Apenas va a iniciar el ciclo escolar 2017-2018 y ya empiezan a gestarse los primeros problemas por la falta de maestros de grupo en escuelas de varias zonas del estado.

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, desde que propuso su reforma educativa, se ha dedicado a vanagloriarse de que su programa brindará educación de calidad a todos los niños, en el nivel y modalidad que la requieran y en el lugar donde la demanden.

Por lo pronto, este lunes 21 de agosto, 25 millones 608 mil 303 estudiantes de educación básica iniciarán sus actividades escolares, al igual que un millón 211 mil 921 docentes, en 224 mil 976 planteles escolares de todo el país, del Sistema Educativo Nacional.

Eso sí, al dar a conocer las cifras de los alumnos que iniciarán el nuevo ciclo escolar, Aurelio Nuño amenazó con aplicar la ley a los maestros que no reanuden a tiempo sus labores. La costumbre que no se le quita, de andar amenazando siempre para lograr sus propósitos.

Primero debería resolver los problemas que existen en su sector y, luego, lanzar sus amenazas.

Desde antes que finalizara el año escolar 2016-2017, al menos en Guerrero, hubo protestas de padres de familia por la falta de maestros en las escuelas de sus hijos. En la Costa Grande, Tierra Caliente, Acapulco y otras regiones, hubo bloqueos carreteros, marchas por las calles de las poblaciones, de padres apoyados por maestros, precisamente, por reclamar que se cubrieran las plazas vacantes, ya sea porque los profesores se habían jubilado o fallecido o, incluso, enviados a comisión.

En algunas escuelas, para que los niños no perdieran clases, los padres, de su propio peculio, pagaron a maestros externos para que impartieran clases en los salones donde faltaban mentores. Pero, es una situación que no puede durar siempre, considerando la pobreza que viven los guerrerenses en todas las regiones de Guerrero.

Archivo

« Enero 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31