Personal de la SSP, la FGE y la GN mantiene un grupo representativo en la zona

Sólo no deben instalar el retén que tenían sobre la carretera federal México-Acapulco, condiciona


Chilpancingo, 8 de noviembre. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) aceptó que la Policía Comunitaria de Petaquillas siga operando en dicha localidad ubicada a diez minutos de la capital del estado, siempre y cuando sus integrantes no traten de reinstalar el retén que mantenían en la parte baja del puente elevado, sobre la carretera federal México-Acapulco.

El viernes 6 de noviembre se vivió una jornada de mucha tensión en la comunidad de referencia, pues desde las 09:00 horas, los habitantes fueron convocados por medio de perifoneo para realizar una marcha desde la comisaría hacia la carretera federal, con la intención de reinstalar el filtro de vigilancia de la comunitaria.

En cuanto se conoció el reporte de la convocatoria para dicha marcha, que fue programada para las 13:00 horas, a la parte baja del puente se desplazaron elementos de la Guardia Nacional (GN), del Ejército Mexicano, de la Policía del Estado y de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Un helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) sobrevoló la comunidad, lo que incrementó el nivel de tensión en la zona.

Sin embargo, antes de que venciera el plazo establecido para el inicio de la marcha, un grupo de representantes de la comunidad dialogó con el titular de la SSP, David Portillo Menchaca y el subsecretario de Asuntos Políticos del Gobierno del Estado, Martín Maldonado del Moral.

Acordaron que el grupo de policías comunitarios seguirá operando en Petaquillas, pero sólo dentro de la localidad y que no intentarán reinstalar la base que hasta la noche del 3 de noviembre mantenían en la parte baja del puente elevado.

Para asegurar el cumplimiento de dicho acuerdo, personal de la SSP, la FGE y la GN decidió mantener un grupo representativo de sus elementos, aunque ya sin el equipo antimotín que mostraron durante toda la mañana del viernes.

Portillo Menchaca explicó que hasta el momento no se tienen detenidos por los hechos del 3 de noviembre, cuando los integrantes de la comunitaria atacaron a balazos a una camioneta con personal de Seguridad Pública del estado de Oaxaca. Sin embargo, la investigación a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE) sigue su curso.

De momento se disipó el riesgo de una confrontación entre los lugareños y las diferentes corporaciones policiacas.

La noche del martes, este grupo armado atacó a agentes de la SSP de Oaxaca

Después del ataque, fuerzas de seguridad desmantelaron el retén carretero en la comunidad

Desmiente Portillo Menchaca heridos en la agresión; niega que hayan sido desarmados los atacantes


Chilpancingo, 4 de noviembre. La noche de este martes un grupo armado atacó el convoy en el que viajaba el secretario de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca, Raúl Ernesto Salcedo Rosales, sobre la carretera federal México-Acapulco, en el municipio de Chilpancingo.

El gobernador Héctor Astudillo Flores ordenó al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Zuriel de los Santos Barrila, “actuar con celeridad” para detener a los “policías comunitarios” de Petaquillas que atacaron anoche a balazos a personal de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del vecino estado de Oaxaca.

La Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero (SSPGro) ha informado en un comunicado que el ataque fue a personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca, omitiendo que en el convoy viajaba el titular de esa dependencia, Raúl Ernesto Salcedo Rosales.

Por separado, fuentes consultadas en el gobierno de Oaxaca confirmaron que el secretario de Seguridad Pública sí estaba en el convoy atacado, pero resultó ileso. También se informó que hubo agentes lesionados, sin embargo, se desconoce su estado de salud.

El ataque inició alrededor de las 18:30 horas sobre la carretera federal México-Acapulco, cerca del poblado de Mazatlán y culminó en el puente elevado que cruza el poblado de Petaquillas, municipio de Chilpancingo.

De acuerdo con los primeros reportes, el secretario viajaba en un convoy de al menos tres camionetas blindadas, entre ellas una Jeep, tipo Grand Cherokee, y otra Chevrolet tipo Tahoe, ambas de color negro con placas de circulación del Estado de Oaxaca, quienes al pasar por el poblado de Mazatlán un grupo de personas armadas les marcó el alto y al hacer caso omiso fueron perseguidos.

A la altura del poblado de Petaquillas fueron alcanzados y otro grupo armado que ya los esperaba abrió fuego contra las unidades, por lo que los escoltas del secretario de la SSP repelieron la agresión.

Minutos después elementos de diversas corporaciones policíacas llegaron al lugar y aseguraron la zona, mientras que varios lesionados fueron trasladados a diversos hospitales por paramédicos de Protección Civil Guerrero, y personal de la Fiscalía se encargó de realizar las primeras diligencias de ley.

Al mismo tiempo un fuerte operativo implementado por la Fiscalía General del Estado, Policía Estatal y Guardia Nacional irrumpió en el puesto de control de la Policía Comunitaria de Petaquillas que se encontraba debajo del puente donde culminó el ataque y lo desmantelaron.

Los uniformados cargaron las cosas que aseguraron en el puesto de control, las subieron en camiones de la Guardia Nacional y se los llevaron, mientras que otro grupo irrumpió en la comisaría municipal, en donde, de manera extraoficial, se informó que había escoltas del funcionario de Oaxaca encerrados y heridos, por lo que fueron auxiliados.

En un comunicado de prensa, el Gobierno de Oaxaca informó que el secretario de Seguridad estaba en Guerrero en una reunión de trabajo que realizaba con su homólogo, David Portillo Menchaca, con el objetivo de estrechar lazos de colaboración y coordinación para materializar estrategias de seguridad en ambas entidades federativas.

Están a salvo los efectivos de Oaxaca: SSP

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública de Guerrero, David Portillo Menchaca, informó que se puso a salvo a los efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, quienes reciben atención médica, además de liberar a una persona privada de su libertad, luego de una agresión armada contra personal de esta dependencia por hombres armados autodenominados policías comunitarios.

Además se revisaron los indicadores delictivos, el cual  registra una disminución de 17.34 por ciento en comparación con 2019.

En la sesión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, el gobernador Héctor Astudillo Flores instó a la Mesa de Coordinación Estatal dar seguimiento al conflicto agrario en Alacatlatzala y Malinaltepec, en La Montaña alta, a fin de evitar mayores agresiones entre ambos grupos de esta zona por la disputa de las tierras.

También pidió mantener el operativo en la carretera federal Chilpancingo-Acapulco, en la localidad de Petaquillas, luego de la  agresión armada contra personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca la tarde de este martes.

Portillo Menchaca destacó que en un operativo instalado en pocos minutos por las autoridades civiles y militares, se puso a salvo a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca.

Dijo que con la Policía Ministerial, Guardia Nacional y Ejército Mexicano se mantiene resguardo del tramo carretero de Petaquillas, mientras que los civiles armados no se han presentado.

La mañana de este miércoles, el mandatario estatal Héctor Astudillo pidió al titular de la SSP en Guerrero, David Portillo Menchaca, reforzar la seguridad en la carretera federal México-Acapulco, especialmente en el tramo Mazatlán-Petaquillas, en donde se registró la agresión.

Fue durante la Mesa para la Construcción de la Paz de Guerrero de este miércoles, en la que el mandatario estatal hizo estas peticiones a ambos funcionarios.

Dijo que enseguida se efectuó un operativo con las diferentes corporaciones policiacas para poner a salvo a las víctimas quienes reciben atención médica, y que se liberó a una persona privada de su libertad durante la intervención en la Comisaría de dicho poblado.

Niega Portillo Menchaca que se hubiera desarmado a comunitarios

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Guerrero, David Portillo Menchaca, informó en este puerto que cinco elementos de la SSP de Oaxaca resultaron heridos por caídas, y no por impactos de bala, luego de ser atacados por civiles armados autodenominados comunitarios, entre las comunidades de Petaquillas y Mazatlán, municipio de Chilpancingo, en hechos ocurridos la noche del martes.

En conferencia de prensa, Portillo Menchaca manifestó que “la comitiva que acompañaba al secretario (de Seguridad Pública de Oaxaca), se trasladaba hacia Acapulco procedente de la ciudad de México, o de Oaxaca, tomaron la carretera libre, y entre las comunidades de Mazatlán y Petaquillas fueron agredidos por civiles armados autodenominados comunitarios”.

Agregó que la unidad oficial de Oaxaca presenta algunos impactos por arma de fuego, no así ninguno de los cinco elementos que resultaron lesionados por caídas. Resaltó que ningún funcionario de alto nivel de Oaxaca resultó lesionado, y que el secretario de Seguridad de Oaxaca, Ernesto Salcedo, no viajaba en el vehículo atacado.

El titular de la SSP de Guerrero informó que en estos momentos hay presencia de autoridades de los tres niveles de gobierno en la zona de la agresión, la cual será resguardada. Negó que los civiles denominados comunitarios hayan sido desarmados.

Indicó que la Fiscalía General del Estado inició una carpeta de investigación a la que se dará seguimiento por los hechos.

Portillo Menchaca precisa que no hay detenidos

En relación con la visita del titular de la SSP de Oaxaca, Portillo Menchaca explicó que se realizó una reunión bilateral entre mandos policiales de Guerrero y Oaxaca, con la finalidad de establecer mecanismos de seguridad entre ambas entidades.

El objetivo, expresó, es reforzar las acciones de ambos estados para continuar trabajando en disminuir los índices delictivos, a través de la generación de inteligencia, carpetas de investigación y operativos conjuntos para detectar y detener a generadores de violencia.

El titular de la SSP de Oaxaca, Ernesto Salcedo, abundó que en septiembre pasado, elementos de la corporación que encabeza iniciaron el operativo Fuerza de Reacción Costa.

Debe revisarse cada caso de damnificados; la mayoría ya fueron resueltos, estima

Nadie les ha pedido que intervengan en un asunto que compete a órganos investigadores, señala


El gobernador Héctor Astudillo Flores afirmó que los presuntos policías comunitarios y de la Upoeg que irrumpieron en Tlapa para buscar al alcalde electo de Cochoapa, lo hacen bajo su propia responsabilidad, pues es un asunto que corresponde a la autoridad investigadora.

Por otra parte, dijo que ante los reclamos de damnificados por Ingrid y Manuel, que dicen no haber sido atendidos en cinco años, debe revisarse cada uno de los casos, pero estimó que ya fueron resueltos en su mayoría.

Dijo que “nadie les ha pedido que intervengan en un asunto que corresponde a los órganos de investigación. Hay un operativo desde  hace varios días en toda la región, que se inició por la  visita del fiscal y del secretario de Seguridad Pública  encargado del despacho  y hay una gran cantidad de policías ministeriales, investigadores y cualquier incorporación de algún grupo esté armado o que represente  alguna policía comunitaria debidamente reconocida por la ley en la 701, será bajo su responsabilidad, no es a invitación, ni tampoco por alguna  cuestión especial”.

En Tlapa, policías civiles de la Upoeg y de los autollamados pueblos fundadores de la Crac irrumpieron en el lugar para buscar al alcalde electo Daniel Esteban González, quien desapareció hace unos días. Sobre esta acción, la Crac-PC ha denunciado que se trata de una estrategia para “golpear una vez más a la Crac-PC. Son solo un grupo armado por el mismo gobierno y narcotráfico para con sus malos actos enlodar el nombre de la auténtica Policía Comunitaria, y así desprestigiarnos ante la opinión pública, y con eso el gobierno tenga pretextos para desaparecernos”, dijo la Crac-PC en un comunicado.

El párroco de la iglesia de San Pedro Apóstol, San Pedro Cacahuatepec, Javier Alonso Mendoza, señaló que ha sido difícil encontrar caminos de reconciliación entre pobladores de los bienes comunales de Cacahuatepec, tras los hechos ocurridos en el poblado de La Concepción, en la zona rural de Acapulco, en que murieron 11 personas el pasado 7 de enero, cinco de ellas policías comunitarios. 

La mañana de este domingo, pobladores de diversas comunidades de Cacahuatepec, principalmente familiares de las seis personas fallecidas durante el aparente enfrentamiento a balazos suscitado con policías comunitarios, durante la madrugada del 7 de enero, participaron en una peregrinación por la paz, la cual inició en la comunidad de Aguacaliente, y culminó en La Concepción, con una celebración eucarística en la cancha techada de esta localidad. 

Al frente del contingente, pobladores portaban una pancarta en la pedían que el vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (Cecop), Marco Antonio Suástegui Muñoz, no sea liberado, en la que se leía: “Por la paz, que nadie proteja a asesinos, Marco Suástegui y sus cómplices ¡Castigo ejemplar!”. 

Si las autoridades fallan, la gente trata de hacer justicia por propia mano, expone

En vez de desarmar a las autodefensas, hay que quitarles la razón de ser, dice el aspirante a alcalde


Ometepec, 13 de enero. Rubén Figueroa Smutny dijo que el tema principal que ve como aspirante a la alcaldía porteña por el partido de Nueva Alianza es la inseguridad, y para ello tiene propuestas claras de cómo atacar el problema de “altísimos niveles de inseguridad y delincuencia”. 

Mencionó que lo que pasó en La Concepción en los Bienes Comunales de Cacahuatepec es el resultado de que el gobierno estatal y municipal no están cumpliendo con brindarle seguridad a la gente, “cuando el gobierno no cumple, la gente queda indefensa y lo que hace es tratar de dar justicia por propia mano, porque se sienten indefensos ante los delincuentes”, expuso. 

Y prosiguió “yo no creo que usando el ejército para desarmar a los grupos de autodefensa sea el camino, lo que hay que buscar es quitarle la razón de ser”, y ello se consigue si el gobierno de Evodio Velázquez y el de Héctor Astudillo Flores cumplen su responsabilidad de seguridad pública, y los policías comunitarios regresen a sus actividades cotidianas y dejen de hacer la labor de policías, en la que no están capacitados, “y ni tienen mucho interés en hacerlo, lo hacen porque no hay de otra”, dijo. 

Luego de una reunión que sostuvo en el municipio de Marquelia, explicó que el “gravísimo problema” del presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez, es que al inicio de su administración junto con el cabildo firmaron el convenio del Mando Único, que le da facultades al gobierno estatal y federal, “para hacer las labores de seguridad pública y quitarle facultades al alcalde en ese tema, de hecho al secretario de Seguridad Pública ni siquiera lo nombró el alcalde, lo nombró el gobierno federal con la anuencia del gobierno del estado, a él simplemente le avisaron quien iba a ser, entonces, a quien le obedece no es a él, le obedece a quienes lo pusieron”, remarcó. 

Archivo

« Noviembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30