Es uno de los fideicomisos que desaparecerán en 2021, se quejan


Atoyac, 1º de noviembre. Miembros de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos Víctimas de Violación de Derechos Humanos en México (Afadem), montaron un altar con las imágenes de las personas que murieron mientras luchaban por encontrar a quienes fueron detenidos desaparecidos durante la década de los años 70 en Atoyac, con motivo del Día de Muertos. De acuerdo con el secretario ejecutivo de la asociación, Julio Mata Montiel, al menos 40 por ciento de los familiares de las víctimas, han muerto sin volver a saber nada de sus seres queridos.

Consultado al respecto, el activista dijo que los miembros de Afadem demandan al gobierno federal que reactive los apoyos para los familiares de detenidos y desaparecidos, que fueron aprobados legalmente dentro de la Comisión Especial de Atención a Víctimas (CEAV), y que están suspendidos para varias familias desde abril de 2019.

Para Mata Montiel, el gobierno federal ha usado la pandemia generada por el Covid-19 para frenar la ayuda a los familiares de desaparecidos, y abundó que hasta el momento hay mucha incertidumbre respecto a ese apoyo, porque éste depende de uno de los fideicomisos que la Federación aprobó desaparecer para el próximo año.

Abundó que, en algunos casos, hay familias en las que se registra la quinta generación, sin que ninguna de las anteriores tengan noticias de sus seres queridos, y resaltó que 90 por ciento de los familiares son mujeres, mismas que quedaron en mayor estado de vulnerabilidad cuando perdieron a su esposo, a su hijo o a su padre, que, generalmente, eran quienes sostenían económicamente los hogares, y de la noche a la mañana desaparecieron por la represión que el Estado mexicano aplicó en Guerrero durante la década de los años 70.

Asimismo, dijo que de acuerdo con las estadísticas que han dado a conocer organizaciones sociales defensoras de los derechos humanos en México, a diario son desaparecidas entre 10 y 11 mujeres en promedio en el país, producto de la impunidad para castigar a los culpables que sigue llevando a cabo el Estado mexicano.

El luchador social sostuvo que los miembros de Afadem no quitan el dedo del renglón para exigir al gobierno federal que llame a declarar a los militares que estuvieron en Atoyac en la década de los años 70, “porque los principales responsables de las desapariciones forzadas son los miembros del Ejército Mexicano, un sector intocable hasta hoy por las autoridades federales, pero que si el jefe del Ejecutivo federal ordena que se les cite a declarar, se resolverían muchas cosas, pero persiste la impunidad”, asentó.

Ocupan toda la avenida durante su movilización; hoy visitarán el Cereso y Semefo

En la noche bloquearon en La Diana; el alcalde los atendió y les concertó cita con el gobernador


Un grito recorrió la Costera: “¡Presente, ahora y siempre!”

Fue la frase que respondía a la mención de cada uno de los nombres de una larga, muy larga lista que se fue leyendo en la marcha por los desaparecidos que recorrió desde el asta bandera del parque Papagayo hasta la glorieta de La Diana, y que concluyó con una toma por tiempo indeterminado de la Costera al menos en sus carriles con dirección hacia la Base.

A las 5 de la tarde, hora en que fue convocada la movilización por la asociación Familias de Acapulco en busca de sus desaparecidos y por la Caravana Internacional de Búsqueda, comenzó la caminata. Fue un largo paseo que duró una hora y media en llegar a la glorieta. En el recorrido hubo consignas, desde las tradicionales en los movimientos de izquierda –“Ahora, ahora, se hace indispensable, presentación con vida y castigo a los culpables”, “De Este a Oeste, continuaremos esta lucha cueste lo que cueste”- o frases nuevas, ad hoc para el tema de esta caravana: “¿Y por qué los buscamos? Porque los amamos”, “¡Únete, únete, que tu hijo puede ser!”. Y, por todo el tramo, interminable, la lista de desaparecidos, y ante cada nombre, una misma respuesta: “¡presente, ahora y siempre!”

La caravana salió de Cuernavaca, en el estado de Morelos, con 77 personas y visitó los municipios guerrerenses de Iguala, Chilpancingo y Acapulco, con representaciones de 22 estados de la República, de diferentes colectivos. Por la mañana se realizó una misa, por la tarde una marcha y hoy miércoles harán una visita al Cereso y al Semefo de Acapulco y por la tarde una conferencia sobre la conciencia social de las desapariciones en México, en la Universidad Americana de Acapulco.

En La Diana, la presidenta de la asociación Familias de Acapulco en busca de sus desaparecidos, Emma Mora Liberato, demandó recursos económicos para las dependencias encargadas de las investigaciones, cuestionó que a pesar de la alta incidencia de desapariciones, le bajen el sueldo a los asesores jurídicos y les pagan cada bimestre, cuando bien les va; dijo que no hay información fidedigna sobre los 751 cadáveres que están en calidad de desconocidos en los semefos de Chilpancingo, Iguala y Acapulco, los cuales además han provocado ya una crisis sanitaria en los alrededores por el olor fétido que se desplaza a las colonias vecinas.

Envía el Centro de Derechos Humanos José María Morelos carta a los legisladores

El organismo manifiesta preocupación por la “falta de sensibilidad humana” de los representantes

“Están muy lejos de representar en los hechos al pueblo, y sólo tratan de sacar provecho”, acusa


Chilpancingo, 14 de enero. Para los colectivos de familiares de desaparecidos, es preocupante la falta de sensibilidad de los diputados locales que buscan negociar el retiro de la fiscal especial en materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas. 

En una carta dirigida a los diputados de la 61 Legislatura, el Centro Regional de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón manifiesta su preocupación “por su falta de sensibilidad humana” al ser omisos o tomar decisiones a conveniencia, “en base al cálculo político o al interés personal”. 

Reclamaron que en el Congreso del estado haya diputados que pretendan negociar entre las fracciones parlamentarias el retiro de la propuesta de Guadalupe Rendón Ramírez como fiscal especial a cambio de aprobar la propuesta de Antonio Sebastián Ortuño. 

Son “negociaciones que no toman en cuenta la voz de las familias de desaparecidos que han manifestado su inconformidad por los resultados nulos que han obtenido por parte de esta servidora pública que actualmente se encuentra en la Fiscalía General”, reclamaron. 

Exigen no votar a favor de Rendón Ramírez como fiscal especial


Chilpancingo, 14 de diciembre. Integrantes del Centro Morelos y colectivos de familiares de personas desaparecidas irrumpieron en el Congreso para exigir a los diputados no votar a favor de la propuesta a fiscal especial en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas, María Guadalupe Rendón Ramírez.

Este jueves se tenía programada la última sesión de este periodo ordinario y se esperaba la aprobación de Guadalupe Rendón como fiscal especial en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas, por lo que desde las 11 de la mañana, colectivos de familiares desaparecidos de diversas regiones del estado se concentraron en las afueras del Congreso para protestar contra esta posible ratificación a la propuesta enviada por el fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez. Sin embargo hasta las 2 de la tarde, los manifestantes no habían tenido respuesta ni atención de los diputados.

En una breve conferencia de prensa, uno de los familiares manifestó que no permitirán que les impongan a una fiscal especial que no representa a las víctimas, “no queremos a la fiscal y si nos las imponen haremos otros tipo de manifestaciones; ahorita venimos en son de paz con las fotos de nuestros desaparecidos, pero si no nos hacen caso empezaremos a utilizar la violencia porque para dejar pasar el tiempo sí son muy buenos y nosotros ya hemos esperado mucho tiempo y no tenemos a nuestros familiares con nosotros”.

Lo que molestó a los manifestantes es que la sesión estaba por empezar y las puertas de cristal que dan al recinto estaban cerradas, lo que no sucede en otras ocasiones, “lo que nos encabrona, y tendremos que empezar a empujar la puerta y entrar por la fuerza, no tenemos armas, no somos delincuentes, no somos vándalos, somos familiares de desaparecidos”.

Ante la negativa de recibirlos, los manifestantes a grito de “¡Justicia!” y “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!” empujaron las puertas de cristal e irrumpieron al recinto legislativo. “Esta es la casa del pueblo y así nos tratan”, gritó uno de los manifestantes a los escasos diputados que ya estaban en la Sala de Plenos.

Hasta el momento no hay detenidos como autores intelectuales y materiales, reprochan

Familiares y estudiantes de Ayotzinapa marchan para conmemorar a los asesinados en 2011


Chilpancingo, 12 de diciembre. “Si se hubiera hecho justicia por los asesinatos de Alexis Herrera y Gabriel Echeverría, la desaparición de los 43 normalistas no habría sucedido”, dice Francisco Javier Echeverría de Jesús, hermano de uno de los estudiantes caídos.

Son las 11 de la mañana, en la glorieta de El Caballito está el contingente que va recorrer de norte a sur la capital hasta llegar al Parador del Marqués. La razón, la misma desde hace seis años: justicia por el asesinato de Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús.

Hace seis años, a las 11:26 de la mañana del 12 de diciembre, 300 jóvenes llegaron al Parador del Marqués, descendieron de los autobuses y bloquearon el cruce de la carretera federal Acapulco-México y la autopista del Sol.

El bloqueo formaba parte de una cadena de protestas que hicieron en esos días para que el gobernador, Ángel Aguirre Rivero, les diera una audiencia y detallaran los acuerdos que tomaron cuando el mandatario los visitó en Ayotzinapa. Pedían más matrículas, mejoras en las instalaciones de la normal, aumento en la ración de la comida y becas.

Casi 40 minutos después de que arribaron los normalistas, enfrente tenían a 168 policías, entre federales, estatales y ministeriales, 91 de ellos armados, como lo determinó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en el informe que emitió por este crimen.

A las 12:20 de la tarde comenzaron los disparos y seis minutos más tarde, Alexis Herrera y Gabriel Echeverría, estaban tirados en la carretera con tiros en la cabeza.

Archivo

« Noviembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30