El organismo promueve la construcción de fosas de oxidación, como alternativa

El resto son inoperantes debido a los altos costos de operación y mantenimiento, indica funcionario

Los gastos de funcionamiento se calculan en un millón de pesos anuales aproximadamente, precisa


Tecpan, 20 de septiembre. En Guerrero, de cada 10 plantas tratadoras de aguas residuales que existen sólo cuatro funcionan, y el resto son inoperantes debido a los altos costos que ocasionan su operación y mantenimiento, informó el subdirector de Programación de la Comisión de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (Capaseg), Arquímedes Fernández García.

Abundó que las que están en funcionamiento se encuentran en ciudades donde los gobiernos locales tienen capacidad económica para pagar los costos por consumo de energía eléctrica que genera su funcionamiento, como Acapulco, Zihuatanejo o Chilpancingo.

Dijo que ante el problema en que se han convertido las plantas tratadoras en la entidad, las autoridades de Capaseg han comenzado a promover la construcción de fosas de oxidación en las cabeceras municipales, porque éstas, apuntó, permiten tratar las aguas residuales de manera natural y sin gastos exagerados, ya que su mantenimiento lo llevan a cabo máximo tres personas, mismas que están permanentemente en esos lugares.

En entrevista, luego de encabezar una reunión con habitantes de las colonias Ramos, Las Tunas y la comunidad de El Súchil, para explicar el proyecto de construcción de la red de drenaje para esas tres localidades, manifestó que muchas de las plantas tratadoras que se construyeron en la década pasada, entre ellas la que está en Tecpan, se encuentran abandonadas y totalmente desmanteladas, “como elefantes blancos”.

Precisó que el costo de funcionamiento de una planta tratadora se calcula en aproximadamente un millón de pesos al año, lo que representa una cantidad muy elevada para los ayuntamientos, principalmente para aquellos cuyo presupuesto es reducido.

La decisión no tiene que ver con la denuncia de Gloria Sierra, aclara el alcalde


El alcalde Evodio Velázquez informó que ayer el director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), Javier Chona Gutiérrez, presentó su renuncia al cargo con carácter de irrevocable. 

Argumentó que la renuncia ya estaba planteada desde hace varias semanas y que era parte de varios cambios que hará en el gobierno con el fin de mejorar todas las áreas en este último año de la administración, y no por presiones políticas, luego de que la regidora Gloria Sierra López presentó una denuncia contra Chona Gutiérrez ante la Procuraduría General de la República (PGR) por presentar una cédula profesional apócrifa. 

Además, afirmó que en próximos días presentará el trabajo de restructuración de la Capama que había anunciado, “no es un tema solamente de cambiar al director por cambiarlo y no lo cambiaré también sólo por presiones políticas, esto ya venía planteándose incluso con él desde hace ya algunas semanas, pero que hoy pareciera que el tema es cómo desestabilizas”. 

A pesar de su renuncia como director general, Javier Chona continuará dentro de la Capama, pues es trabajador sindicalizado. 

Evodio Velázquez enfatizó que el funcionario lleva más de 20 años en la paramunicipal, ha sido directivo en varias ocasiones y su gobierno lo ratificó porque así se acordó con la Capaseg y la Conagua. 

Sobre quién remplazará en el cargo a Javier Chona, dijo que ya hay varias propuestas y será “el que garantice que el sistema operador del agua pueda seguir funcionando”.

Chilpancingo, Gro., 19 de noviembre. El gobierno del estado y la Federación, a través de la CAPASEG y la Conagua, han restablecido el 95% de los sistemas de abastecimiento de agua potable, afectados en la contingencia por el huracán Max, en la Costa Chica, Costa Grande y La Montaña.

Informó lo anterior el director de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG), Arturo Palma Carro, quien explicó que 44 de las 46 localidades que resultaron afectadas en su infraestructura de agua, ya están restablecidas, lo que representa el 95% de avance. Las dos comunidades con obras en proceso de reconstrucción son El Quemado y Ocotillo, municipio de Atoyac.

Comentó que en el ámbito de alcantarillado sanitario y saneamiento, se han realizado 6 acciones, de 8 afectadas, teniendo un 75% de avance. Lo restante son acciones de reconstrucción de alcantarillado en Cuautepec y en San Marcos, en este último se trabaja en la reconstrucción total de las lagunas de oxidación para el tratamiento de aguas residuales de la cabecera municipal.

Los sistemas que dañó el sismo del 19 de septiembre en Huitzuco de los Figueroa y Atenango del Río, los cuales ya se encuentran rehabilitados y funcionando.

Archivo

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31