La Jornada Guerrero - Martes, 22 Septiembre 2020

Autoriza reformas y adiciones al reglamento de quejas y denuncias, informa

El objetivo es sentar las bases para prevenir, atender y sancionar estas conductas: presidente

Proceden acusaciones en cualquier momento, exista o no un proceso electoral en curso: Vargas


Taxco, 22 de septiembre. El pleno del Instituto Estatal y de Participación Ciudadana del estado de Guerrero (IEPC) aprobó reformas y adiciones al reglamento de quejas y denuncias del organismo electoral en tres artículos específicamente, en el que se incluyen las Reglas Específicas del Procedimiento Especial Sancionador Relacionado con Violencia Política Contra las Mujeres en Razón de Género.

El consejero presidente del IEPC, Nazarín Vargas Armenta, consideró que esta reforma al reglamento tiene como objetivo “primordial sentar las bases legales para prevenir, atender y sancionar la violencia política contra las mujeres”.

Recordó que el 2 de junio se hicieron públicos los decretos por los que se reformaron y adicionaron diversas disposiciones de la Ley 483 de Instituciones y Procedimientos Electorales de Guerrero, en las que se establecen principalmente reglas específicas para la atención de los procedimientos especiales sancionadores, cuando se denuncien actos u omisiones relacionados con la violencia política contra las mujeres en razón de género.

Expresó que tomando en consideración las diversas reformas y adiciones realizadas tanto en el ámbito federal como a nivel local, en materia de violencia política contra las mujeres en razón de género, así como los criterios sustentados por las salas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, respecto a la atención de las quejas y denuncias sobre hechos relacionados con violencia política contra las mujeres en razón de género, resultó “indispensable reformar diversas disposiciones del reglamento de quejas y denuncias del IEPC, así como incorporar nuevas disposiciones con el objeto de homologar el ordenamiento interno con las reformas legales”.

Dijo que, atendiendo a las reglas para la elaboración o actualización de la normativa interna del organismo electoral, la Comisión de Quejas y Denuncias aprobó el anteproyecto de reformas y adiciones al reglamento para que sea analizado y posteriormente aprobado por el pleno del instituto.

Explicó que la reforma al reglamento se centró en la modificación al artículo 6 a fin de precisar que la única vía para tramitar las quejas y denuncias por violencia política contra las mujeres en razón de género, es la del procedimiento especial sancionador. En el artículo 107 se establece la procedencia del procedimiento especial sancionador en cualquier momento, cuando se denuncien hechos relacionados con violencia contra la mujer con independencia de que exista o no un proceso electoral en curso, y en el artículo 108 la reforma consiste en delimitar las causales de desechamiento aplicables a las quejas y denuncias relacionadas con violencia política contra las mujeres.

Publicado en Política
Miércoles, 23 Septiembre 2020 02:19

Rockdrigo González

Reconocido y querido por escritores como José Agustín, Ángeles Mastretta y otros tantos, el músico mexicano, ya de culto, Rockdrigo González, originario de Tampico, Tamaulipas, también conocido como el sacerdote del rock o el profeta del nopal, se nos adelantó la fatídica mañana, más cercana al mismísimo fin del mundo que otra cosa, para la ciudad de México, la del 19 de septiembre de 1985 (hace ya 35 años), al derrumbarse el edificio en el que vivía en la colonia Juárez del todavía llamado Distrito Federal, en la calle de Bruselas (entre Berlín y Liverpool, para ser más precisos), ciudad adonde había llegado después de tocar en algunos grupos de su natal Tampico, con influencias del blues, del rock norteamericano y de la música tradicional tamaulipeca.

Fue de los precursores del llamado movimiento rupestre y le cantó irreverentemente tanto a los intelectuales como a las amas de casa, a los feos, a las calles sin sol, pero también a “ranchos electrónicos”, “ nopales automáticos” y a “garbanzos matemáticos”.

También dedicó sus rolas a desde el “agandalle transnacional” (¿qué nos podría decir acerca de eso en la actualidad?) hasta a los perros y a las ratas (humanos, más que animales), pero en especial a la gran y caótica ciudad de México, que ya lo había adoptado como su hijo.

Vivió, como decía en una de sus canciones, un poco “prisionero iluso de esta selva cotidiana”, y compuso letras incluso algo melancólicamente premonitorias, porque eso fue antes que “fatal, poeta maldito o apocalíptico”, como algunos lo encasillaban. Eso, más que nada, premonitorio hasta lo inaudito, con letras en sus canciones y poemas como el de un manuscrito hallado junto a él en los escombros de su apartamento, donde compartía su lecho con su esposa, Francoise, de nacionalidad francesa, y que decía: “Mañana podría morir en la gran ciudad... he estado observando cosas misteriosas en gente que le hace a las ciencias ocultas”, o un fragmento de su vasta poesía que reza: “me dijeron que la sintaxis era una señora muy severa, y que en los temblores había que tomar cerveza debajo de las puertas (...)”, u otro inédito por mucho tiempo y también rescatado de entre las ruinas: “Si el día de hoy no fuera un camino sin fin/ Si esta noche no fuera una sombra quebrada/ Si mañana no fuera demasiado tarde”.

Rockdrigo compuso e interpretó también canciones cuya letra contenía enunciados como: “sobre historias de concreto”, “he llenado mis bolsillos con escombros del destino” o “cuando tenga la suerte de encontrarme a la muerte le voy a ofrecer todo el tiempo vivido”, o aquella canción muy famosa llamada No tengo tiempo... y realmente es que no tuvo ya tanto tiempo.

Su hija, la cantante Amandititita, vivió en Ciudad de México, con pavor e incredulidad, el 19 de septiembre de 2017, la macabra coincidencia de la réplica de la desgracia citadina, justo 32 años después, que aunque significativamente menor en cuanto a sus daños materiales y víctimas, fue una experiencia muy traumática también.

En la estación del Metro Balderas existe una estatua en su honor, debido a que es el autor de la canción en honor a ese sistema colectivo de transporte.

Su legado a la cultura popular es indeleble y está inmortalizado en su música; la gran ciudad lo extraña, pero perdura en su legado, a pesar de la diferencia de tiempo y estilo musical, con el gran Chava Flores.

Rockdrigo Gonzalez fue iconoclasta; su ya citado movimiento rupestre, del que fue indiscutible líder y precursor, organizando junto con Roberto Ponce su primer festival en el museo del Chopo, en 1984. Fue una corriente vanguardista, en tanto que apelaba a alejarse del sintetizador y los grandes alardes tecnológicos, ya en boga en la música, y regresar a sus orígenes, instrumentos como la guitarra acústica, el chelo, la armónica y el violín, antecedente más cercano en nuestro país, de hecho, del concepto conocido como acústico o unplugged (desenchufado), que la cadena multinacional MTV puso en moda muchos años después.

Pero aun más allá de todo lo anterior, Rockdrigo González poseía una veta ecléctica, tal vez aún no tanto conocida, ya que, además de la música, incursionó en la poesía, en la pintura, la escultura, a desarrollar diseños de inventos y objetos ornamentales y hasta juguetes.

El cantante y compositor de Tampico, que llegó a la gran ciudad de México a mediados de los años 70, es hoy todo un ícono popular, que murió intempestiva y prematuramente (a sus 35 años), como reza la muy particular picardía mexicana, “de un pasón de cemento”. n

Publicado en Artículo
Miércoles, 23 Septiembre 2020 02:16

Dureza y condescendencia

El gobierno ha endurecido las medidas contra establecimientos cerrados.

Hace bien; el avance de la pandemia lo reclama.

Intensifica los trabajos en los 65 filtros sanitarios ubicados en playas, mercados y lugares de alta concentración.

Perfecto; el crecimiento de casos así lo exige.

Reparte cubrebocas, hará trabajos de sanitización y labor de concientización.

Excelente; el horno no está para bollos.

Pero…

Entre cierto porcentaje de la población se percibe que mientras con unos es muy exigente, con otros actúa muy condescendiente.

Desde comienzos de la contingencia, la administración estatal ubicó al transporte como uno de los dos focos principales de contagio; no obstante, no se le ha sometido al orden, al menos en lo que se refiere a Acapulco, la ciudad más importante de la entidad, la de más población y la de mayor cifra de contagios y defunciones.

En julio, el ayuntamiento acapulqueño anunció una serie de medidas que supuestamente impondría al transporte público, pero hasta ahora no se ha llevado a cabo.

Aseguró que en autobuses y transporte liviano, los operadores usarían cubreboca, aplicarían gel antibacterial a los pasajeros al abordar la unidad, les tomarían la temperatura y, en el caso de los taxis, viajarían en cada uno tres pasajeros, uno delante junto al conductor y dos atrás.

La mayoría de los taxistas usa cubrebocas, hay que decirlo, pero ninguna de las otras medidas se cumple. ¿Por qué?

El Hoy No Circula nunca se hizo respetar.

Permisionarios y choferes alegaban que era ilegal y que, por tanto, no procedía.

Hasta donde se sabe, las pocas infracciones levantadas fueron canceladas.

Hoy en día, ni el fantasma del programa se asoma por el sector.

¡Vaya!, ni se menciona ya. ¿Qué pasó en realidad?

En el caso del Sistema de Transporte Acabús, operado por el gobierno estatal, las medidas se cumplen a medias.

Todos los operadores, es verdad, cargan su respectivo cubreboca; en las terminales, un empleado toma la temperatura en el brazo (¿no debería ser en la frente?) y deja a criterio del usuario si se aplica o no el gel.

En estaciones intermedias, ni toman temperatura, ni hay gel.

Los túneles sanitizadores se colocaron en el centro de la ciudad. En la terminal de Playa Seca ni los conocen.

Vigilan, eso sí, que el usuario de todo tipo de unidades lleve cubrebocas.

De la sana distancia, ni qué decir.

Imposible aplicarla, de acuerdo; pero cuando menos podrían reducir la frecuencia de paso de las unidades para que viajaran menos saturadas, sobre todo en horas de mayor afluencia. Pero no lo hacen.

Así el asunto, pareciera, pues, que las medidas antivirus se aplican de manera selectiva. n

Publicado en Editorial

Incendian camioneta, lanzan petardos y prenden fuego a libros de la biblioteca


Chilpancingo, 22 de septiembre. Estudiantes normalistas de las 16 escuelas que integran la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), luego de que los padres y madres de los 43 realizaran un mitin político para exigir justicia por los seis años de la desaparición forzada de sus hijos, atacaron las instalaciones del Congreso local e incendiaron una camioneta repartidora de la empresa Lala.

Durante el mitin, los padres reprocharon a los diputados que hasta ahora no han cumplido con el apoyo que prometieron de ayudar a los padres en su exigencia de justicia.

Continuaron con sus actividades de protesta, antes de la marcha programada el próximo 26 de septiembre en la Ciudad de México.

Luego de los hechos, personal de las secretarías de Seguridad Pública (SSP) y de Protección Civil de Guerrero (SPC), sofocaron el fuego provocado por los normalistas luego de su protesta en el Congreso local; así también, peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) con binomios caninos realizaron diligencias para revisar que no se encontrarán más artefactos explosivos en el recinto legislativo de Guerrero.

Los estudiantes realizaron pintas durante el mitin, posteriormente con la ayuda de un camión de una empresa tiraron el portón del estacionamiento y lo introdujeron hasta la entrada principal, donde le prendieron fuego.

Durante al menos media hora lanzaron una lluvia de petardos y bombas molotov contra las oficinas de los diputados y prendieron fuego a papelería y libros de la biblioteca Siervo de la Nación, ubicada al interior del recinto.

Durante el mitin, los padres y madres reprocharon la negativa de los diputados de citar a comparecer al presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alberto López Celis, para que explique el avance de las investigaciones por la pérdida de evidencias de la noche de Iguala, grabadas por las cámaras del Palacio de Justicia en esa ciudad.

En un documento entregado el pasado 17 de septiembre a la Comisión Especial para el Caso Ayotzinapa, presidida por el diputado Arturo López Sugía, los padres y madres piden que se les informe que ha pasado con la investigación sobre los videos que presuntamente se perdieron, así como los procesos administrativos y de otra índole que se hayan iniciado contra servidores por la citada pérdida.

El 26 de septiembre de 2014, estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa fueron agredidos violentamente por todas las fuerzas de seguridad establecidas en Iguala y un grupo de la delincuencia organizada que operaba en ese lugar, con un saldo de tres asesinados, más de 20 heridos y 43 estudiantes desaparecidos.

Precisan en el documento que de acuerdo con las investigaciones que realiza la Fiscalía General de la República, así como el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el autobús 1531 de la marca Estrella de Oro fue interceptado por policías municipales de Iguala a la altura del Palacio de Justicia, y en ese lugar fue bajado violentamente un grupo de estudiantes desaparecidos.

Según datos de pruebas recabados hasta ahora, una patrulla de Policías de Huitzuco arribó al lugar y se llevó a los estudiantes rumbo a Chilpancingo.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Noviembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30