Son clausurados 5 establecimientos por incumplir medidas sanitarias


La clausura de cinco establecimientos fue el resultado de los operativos de inspección y verificación realizados la noche del sábado y madrugada de este domingo en bares, centros nocturnos y establecimientos comerciales de la franja turística para evitar contagios de Covid-19 en Acapulco.

Encabezados por Protección Civil, personal de Reglamentos y Espectáculos, Vía Pública, policías Preventiva, Turística y Vial iniciaron precedimientos administrativos a los bares "Star Bar", "Sport Bar La Quebrada", y otro más sin razón social, ubicados sobre la avenida Adolfo López Mateos, en La Quebrada, por incumplir con el horario permitido para su funcionamiento. Así también el mini súper "El Refugio de Félix" en la misma avenida, por exceder el horario establecido para la venta de bebidas alcohólicas.

Además, con apoyo de la Marina, Sedena y Guardia Nacional, se clausuró la discoteca "Candela", localizada en la Costera Miguel Alemán, donde fueron dispersadas 400 personas que se aglomeraban sin respetar la sana distancia ni los protocolos sanitarios para evitar más rebotes de coronavirus.

Pese al tiempo transcurrido, no termina el sinfín de acusaciones contra quien fue encargado de la distribución del fertilizante en la entidad, Jorge Gage Francois.

Fundadores de la empresa coprera del ejido de Papanoa Frutas Tropicales Mexicanas denunciaron ayer que Gage Francois despojó a los socios fundadores.

El rosario de señalamientos contra el ex funcionario es tan largo como la impunidad que se le otorgó y de la cual sigue gozando.

No hay explicación.

Con guardar silencio han arreglado todo.

Tampoco los campesinos han insistido.

Con que hayan cambiado al susodicho se dieron por bien servidos.

En febrero de 2020, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, hizo pública la desaparición de 95 mil 965 sacos de fertilizante, 35 por ciento del total correspondiente al Programa Nacional de Fertilizante de 2018.

El daño patrimonial fue calculado en 127 millones de pesos.

La titular de la SFP calificó el hecho como “una inmoralidad muy grande porque son semillas que necesitaban los campesinos”. Evidentemente, “ello implica una responsabilidad administrativa”, reconoció.

Pero ahí quedó el ejemplo de inmoralidad para la historia y la ausencia de castigo a la responsabilidad.

Aparte, Sandoval mencionó en esa ocasión irregularidades por 91 millones de pesos en asignación de contratos en exceso que fueron pagados por la compra de fertilizantes.

Las anomalías no acabaron en 2019; el mismo gobierno federal reconoció –¿sirvió de algo?– que se extendieron a 2020 al adquirirse semilla de maíz tuxpeño a la asociación civil Semilleros Mexicanos Unidos, por un monto de 189 millones de pesos, que representa un sobreprecio de 36 millones de pesos.

Transcurrido el hecho un año, la justicia sigue agazapada en la oscuridad. n

Los problemas inherentes al Covid-19 no terminan para el gobierno del estado.

Ayer, el municipal de Taxco informó respecto a la escasez de oxígeno para contagiados, al igual que sucede en Iguala; el hecho, guardadas las proporciones, tiene mucho parecido a lo que está sucediendo en la Ciudad de México y el estado de México, a pesar de lo cual –allá y acá– no es poco el porcentaje de la población que sigue resistiéndose a respetar las medidas sanitarias.

 Aunado a ello, personal químico de la clínica-hospital del Isssste en Chilpancingo salió a la calle para demandar su inclusión en la aplicación de la vacuna contra la pandemia, pues ellos son los que examinan las muestras de los pacientes contagiados por este virus, no obstante lo cual, protestan, lo están excluyendo de los considerados como trabajadores de primera de línea en el combate al patógeno.

Los químicos se sienten engañados: dicen que las autoridades les informaron que el lunes serían vacunados; luego que el miércoles, y después que ayer jueves, pero al llegar a la clínica les dijeron que no estaban en el listado y que no los iban a vacunar.

Nada sencillo el asunto.

La autoridad tendrá que tomar una decisión justa, interpretando adecuadamente el sentir de los trabajadores y midiendo el riesgo que corren, sin recurrir al engaño, como al parecer lo están haciendo.

En tanto en Iguala y Taxco la situación se desborda, colocando a las autoridades municipales en el terreno de la desesperación y la impotencia al escasear el oxígeno para los contagiados y subir la ocupación hospitalaria, en Acapulco es menos delicada, pero el gobierno estatal ve venir ya una nueva oleada derivada de la temporada decembrina.

En este puerto alguien sigue fallando en materia de transporte: el Acabús recorre sus rutas repleto de usuarios en tanto los taxis colectivos hacen lo mismo; no hay respeto por la sana distancia y, en este segundo caso, menos aun por el uso del gel antibacterial y la toma de temperatura.

¿Cómo, pues, se atreve la autoridad a criticar a los reacios a seguir las reglas sanitarias, si ni siquiera ella las respeta?

No menos dramática está la situación en Tlapa, donde se da el caso de que, por falta de espacios, rechazan en el hospital a contagiados.

La opción de los familiares de los enfermos: correr hacia otras ciudades en busca de atención médica sin la certeza de hallarla o recluirse en casa a esperar la muerte. n

Ayer, primer día de la vacunación en Guerrero contra el Covid-19 –“masiva”, según autoridades federales–, una advertencia constituyó el denominador común en las declaraciones que hicieron a este diario varios funcionarios del sector salud consultados al respecto: el público no debe aún bajar la guardia ante el nuevo coronavirus y relajar las medidas de prevención, pensando que su salvación está a la vuelta de la esquina.

La erradicación del virus no está a la vuelta de la esquina. De hecho, expertos consideran que eso no se logrará este año, sino que se necesitarán tres años para consolidar lo que ellos denominan inmunidad de rebaño ante el microorganismo.

Este martes llegaron a nuestro país 439 mil 725 dosis del biológico. Sumadas a las que habían llegado antes no totalizan siquiera las 500 mil. Pero la población de México supera los 120 millones de personas, según los censos y los cálculos oficiales. Inocular a todos los habitantes podría tomar todo este año y parte del siguiente, si se considera incluso que el ritmo de la inoculación será variable y dependerá de factores diversos.

Proteger a los trabajadores de la salud que están en lo que se ha dado en llamar “la primera línea” de contención de la infección es de logística relativamente fácil, porque su ubicación está bien definida: ellos están en los hospitales que reciben a personas infectadas con el virus.

Pero en cuanto la vacunación salga de los recintos hospitalarios esa situación cambiará y exigirá un esfuerzo sin igual para alcanzar su población objetivo, sobre todo en el caso de los adultos mayores, pues los hay en todos los rincones del territorio nacional, incluidas las rancherías y las sierras. Habrá que, cuando menos, acercarles los puestos de vacunación en consideración a sus condiciones físicas, económicas y de salud.

Y expertos opinan que la inmunidad de rebaño se alcanzará cuando ya hayan sido inmunizados 70 por ciento de los habitantes del país. Si 500 mil vacunas serán aplicadas al cabo de tres semanas, hay que hacer cuentas del tiempo que, a ese ritmo, podría tomar inocular a 120 millones de personas. Y aun hay que contar la segunda dosis para todas ellas. Por todo eso, mejor no bajar la guardia. n

Entrega el techado de la cancha de un jardín de niños


Chilpancingo, 12 de enero. La obra 500 del Gobierno de la Gente que encabeza Antonio Gaspar Beltrán corresponde a la construcción del techado de la cancha de educación física en el jardín de niños Raúl Isidro Burgos, en la colonia Los Sauces.

La inversión de esta obra es de casi un millón de pesos y correspondientes al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FAISM 2020). “Esta obra ha dejado de ser un anhelo para maestros y alumnos de este plantel escolar”, dijo la directora Juana Hernández Flores, agradecida y muy emocionada por esta gran aportación del gobierno de Chilpancingo.

En su mensaje, el alcalde aseguró que se ha esforzado por hacer su trabajo, por ser un hombre responsable en su quehacer público, y puntualizó que hasta hoy no tiene nada de qué avergonzarse: “puedo mirarlos a los ojos y agradecerles que me hayan dado la oportunidad de gobernar esta gran ciudad”, dijo.

Gaspar Beltrán comentó que eligió que la obra 500 de su administración fuera en este jardín de niños, pues tiene historia y un gran presente con los maestros de este plantel y se sentía en deuda.

Archivo

« Enero 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31