Firme llamado del gobernador a vencer la pandemia por coronavirus


Ciudad de México, 9 de julio. Resultado de la estrategia y estrecha coordinación entre los gobiernos federal y estatal, Guerrero es ejemplo a nivel nacional de cómo se puede evitar el contagio de Covid-19 en México, expresó el director del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar.

Durante la transmisión para informar sobre el desarrollo del coronavirus en el estado, que en esta ocasión se llevó a cabo desde las oficinas del Insabi, el gobernador Héctor Astudillo Flores escuchó el director del Insabi, Juan Antonio Ferrer, quien destacó los resultados a la baja en cuanto a ocupación de camas y de contagios son significativos en Guerrero.

"Lo que ha tocado al gobierno federal tiene que ver con apoyo de infraestructura, con apoyo de recursos humanos, medicamentos y equipo, pero la parte importante ha sido la estrategia del gobernador Héctor Astudillo y del secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, de llamar a la población de Guerrero a que conserven todas las medidas como la Sana Distancia, el uso de cubrebocas y las no reuniones multitudinarias", enfatizó el funcionario federal.

Señaló que esto ha servido para disminuir los índices de contagios, por lo que al permanecer Guerrero en color naranja del Semáforo Epidemiológico, es necesario reforzar la estrategia y poner en marcha otras.

Apuntó que los números de Guerrero son importantes porque México tiene 17 estados en semáforo naranja, entre los que se encuentra esta entidad suriana con los promedios más bajos de contagio.

"Eso hay que seguirlo cuidando y preservando y aquí reconozco también al secretario de Salud, Carlos de la Peña por su trabajo, los gobiernos damos las directrices, pero quienes hacemos que esto sea posible somos nosotros".

Reiteró que el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue pendiente de Guerrero por el cariño que le tiene al estado y así se seguirá honrando su compromiso.

En su mensaje, el gobernador Héctor Astudillo mencionó que el llamado sigue firme, usar cubrebocas, sana distancia para prevenir contagios y Guerrero permanezca en semáforo naranja.

Revisan incidencia delictiva, mesas regionales y acciones Covid-19


Chilpancingo, 9 de julio. El gobernador Héctor Astudillo Flores, como todos los días, presidió la Mesa para la Construcción de la Paz en Guerrero, para continuar coordinando las acciones de Seguridad y atención al Covid-19 en las siete regiones del estado.

En reunión virtual, el gobernador Héctor Astudillo, revisó con la Mesa de Coordinación Estatal, que las mesas regionales funcionen de forma correcta en materia de seguridad, de prevención ante la pandemia de Covid-19, entre otras.

Astudillo Flores, autoridades civiles y militares, evaluaron los módulos de atención y concientización en playas y el panorama estatal del Covid-19 en Guerrero cuyo semáforo nacional se mantiene en color naranja.  Se revisó la incidencia delictiva y los diversos operativos conjuntos implementados en zonas prioritarias y regiones con mayor incidencia delictiva en coordinación con la  Defensa Nacional, Marina, Guardia Nacional, la Policía del Estado y la Fiscalía General del Estado. Estuvieron presentes en la reunión virtual, el Comandante de la Novena Región Militar, Miguel Hurtado Ochoa, el Comandante de la Octava Región Naval, Francisco Limas López.

El Covid-19 vino a cambiarnos la vida. Sacó a todos de su zona de confort. La vida más o menos apasible a la que se había llegado luego de que la delincuencia redujo su actividad se fue al precipicio en marzo pasado con la llegada del virus.

Mientras no haya una vacuna o un medicamento efectivo estará entre nosotros: vendrá y se irá; vendrá y se irá, como las olas del mar, dicen.

Los efectos no son para menos; frenar su expansión requiere un cambio de estilo de vida, la modificación de hábitos, la reprogramación de esquemas mentales: la inserción de una nueva cultura en la sociedad.

Nada más difícil de llevar a cabo, porque, si algo cuesta, es cambiar. Y si cuando se quiere hacer cuesta mucho, cuando no se quiere resulta imposible.

Lo único seguro en la vida, dicen los motivadores emocionales, es que todo cambia.

Lo que empieza termina.

Así de concluyente.

Pues terminó una etapa de la existencia y comienza otra.

Y ese final y principio incluyen en la vida cotidiana, como regla inalterable, la sana distancia, el uso de cubrebocas, la aplicación del gel con alcohol y evitar las aglomeraciones, entre las más elementales, que, al igual que el Covid, llegaron para quedarse, quién sabe por cuánto tiempo.

¿Cómo hacer entender a la gente que lo más conveniente es usar el cubrebocas si nunca en su vida ha sido parte de su indumentaria? Siendo tan afectuosos como somos, ¿cómo convencerla de evitar el supuesto beso en la mejilla, que en realidad va dirigido al aire? ¿Cómo evitar el abrazo entre familias? ¿A quién se le ocurre ordenar que en la playa se debe llevar cubierta la boca y que no pueden juntarse más de tres personas?

¿Consecuencias? Desacato por todos lados.

De un día para otro no puede desecharse un hábito con el que se lleva conviviendo toda una vida.

Puede obligarse a los usuarios de un banco a que entren con cubreboca; igual en los centros comerciales, hospitales y en algunos transportes públicos, como el Acabús, pero allá fuera, en las calles, en las plazas, en las playas, se impone el caos.

¿Cómo convencer al delincuente que deje de matar, de extorsionar, de secuestrar, si esa es parte de su cultura y ya la trae en la sangre?

Por eso mismo no funciona la táctica de “abrazos, no balazos”, “pórtense bien”, “piensen en sus mamacitas”. Si no les aplican la ley, no se aquietarán.

Igual ocurre con los llamados oficiales a quedarse en casa y a aplicar demás medidas sanitarias. Si no obligan de algún modo a la población, no hará caso.

Es como pretender suprimir la violencia contra las mujeres en un sexenio. No se trata de un simple cambio de chip, sino de trabajo constante, sistemático, ya no con los adultos, sino con quienes van en la ruta de convertirse en novios, parejas, padres.

Es un asunto generacional.

Es cuestión de cultura. De conciencia. De responsabilidad. De formación.

Evidentemente, si quiere resultados, si no quiere andar arreando a la gente, la autoridad tendrá que reeducar a sus gobernados.

Y eso no es cuestión de días, semanas o meses. Hay quienes, aunque se han percatado de que durante toda su vida les ha ido mal aplicando sus mismos esquemas mentales, no están dispuestos a cambiar.

La tarea se antoja titánica. n

El hospital móvil fue donado por el gobierno de Estados Unidos


Chilpancingo, 8 de julio. Para seguir fortaleciendo las acciones de atención a pacientes diagnosticados con Covid-19 en el estado, el gobernador Héctor Astudillo Flores supervisó la instalación del Centro de Atención Temporal Covid-19 Chilpancingo, que donó el gobierno de Estados Unidos a México.

El Ejecutivo guerrerrense agradeció al gobierno de la República el envío de esta unidad que se instaló en el hospital Raymundo Abarca Alarcón con la finalidad de disminuir la ocupación de camas. “Este hospital móvil pretende ayudar a qué el hospital general pueda tener la posibilidad de que algunos pacientes que están allá puedan venir para acá”, apuntó.

Astudillo Flores lamentó que en el combate al coronavirus, personal médico haya perdido la vida, por lo que dijo, se tiene que rendirles un homenaje por su entrega.

El doctor Cristian Benjamín Galván Rebollar, jefe de la Misión del Centro de Atención Temporal Covid Chilpancingo, explicó que el hospital móvil está diseñado para alojar 25 camas para dar atención a pacientes con síntomas leves o convalecientes y en caso de que se deteriore su salud, se les estabiliza y se les refiere al área critica del hospital.

Es importante que abran negocios, pero también importan las vidas


Chilpancingo, 8 de julio. Tras reiterar su reconocimiento a todas las y los trabajadores del sector Salud frente a la pandemia del Covid-19, el gobernador Héctor Astudillo Flores insistió en su llamado a la colaboración de la ciudadanía para cuidar que Guerrero permanezca en color naranja dentro del Semáforo Epidemiológico federal a fin de seguir la reactivación económica.

"Si es importante que abran los negocios, pero también es importante cuidar la vida, la prioridad número uno es cuidar la vida de las y los guerrerrenses", expresó el gobernador Héctor Astudillo Flores durante la transmisión número 106.

El gobernador Héctor Astudillo Flores también anunció que el hospital de la 35 Zona Militar ya habilitó 10 camas más para terapia intensiva en Chilpancingo.

Lamentó la pérdida de vidas que ha dejado el Covid-19 en Guerrero, sin embargo, dijo que se debe aprender la lección y no deben pasar en vano e insistió en su llamado a seguir con la Sana Distancia, el uso de cubrebocas y gel antibacterial.

"Hay que tener claro que esta es una realidad, no es un juego, no es una mentira, cada quien tiene que poner su parte para que todos podamos cuidarnos más y que Guerrero pueda salir adelante", enfatizó.

Reiteró que los contagios siguen y la pandemia aún no ha terminado y aseguró que lo del coronavirus es un tema de vida

Archivo

« Julio 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31