La rifa del tigre

Jun 14, 2021

Finalmente, como marcaba la tendencia, la balanza terminó de inclinarse a favor de Evelyn Salgado Pineda.

Ya no son suposiciones, ni buenos deseos.

Tampoco avances, tendencias, ni parcialidades.

El Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero le entregó ayer la constancia que la acredita como gobernadora electa.

A partir de ya, es otra la página que se escribe de Guerrero.

En consecuencia, Salgado Pineda ha reiterado su llamado a la conciliación y a la unidad de los guerrerenses en general y de quienes fueron sus opositores en la contienda en particular.

Es hora, pues, de enterrar el hacha, para dedicarse al trabajo en bien de la entidad.

Muchos problemas han acarreado ya la violencia y la pandemia de Covid-19 como para sumarle otros que pudieran derivarse de la inconformidad por no haber ganado la contienda.

Viene uno más que no alcanza todavía a advertirse, pero que es un hecho: el atraso educativo derivado de la suspensión de clases presenciales.

Habrá que sumar el desempleo generado por la pandemia y la falta de apoyo a las empresas.

Todos estos problemas y los demás que de por sí han agobiado a la entidad y la han mantenido hundida en el rezago golpearán de frente al gobierno de la morenista.

Su administración no será, de ninguna manera, un paseo por La Quebrada de Acapulco.

Evelyn recibió ayer una constancia, no una varita mágica para solucionar todos los problemas del estado.

Por otra parte, no todos ellos se circunscriben al ámbito de la competencia del Poder Ejecutivo, sino que corresponde atenderlos al gobierno de la República.

En este marco de responsabilidades, habrá que incluir a los presidentes municipales que, lejos de contribuir a que haya buenos resultados a nivel estatal, se llegan a convertir en obstáculos al aprovecharse de la autonomía municipal.

¿Un ejemplo irrebatible? La certificación de las policías municipales.

En este y en otros temas deberá entrar en juego la destreza y la habilidad política de la gobernadora y su poder de gestión ante el gobierno federal.

La población no sabe a quién competa resolver los problemas, y, en el último de los casos, tampoco le importa; lo que quiere son soluciones, no explicaciones, ni argumentos.

Y con ello tiene que salir al ruedo la Torita sin permitir que le planten una sola banderilla. n

A lo largo de siglos de ensayar todo tipo de gobiernos, las sociedades humanas han evolucionado a una conclusión cierta: el menos perjudicial de los sistemas de gobierno es la democracia, más allá de cualquier debate acerca de los tipos de esta democracia.

No es un sistema perfecto, ni mucho menos. En general, puede dar resultados con una lentitud exasperante porque requiere de poner de acuerdo muchas voluntades, sobre todo en el parlamento –elemento característico de la democracia, que es, por definición, el gobierno del pueblo–, donde están representados todos los sectores sociales, o la mayoría.

Y esa exasperación con facilidad puede transitar hacia la decepción, de modo que puede generar en los gobernados el deseo de cambiar la democracia por otro tipo de gobierno.

Así es como, aun en tiempos modernos, sociedades han optado por dictaduras, con la esperanza de cambios veloces, si bien a veces las han permitido en modo inconsciente. El siglo pasado, sobre todo desde su comienzo hasta poco antes del final, se caracterizó por ello.

Un régimen dictatorial se caracteriza por carecer de contrapesos que balanceen el ejercicio del poder. Por eso algunos intelectuales han llegado a caracterizar al régimen priísta anterior a las reformas que dieron pie a la alternancia del año 2000 como una dictadura, porque el presidente de la República no tenía que compartir el poder, ni siquiera con el Congreso –de ahí derivaba el mote de “diputados levantadedos”–, y así podía tomar decisiones y hacer que se cumplieran de manera expedita, sin pedir permiso, sin pedir explicaciones y sin rendir cuentas.

En nuestro país, las elecciones del 6 de junio han demostrado que nuestro sistema electoral, su entramado legal, es sólido y funciona. La confrontación de propuestas y de ideas perfila una Cámara de Diputados, en el ámbito federal, plural y diversa, de modo que las fuerzas políticas que la integrarán han de verse obligadas a parlamentar –haciendo honor a la denominación dada a esa instancia de gobierno: parlamento–, a dialogar y a negociar, para llegar a acuerdos.

El mismo presidente Andrés Manuel López Obrador lo dijo el martes en su conferencia de prensa mañanera al deslizar la posibilidad de que su partido, Morena, pacte con el PRI o con otra fuerza política los cambios constitucionales que se propone llevar adelante.

El resultado, por supuesto, será un proceso más lento, por todo lo que implica. Y será conveniente explicarlo a los ciudadanos cuantas veces sea necesario, hasta que el concepto sea asimilado. No hacerlo puede desembocar, otra vez, en exasperación social.

Sólo cabe esperar que el partido aludido por el Presidente, el PRI, recuerde que tiene un pacto previo con otras dos formaciones políticas para hacer bloque en el Congreso: el PAN y el PRD. Verdaderamente democrático sería no dejarlas al margen de ninguna negociación con el Poder Ejecutivo. n

Meta a la vista

Jun 14, 2021

Este día, la autoridad electoral emprende el conteo distrital de las elecciones realizadas el domingo pasado.

A las 20:00 horas de este lunes, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) cerró habiendo contabilizado 38.4 por ciento de las actas, lo que arrojó 253 mil 143 votos para la candidata morenista a la gubernatura, Evelyn Salgado Pineda, contra 204 mil 645 de su adversario más cercano, el aspirante de la alianza PRI-PRD, Mario Moreno Arcos.

Salgado Pineda había obtenido 46.3457 por ciento de los votos, en tanto Moreno Arcos, 37.4666 por ciento.

La ubicación de la morenista originó que este lunes el ex gobernador Ángel Heladio Aguirre Rivero, de filiación perredista, reconociera que los resultados le eran adversos a su candidato Moreno Arcos y llamó a priístas y perredistas a aceptar con decoro y dignidad la derrota.

Ayer martes, fue el senador priísta Manuel Añorve Baños quien reconoció el triunfo de Salgado Pineda.

El legislador afirmó que Moreno Arcos fue un candidato muy competitivo, pero sostuvo que los resultados del PREP favorecen a la abanderada morenista.

Hasta aquí los resultados del PREP, que son preliminares; en tanto los definitivos, los que darán el triunfo determinante al vencedor y la entrega de la constancia correspondiente, serán los que arroje el conteo distrital, que llevará a cabo desde hoy el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero, el IEPCGro.

El distrital es el conteo final y definitivo de los votos. Es un conteo más preciso realizado en cada uno de los distritos electorales y en donde incluso se pueden abrir paquetes para volver a contar voto por voto.

Este conteo de votos le da validez a la elección y una vez que finaliza es posible anunciar los resultados oficiales de la jornada electoral. Al final del conteo se entrega la constancia de mayoría al ganador de la jornada electoral.

Si el escenario de tranquilidad que ha prevalecido hasta ahora con la tácita aceptación de la derrota de los aliancistas continúa, bien podría vaticinarse un final de calma en el proceso del conteo definitivo; no obstante, si bien Moreno Arcos se concreta a expresar con aire de resignación que no hay ganador y que esperará los resultados oficiales, los dirigentes del PRI y del PRD, Héctor Apreza Patrón y Alberto Catalán Bastida, han desenfundado la espada advirtiendo que no aceptarán los resultados y que pedirán apertura de los paquetes electorales y recuento de votos.

Están en su derecho, pero evidentemente la victoria está ya cantada.

Es de esperarse que impere la civilidad, la razón y la legalidad, y no se esgrima el viejo lema de “si yo gano, hubo democracia; y si pierdo, se cometió fraude”. n

Virtual ganadora

Jun 14, 2021

Prudente y comprensible ha sido la postura asumida por el gobernador Héctor Astudillo Flores al declarar que esperará los resultados de las votaciones que darán a conocer el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPCGro), “para hacer los pronunciamientos políticos correspondientes”.

Los seguidores de los candidatos pueden permitirse dar rienda suelta a sus emociones y vitorear a su favorito, guiados por la sola creencia de que va ganando, o dejándose llevar por los resultados preliminares.

No pasa nada.

No ocurriría así si el mandatario se condujera de manera similar.

Sería muy delicado porque, antes que nada, movería a la confusión, pues no se trata de un ciudadano común y corriente el que está actuando, sino del representante de los guerrerenses.

Es el titular de uno de los poderes –el Ejecutivo– del estado de Guerrero.

Por consiguiente, está obligado, muy por encima de sus simpatías personales o partidistas, a esperar que sea la autoridad electoral la que declare ganador de las elecciones para proceder él a levantarle la mano, sea quien sea el triunfador.

Por cuanto a las votaciones, fue el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) el que estuvo alimentando de información hasta ayer al electorado.

Fue el PREP el que reportó que la candidata morenista a la gubernatura, Evelyn Salgado Pineda, llevaba una diferencia superior a los 45 mil votos respecto al priísta-perredista Mario Moreno Arcos, cifra que ha sido considerada extraoficialmente como irreversible y que, incluso, ha motivado a la oposición a reconocer su derrota.

El PREP no cuenta votos, sino que captura y publica la información asentada en las actas de escrutinio y cómputo por los ciudadanos que participan como funcionarios de casilla.

El Programa se abrió el domingo a las 20:00 horas y debió cerrarse este lunes a las 20:00 horas.

Será mañana miércoles cuando el Instituto Nacional Electoral comience el conteo distrital, que no tiene tiempo de duración, sino que depende de los problemas que llegaran a presentarse en el proceso.

Al final del conteo, INE e IEPCGro anunciarán los resultados con base en los cuales extenderán al ganador la constancia de gobernador electo.

A este anuncio se refiere Astudillo Flores cuando habla de esperar los resultados oficiales para reconocer a quien lo sucederá en el cargo.

Todo a su tiempo. Pero por lo pronto, habemus gobernatora. n

Vientos de cambio

Jun 14, 2021

Si bien el relevo de poder formal ocurrirá en octubre, desde hoy Guerrero comenzará a vivir movimientos en la administración pública estatal, en los que tenga que ver el equipo ganador de las votaciones de ayer.

Sucederá, en fecha próxima, la integración de equipos del actual y del próximo régimen, que se encargarán de organizar la entrega de una administración ordenada y sin sobresaltos.

Ninguna duda cabe de que el gobierno entrante hallará en el actual total cooperación y voluntad para que todo se lleve a cabo de manera transparente y armoniosa.

Si bien el gobernador Héctor Astudillo Flores milita en el PRI, un partido diferente al ganador de las elecciones de ayer, es un hombre institucional, que se ha caracterizado por su trato suave y caballeroso, alejado de la confrontación.

Prueba irrefutable de ello ha sido la buena relación sostenida con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en más de una ocasión le reconoció y agradeció su colaboración con el gobierno federal.

Varios fueron los gobernadores que escogieron un camino diferente al de López Obrador; Astudillo Flores ha antepuesto los intereses de Guerrero y ha buscado el entendimiento sin caer en la pasividad o el entreguismo.

Ni se ha puesto con Sansón a las patadas, ni ha aprovechado su posición para golpear o someter al de menor peso.

En más de una ocasión, la alcaldía porteña le ha arrojado al paso cáscaras de plátano que el mandatario ha evadido, y ha optado por la prudencia.

Al menos públicamente, no ha trascendido que haya tenido alguna fricción con algún alcalde.

Tomando en consideración estos hechos, es una afirmación fundamentada la de que en la entidad habrá una transición pacífica, ordenada y armoniosa.

De hoy a octubre, es de esperarse que el cambio se lleve a cabo en los mejores términos, considerando también que la ganadora de la elección, Evely Salgado Pineda, es una mujer sana, más deseosa de empezar a trabajar por el bien de la entidad que en armar pleitos, consciente de que la campaña quedó atrás y es hora de sumar. n

Archivo

« Junio 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30