Nájera, escritor y memoria viviente de los años de rebeldía, que hoy tiene escritos tres libros con sus memorias y sus vivencias.

Los años heridos es la reconstrucción de una memoria colectiva, con una fuerte carga emocional y personal, donde se hace un estudio histórico de cada momento en los años cruciales de la guerrilla mexicana.

Los años heridos es una recopilación de tiempos, movimientos, circunstancias, estrategias y hechos históricos que marcaron para siempre los años de la posrevolución, un trabajo de más de 20 años de investigación, que deja para la posteridad uno de los textos más completos sobre el tema de la actividad movimientista en México, de los movimientos guerrilleros que comenazaron como grupos de autodefensa armada, todos ellos después de grandes matanzas.

Fritz relató la metodología para su investigación, el registro de torturas, asesinatos, exilios, desapariciones forzadas y de una guerra de baja intensidad que se aplicó en México contra la disidencia armada, una construcción cronológica, una mirada académica, el registro más acucioso sobre estos hechos, que da nombres exactos, fechas y datos, así como el papel de los medios de comunicación durante este periodo que tiñó de sangre el suelo mexicano y que con este libro jamás se podrá olvidar. n

Publicado en Artículo
Viernes, 14 Febrero 2020 01:15

La guerra sucia, sucia sigue

Han transcurrido ya 48 años desde el negro episodio en que Atoyac sufrió los embates de la guerra sucia con su cauda de muerte, desapariciones, angustia, desesperación y repercusiones sicológicas.

El Estado ha reconocido el daño causado, ha prometido resarcirlo, pero todo ha quedado en promesas y engaños; algunos de los familiares de las víctimas han muerto esperando lo ofrecido.

Saúl Martínez Palacios narra cómo, en septiembre de 1972, soldados se llevaron a su padre; lo pasearon por el centro del pueblo de El Quemado atado de manos y con la cabeza cubierta, “como si se tratara de un criminal”. Esa imagen cambió su vida para siempre. Aunque estudió hasta terminar la preparatoria, su paso por las escuelas estuvo siempre acompañado de miedo y zozobra, sobre todo cuando veía cerca a algún militar. Y como él, muchos niños convertidos ahora en hombres adultos.

Octaviano Gervacio Serrano, hijo de Octaviano Gervacio Benítez, desaparecido el 30 de mayo de 1974, durante el mandato de Luis Echeverría Álvarez, como presidente de la República, ha expresado que no sólo fue una guerra sucia, sino una matanza, crímenes de lesa humanidad, terrorismo de Estado, por las más de 500 desapariciones de estudiantes, campesinos y activistas, sólo en Guerrero.

Habitantes de la comunidad de El Quemado que fueron víctimas de la represión del Ejército durante el comienzo de la década de los años 70, se quejaron de que a un año de que representantes de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) les ofrecieron ayuda, no han cumplido.

En su primer informe de actividades, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, dependiente de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, incluyó como prioridades para el gobierno de la República la verdad y la memoria históricas de la guerra sucia.

Postuló que la primera prioridad es la búsqueda y la identificación de personas desaparecidas.

Mucha teoría y ofrecimientos, pero en la práctica nada aterriza en hechos. Entre tanto, las víctimas se impacientan y se indignan. Se sienten burladas. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Octubre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31