Al culminar este año, se habrán entregado 700, indica el alcalde


Chilpancingo, 4 de enero. El presidente municipal Antonio Gaspar Beltrán, informó que para este 2021 se tienen programadas 200 obras municipales y 50 en concurrencia con el gobierno del estado, por lo que al culminar el tercer año de su gobierno habrá entregado 700 obras para Chilpancingo y sus comunidades.

Esta tarde, Gaspar Beltrán arrancó la obra de rehabilitación de drenaje y la pavimentación en la comunidad de Dos Caminos e inauguró la línea de conducción de agua potable de Mohoneras. El alcalde adelantó que próximamente se inaugurará la obra de la barranca El Huizachal, ubicada en la avenida Lázaro Cárdenas, con una inversión de 39 millones de pesos, que se está ejecutando de manera tripartita, a través de un convenio con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (Capaseg) y el municipio.

Destacó que para este año el presupuesto para obra pública es el mismo de 2020, por lo que se continuará dando prioridad a las colonias que menos atención tuvieron en gobiernos pasados.

Acabús

Ene 20, 2021

Casi desde que fue inaugurado, el 25 de junio de 2016, el sistema de transporte Acabús empezó a mostrar deficiencias, que en esos momentos parecían superables si se les abordaba con inteligencia y visión constructiva. De hecho, esa era la esperanza de los usuarios y de los accionistas de la empresa, que eran los antiguos permisionarios de las rutas que ahora cubre el nuevo servicio y que, a instancias del gobierno estatal, aceptaron asociarse bajo un mismo techo.

Pronto se alzaron voces entre los accionistas, que cuestionaban la administración del organismo público descentralizado que opera el sistema, sea porque estuvieran fuera de circulación demasiadas unidades motrices debido a averías injustificadas, sea porque la empresa no generaba ingresos como para repartir utilidades entre los socios, lo cual era inexplicable y no ocurría cuando cada uno de ellos administraba su propia línea.

Con el paso del tiempo, las temidas previsiones de problemas se hicieron realidad: a primera vista parece que el sistema ha perdido tantos camiones que no puede dar un servicio fluido a sus usuarios, quienes tienen que esperar demasiado tiempo –calcular media hora entre vehículos no sería una estimación muy arriesgada– para abordarlos; a consecuencia de ello, se ven obligados a compartir el viaje con muchos otros, que sobrepasan la capacidad de los camiones, de modo que estos transitan atiborrados; también parece que es verdad que no tiene ingresos suficientes, pues muchos ya no cuentan con aire acondicionado, y para refrescar a los pasajeros deben operar con las ventanillas abiertas, a pesar de los cuales los usuarios sufren los agobiantes calores de Acapulco.

Como es fácil comprender, los camiones del Acabús son una potencial fuente de contagio del nuevo coronavirus, dado que no cumplen con los aforos autorizados por el propio gobierno del estado.

Y a todo lo anterior habrá que agregar el hecho de que la empresa, gracias a su sistema de prepago en una tarjeta magnética, hace acopio del dinero de sus usuarios antes de proporcionarles el servicio. Sería interesante saber qué hace con ese dinero mientras el pasajero no utiliza el servicio. Esta y varias dudas más deben ser aclaradas. n

Visitaron el puerto 193 mil turistas durante las últimas semanas de 2020


El puerto de Acapulco inició el año con el pie derecho y este primer domingo del 2021 registró una ocupación hotelera general de 48.8 por ciento, recibiendo a 193 mil turistas desde el arranque de la temporada vacacional hasta este fin de semana.

El titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), José Luis Basilio Talavera, destacó que durante este domingo la zona Diamante de Acapulco obtuvo 54.1 unidades porcentuales, la zona Dorada registró 49 por ciento y la zona Tradicional alcanzó 29.4 por ciento; la ocupación condominal en la zona Diamante reportó 69 por ciento, la zona Dorada 61 puntos porcentuales y 24 por ciento en lo que corresponde a tiempos compartidos.

Por otra parte, reiteró que por indicaciones de la presidenta municipal, Adela Román Ocampo, se mantendrán las brigadas de concientización entre visitantes y residentes, de la mano con personal de Salud y el Instituto Municipal de la Juventud (Imjuve), para evitar la propagación del Covid-19 y reforzar las medidas sanitarias lo que reste de la temporada vacacional.

Más de mil 340 mdp en derrama económica turística


El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que terminó el semáforo diferenciado y Guerrero se mantiene en color naranja a partir de este lunes con indicadores de la pandemia estables como en el tema de la ocupación hospitalaria, además, puntualizó que a pesar que los destinos turísticos no registraron una alta afluencia turística como se esperaba, pero se registró un movimiento y una reactivación económica importante para el estado.

“A partir de mañana cambiamos el semáforo, habremos de entrar a otra etapa. Aún cuando esperábamos más turismo, no vino el turismo que se esperaba pero creo que hubo la oportunidad de que la economía se moviera y los números que tenemos en en el tema del Covid-19, son números que están todavía dentro de la estabilidad”, señaló Astudillo Flores.

Durante la primera transmisión del año 2021, de seguimiento al Covid-19 en la entidad, el gobernador subrayó que en el país se registra un crecimiento en los contagios, por lo que se observará los próximos días cómo se desenvuelve la pandemia, después de la cantidad de personas que han venido de visita especialmente a los centros turísticos de Guerrero.

Astudillo Flores enfatizó en que se logró mantener, sin incidentes ni resistencias de los vacacionistas, las playas de Acapulco y Zihuatanejo cerradas durante la celebración de año nuevo, a través de un operativo correcto de coordinación entre las instancias de seguridad, militares, navales y federales, estatales y municipales, para evitar aglomeraciones que pudieran poner en riesgo la salud de las familias, por lo que las playas lucieron vacías la noche de este 31 de diciembre y madrugada del 1 de enero 2021.

“Hemos estado pendientes, hemos tenido operativos muy importantes en las playas, creo que se pudo hacer un operativo importante de retiro de playas de las familias que nos han visitado, vamos a seguir muy pendientes de todo esto y a partir de mañana estaremos en todo el Estado en semáforo naranja”, indicó Astudillo.

Varias de las notas publicadas en esta edición hacen referencia a las dificultades económicas por venir en este año que comienza. Una buena cantidad de ellas se derivarán de los efectos de la paralización de las actividades económicas obligadas por la pandemia de Covid-19, y otra parte será consecuencia de la visión que tiene el gobierno federal respecto de la economía del país.

En el importantísimo rubro turístico, quizá el más importante del estado, las autoridades reportan una caída de 72 por ciento en la derrama económica en lo que ha transcurrido de la temporada turística de fin de año, en comparación con la del fin del año anterior. En otras palabras, los ingresos de los sectores relacionados con el negocio de las vacaciones son de sólo 28 por ciento de los del ciclo anterior.

Otros sectores económicos están en situación similar, lo cual hace prever que su contribución a las finanzas públicas este año se verá menguada de manera significativa. Eso, sumado a los recortes al presupuesto federal, condena a la desaparición de programas gubernamentales locales y deja apenas recursos para los considerados esenciales. Así, por ejemplo, la Secretaría de Cultura tendrá que desaparecer el Concurso y Festival Internacional de Guitarra de Taxco, la Semana Altamiranista, la Agenda 21 de Cultura, Pazaporte a la Paz y el Orden, programas de actividades cívicas, la Semana Académico–Cultural Generales Juan Álvarez Hurtado, Nicolás Bravo Rueda y Vicente Guerrero Saldaña y los Sistemas de Orquestas y Coros Juveniles del estado, que todavía en 2019 fueron presupuestados.

El pronóstico de que la economía nacional crecerá 3.5 en este año –cifra, por cierto, superior a los niveles de crecimiento alcanzados desde hace decenios por nuestro país–, puede inducir a conclusiones equivocadas, pues la base de la que partirá ese crecimiento no es el acumulado al final del sexenio anterior –que cada año creció entre 2 y 2.5 por ciento–, sino el nivel en que quedó la economía al finalizar el primer año del nuevo gobierno, y que estuvo por debajo de cero.

Así que el 2021 no será precisamente la contraparte del 2020, sino apenas el comienzo de la reconstrucción, que puede tardar varios años, si es que el plan de vacunación contra el Covid-19 no sufre contratiempos graves. n

Archivo

« Enero 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31