Dionicia Blanco hace mal uso de los recursos y da malos tratos a educadoras, acusan

No abriremos el jardín de niños hasta ser atendidos por autoridades de la SEG, advierten manifestantes


Maestros y padres de familia del jardín de niños Quetzalcóatl, ubicado en la colonia Ciudad Renacimiento, cerraron la escuela en exigencia de la salida de la directora Dionicia Blanco Ramírez, a quien acusan de hacer mal uso de los recursos del programa de tiempo completo y de malos tratos contra las educadoras.

A las 9 de la mañana de ayer, los docentes y padres de familia sostuvieron una reunión con la directora en la escuela, donde rechazó que esté haciendo mal uso de los recursos, afirmando que estaba dispuesta a aclarar su destino.

Después de la reunión, los inconformes cerraron la escuela de manera indefinida hasta que las autoridades de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) les den una solución.

La profesora, Hortencia de la Cruz Villa manifestó que con la directora Dionicia Blanco no ha habido ninguna mejoría en el plantel educativo.

“Ya no aguantamos tanto desvío de dinero por parte de la directora, también por el trato que nos da a nosotras, se nos ha gritado delante de los padres de familia y a ellos también les grita, y que desvía el dinero”.

Añadió que a la directora le entregaron unas computadoras desde hace 6 años y hasta la fecha no las ha instalado, por lo que “a veces traemos nuestra computadora personal para hacer nuestro trabajo con los niños” y acusó que una de las computadoras la tiene instalada en su casa.

Mencionó que incluso las maestras tuvieron que pintar los salones de clases con dinero propio a escondidas de la directora, ya que ella se niega a hacer mejorías al plantel, y que desde hace dos años cobran una cuota de 500 pesos a los padres de familia para hacer más mejorías.

A pregunta expresa, la educadora dijo desconocer cuánto es el dinero del programa de Tiempo Completo que le llega a la escuela, “pero la directora desvía el dinero”.

Comentó que inclusive hace 8 años la matrícula del jardín de niños era más de 200 alumnos y ahora hay alrededor de 170 porque los padres de familia no ven mejoría en la escuela y prefieren inscribir a sus hijos en otros jardines de niño.

Los manifestantes advirtieron que no abrirán la escuela hasta ser atendidos por autoridades de la SEG.

Supervisor del Igife recorre el plantel para corroborar daños


Zihuatanejo, 4 de octubre. Alumnos de jardín de niños Justo Sierra tomaron clases fuera de sus aulas debido a que las condiciones de sus salones son de riesgo, informan.

La mañana del miércoles fue bloqueada la calle Cocos, debido a que los alumnos del jardín de niños Justo Sierra instalaron sus butacas para recibir clases en la calle, debido a la llegada del supervisor en la Costa Grande del Instituto Guerrerense para la Infraestructura Física Educativa (Igife), Romel Navarrete Ureña. Junto con el director del Fideicomiso Bahía de Zihuatanejo, Jorge Sánchez Allec, efectuaron un recorrido al interior del plantel para constatar el mal estado físico de los salones.

Navarrete Ureña, informó que pudo observar que esta escuela es una construcción atípica que sí necesita sus cambios, pero que esto depende de un programa que se plantea al gobierno del estado año con año, y para poder ejecutar dicha construcción necesitan programarla en el ejercicio anual de obras. “Se cierra en el mes de noviembre, hay que hacer formalmente la petición para que se pueda programar para el año 2018”, expuso.

Agregó que las condiciones requieren de que se emita un dictamen estructural y que eso determinará si los niños podrán regresar a sus salones o definitivamente se tendrán que salir, o seguir tomando sus clases fuera de sus salones.

Dijo que la escuela no cuenta con la posesión del terreno y que esto lo hará el Fibazi, por lo que lanzó una recomendación a todos los directores de instituciones educativas del municipio para que hagan su solicitud al ayuntamiento para ser sujetos a una evaluación.

A su vez, los 166 alumnos del jardín de niños Justo Sierra seguirán recibiendo sus clases fuera de sus salones, mientras se acondicionan siete salones en la cancha techada dentro de la escuela.

Demandan reconstrucción del inmueble


Atoyac, 12 de septiembre. Padres de familia y maestros del Jardín de Niños Cuauhtémoc de Atoyac, se plantaron en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, en el crucero de la Y, para exigir al gobierno estatal que construya totalmente el plantel, porque representa un riesgo serio para los menores, por los daños graves que dejó el sismo de 8.2 grados con epicentro en Chiapas el jueves de la semana pasada.

De acuerdo a Iris Guadalupe Hernández Radilla, presidenta de la Sociedad de Padres de Familia del plantel, el objetivo de manifestarse en la vía federal es lograr que el gobierno del estado voltee sus ojos hacia el plantel, para que venga a corroborar los daños que el temblor originó a su paso y que hacen que el inmueble, que fue construido hace más de 50 años, sea inseguro para los alumnos.

Agregó que el dictamen que emitió la dirección de Protección Civil municipal, durante la supervisión que efectuó luego de que se registró el movimiento telúrico, indica que la escuela no se encuentra en condiciones para que las clases continúen, “por lo que demandamos que el gobierno estatal construya el plantel completo”, manifestó.

Los inconformes se plantaron en el crucero de la vía carretera con pancartas en las que reclamaban al gobernador Héctor Astudillo Flores que construya totalmente el jardín de niños, además de que entregaron volantes a los conductores donde explicaban las condiciones actuales en las que se encuentran las aulas de la escuela.

Archivo

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31