Hay pacientes, hasta un bebé, recién operados, señalan quejosos con el procedimiento

Este lunes entra en operación el nuevo inmueble que será inaugurado por el presidente Peña Nieto


Personal médico, pacientes y familiares de personas enfermas internas en el hospital general de Acapulco, ubicado sobre la avenida Ruiz Cortines, en la parte alta del puerto, acusaron falta de ética y cuidados, entre otras irregularidades, en el traslado de trabajadores y de personas enfermas al nuevo hospital, ubicado en la localidad del Quemado, en la periferia, que entrará en funciones a partir de este lunes.

Sin embargo, la propia delegada sindical del nosocomio pidió a trabajadores no salir a comprar a los alrededores del nuevo hospital, y que lleven su propia comida.

Ante la prisa por trasladar definitivamente las funciones del nosocomio a las nuevas instalaciones, que se espera sean inauguradas por el presidente de la República Enrique Peña Nieto, se puso en riesgo la vida de pacientes, señalaron trabajadores inconformes con los procedimientos de la autoridad estatal.

Testimonios refieren que sin previo aviso y durante la madrugada del sábado, responsables del traslado intentaron obligar a familiares a aceptar el transporte de sus pacientes sin importar su estado de salud.

La mañana del sábado se mantenía un adulto de 50 años en estado de coma, con craneotomía descompresiva, de nombre Antonio, quien fue atropellado, en el piso cuatro, en el cual ya no funciona el aire acondicionado, por lo que un enfermero pasante mantiene las ventanas abiertas.

“Ya no hay nada ni nadie, solo un médico”, señaló su primo, Jorge Reyes Torres.

Archivo

« Septiembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30