El deceso del diputado federal priísta René Juárez Cisneros ha concitado muestras de una civilidad que por momentos parece que empieza a escasear en nuestro país en los actuales tiempos de polarización ideológica y política, y de distanciamiento social.

El ex alcalde de Acapulco y ex gobernador de Guerrero fue objeto de homenajes póstumos, primero de cuerpo presente en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, y ayer en la sede del Poder Ejecutivo del estado –instalación que él mandó construir, pero que no llegó a ocupar, igual que aquel que siembra en su vejez para que otros coman los frutos. En ambas ceremonias le fueron prodigadas expresiones cálidas de quienes lo conocieron y lo trataron.

En el caso de la ceremonia local, en Chilpancingo, el actual mandatario estatal, militante del mismo partido, Héctor Astudillo Flores, se encargó de pronunciar esas expresiones de afecto y reconocimiento. Y lo mismo podría decirse de quienes fueron sus adversarios en algún momento de su carrera política, pero que estuvieron en ambos actos, y de otros que sólo pudieron enviar sus condolencias.

El presidente Andrés Manuel López Obrador puso el ejemplo, quizá sin pretenderlo, al expresarse con gentileza y generosidad acerca de él y decir que guarda “mucha simpatía y respeto por quienes escalan desde abajo y de cuna humilde”.

Constituiría una rara singularidad que alguien que ha perdido la vida no concitara entre sus sobrevivientes palabras de reconocimiento por obras, actitudes, decisiones o gestos, así hayan sido aislados o escasos. Casi siempre habrá mérito en las personas, sobre todo en momentos tan emotivos como una ceremonia fúnebre, por el cual merezcan ser recordadas y hasta elogiadas. Eso, con independencia del saldo que resulte de hacer un balance integral de su vida.

Por supuesto, eso no significa que todo aquel que fallece pasa en automático a ser digno de toda admiración y de todo elogio, porque nadie es perfecto y porque la perfección no existe. Al final, la historia se encargará de hacer ese balance para todos, en los años venideros. Y las mejores condiciones sociales para que eso sea posible pasan por superar la polarización que enemista innecesariamente a la sociedad, tarea en la cual deberían emplearse más a fondo todas las fuerzas políticas, al menos para poner el ejemplo al resto de los ciudadanos. n

El Covid-19 prosigue en ascenso vertiginoso, ocupando la mayoría de las camas de hospital destinadas para combatir el mal.

Ayer martes reportó la autoridad 358 casos más que el día anterior.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado ya que “la única alternativa” para frenar la tercera ola de la pandemia es la vacunación.

Ha dicho que se intensificará la inmunización con el propósito de alcanzar el objetivo.

Parece ser prueba de ello el hecho de que ayer mismo debió incorporarse a esta tarea en Acapulco la Secretaría de Marina.

Es de esperarse que así sea, pues, en lo que a Acapulco se refiere, donde más casos surgen en la entidad, había permanecido dos semanas estancada, siendo hasta este lunes que comenzó la vacunación de las personas que oscilan entre los 30 y los 39 años.

Es de tomarse en cuenta también que las autoridades sanitarias aumentaron de dos a cuatro los módulos para pruebas, medida que constituye una manera de amortiguar los estragos del virus, pues quienes dan positivo sin que los síntomas sean muy avanzados pueden no ir necesariamente al hospital, sino quedarse en casa aislados y en tratamiento.

Respecto a la vacunación, severas han sido las críticas a nivel nacional en el sentido de que hay entre 90 y 100 millones de dosis de vacunas que debiendo haber sido ya aplicadas, permanecen guardadas.

Nuevamente los obuses han alcanzado al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, a quien culpan de que la distribución no lleve el ritmo requerido y de que no cuenta con una estrategia para sortear la pandemia.

Este lunes, en su columna Estrictamente Personal que publica el diario nacional El Financiero, Raymundo Riva Palacio sostiene que en una reunión de gabinete, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaun, y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, culparon a López-Gatell de la dimensión que ha alcanzado la pandemia al no llevar a cabo con la eficacia debida la vacunación.

Ojalá que la intensificación de la vacunación y la participación de la Marina sean ya medidas que tiendan a corregir el rumbo.

No debe faltar, aunado a ello, la participación de las autoridades haciendo cumplir los porcentajes de ocupación, aforos y horarios establecidos por el Consejo Estatal de Salud, así como la actuación de la gente practicando las medidas sanitarias, pues de no ser así, no sería de extrañarse que, con la velocidad con que se está propagando el virus, en pocos días ningún hospital reciba ya a contagiados. n

Comenzó el semáforo epidemiológico naranja con la noticia proporcionada por la directora de Salud municipal, Roxana Tapia Carbajal, en el sentido de que “la mayoría de los hospitales de Acapulco se encuentran al 100 por ciento de ocupación en camas Covid”.

El acuerdo emitido por el Consejo Estatal de Salud establece nuevos porcentajes de ocupación, aforos y horarios de funcionamiento de diversas actividades esenciales y no esenciales del 26 de julio al 8 de agosto.

Si bien en los considerandos del acuerdo difundido en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Guerrero se determina que el retroceso al semáforo naranja se debe al incremento del número de contagios, “lo que implica un alto riesgo a la población”, los ajustes son reducidos con tendencia sobresaliente a proteger la economía.

Por ejemplo, el aforo en hoteles y establecimientos de alojamiento temporal, retrocedió de 60 a 50 por ciento.

Playas, clubes de playa, balnearios, servicios náuticos, deportes acuáticos y albercas públicas, de 50 a 40 por ciento.

Independientemente de que la reducción sea mucha o poca, según la perspectiva de cada quien, queda en entredicho la capacidad de la autoridad para hacerla respetar y la falta de voluntad de la gente para acatarla y cumplirla.

Igual ocurre con el transporte, que no tuvo ajuste, sigue en aforo de 50 por ciento, pero no se hace respetar el porcentaje como tampoco la práctica  de las medidas sanitarias.

La misma situación prevalece en el rubro de mercados, romerías, tianguis, bazares y mercados sobre ruedas, que de 50 por ciento decreció a 40 por ciento.

¿Qué decir de las plazas cívicas, parques, unidades deportivas? De 50 se redujo a 40. ¿Quién hace respetar ese aforo?

¿Y las actividades comerciales informales, que de 50 también bajaron a 40? ¿Quién aplica los procedimientos para su control?

Básicamente, la autoridad concentra la supervisión en negocios establecidos formalmente, como bares, comercios y restaurantes.

Tan es así que ayer el ayuntamiento advirtió que al regresar el semáforo naranja, el municipio reforzará la vigilancia en negocios y aplicará las sanciones correspondientes.

“La cadena de propagación del Covid-19 y sus variantes está en el comercio informal, en las fiestas clandestinas, el transporte público y mercados, no en los negocios establecidos, porque falta la supervisión necesaria de las autoridades”, se defendió el presidente de la Federación de Cámaras Nacionales de Comercio (Fecanaco) del estado de Guerrero, Alejandro Martinez Sidney.

En el papel todo queda muy bonito; es la realidad la que lo contradice mostrando una cara diferente. n

Si bien el Consejo Estatal de Salud había acordado que el semáforo epidemiológico amarillo abarcaría del 18 de julio al 1º de agosto, la autoridad determinó una semana antes del vencimiento retroceder al naranja.

Ello arroja la idea de la gravedad de la situación.

El nuevo semáforo implicará, desde luego, reducir aun más los porcentajes de ocupación, aforos y horarios de funcionamiento de las diversas actividades esenciales y no esenciales.

Dos puntos subraya la autoridad respecto a las medidas: no detener las actividades económicas y sociales, y privilegiar la salud de los guerrerenses.

Es claro que el gobierno busca no volver a paralizar las actividades como ocurrió ya, generando un alto costo social y económico.

El hecho provocará más movilidad de la gente y, en consecuencia, el riesgo de contagio será mayor.

Y ya se está viendo.

Incluso, las mismas autoridades han reconocido que hoy en día hay más contagios que en cualquiera de las fases por las que ha pasado la pandemia, con la diferencia de que, en la primera ola, los adultos mayores fueron el sector más vulnerable; las hospitalizaciones y las defunciones fueron más, en tanto en la actualidad los grupos con más peligro son los jóvenes y los niños.

Hay a favor del combate al Covid-19 la vacunación, que, al parecer, aleja a los mayores del virus; en contra está la movilidad de la gente y su resistencia a practicar los protocolos de sanidad.

La afluencia turística constituye un alto riesgo de contagio; el visitante viaja en grupos y se niega a someterse a las medidas sanitarias.

Por una parte genera ingresos; por otra, expande el virus.

No son los únicos.

En calles, plazas, parques, mercados, la gente se concentra sin cuidados, en tanto los gobiernos no se atreven a hacer respetar sus propias medidas.

Aforos, modificación de horarios, ocupaciones, se acatan, pero no se cumplen.

Si antes decían en las calles “si no nos mata el virus, nos matará el hambre”, la realidad es otra, el virus sigue latente.

Ni hay conciencia popular sobre apegarse a las recomendaciones oficiales, ni hay autoridad que haga cumplir en su totalidad sus propios ordenamientos.

Si a la gente no le importaba liberar del riesgo de enfermar a sus adultos mayores, a ver ahora cómo reacciona cuando vea encamados, sufriendo y muriendo a sus niños, situados en el ojo del huracán. n

El tema económico constituye, sin duda, uno de los rubros más complicados que enfrentará la próxima administración estatal.

Ya lo dijo el gobernador Héctor Astudillo Flores en su mensaje del VI Informe de Gobierno: “… ante los estragos por la pandemia del Covid-19, (su sucesora) enfrentará una severa escasez de recursos y una demanda que no puede desatenderse”.

Puntualizó sobre las consecuencias del mal: “… la recaudación de ingresos propios estatales cayó un 21 por ciento, es decir 392 millones de pesos, mientras que las participaciones federales cayeron más de un 8 por ciento. Este 2021 se complicó aun más el escenario, pues las reducciones presupuestarias continúan: hay saldos a cargo de las participaciones por más de mil 200 millones de pesos y se espera que al cierre del ejercicio asciendan a mil 800 millones de pesos”.

Citó que, para agravar aun más la situación, este año ya no se ha contado con el fondo de estabilización de los ingresos de las entidades federativas, que compensaba la disminución de los ingresos con un apoyo especial.

Eso ofrece una idea clara del paquete que recibirá y llevará a cuestas Evelyn Salgado Pineda siendo gobernadora.

Seguridad Pública es otro tema no menos candente.

“Vamos a pacificar Guerrero”, ha prometido Evelyn.

Mucho necesitará el gobierno estatal del federal.

La secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno federal, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, informó el 21 de junio que los asesinatos aumentaron en Acapulco durante los primeros cinco meses de 2021, con respecto al mismo periodo del año pasado, en tanto que el estado de Guerrero se colocó en el décimo lugar nacional en incidencia del mismo delito.

El 19 de julio, el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, informó que, si bien se mantiene tendencia a la baja en índices delictivos en el estado de Guerrero, Acapulco se encuentra entre los cinco municipios más violentos del país y la entidad se encuentra en noveno lugar nacional en homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes.

Salud representa otro tema espinoso.

Tan sólo el Covid-19 mantiene contra las cuerdas a las autoridades en su tercera vuelta, que está resultando con más contagios que la primera, aunque aseguran que con menos hospitalizaciones y defunciones.

Podría ser ese el motivo por el que, en su próximo encuentro, el 3 de agosto, el gobernador en funciones y la gobernadora electa los incluirán en su agenda. n

Archivo

« Julio 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31