Esta semana será crucial para llegar a la cima de los contagios de Covid-19, sin embargo, barruntos de tormenta se otean en el horizonte, dibujando un panorama nada motivador.

Los presagios mueven a la preocupación, al malestar, la angustia y la frustración.

La próxima semana –ésta que comienza- continuará el aumento de casos confirmados de coronavirus en Guerrero, anticipa José Luis Alomía Zegarra, director general de Epidemiología en el país.

Será la semana de mayor carga de enfermedad, adelanta.

Indica que la entidad ocupa el primer sitio en demanda de hospitalización. Hasta el sábado tenía una ocupación de 71 por ciento, cita.

Las noticias desalentadoras no sólo proceden de la Federación. En el estado, su secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, hace ver que los hospitales del IMSS e Issste están saturados ya, y que Tlapehuala y Tecoanapa se agregaron a los municipios infectados.

Cada día son más los que se suman. Van 46, la mayoría del estado.

En su entrada, el nosocomio del Issste presenta un aviso: informamos. Hospital saturado. Disculpe las molestias, no hay camas disponibles para Covid-19.

Esta semana –prevé el gobernador Héctor Astudillo Flores- Guerrero tendrá un rojo más intenso en el mapa nacional de la pandemia. “Vivirá una situación más compleja aún”.

Va más allá: “si continúa la movilidad, podría desbordarse la demanda (de servicios médicos)”.

De ahí, la vehemencia, el enojo, la desesperación que trasluce el mandatario cuando insiste en el “quédate en casa”, llama a cerrar filas y reprocha que haya concentraciones de personas.

Los hospitales y el transporte público son los puntos de contagio más graves, alerta.

Al mismo tiempo, la alcaldesa Adela Román Ocampo narra haber vivido este fin de semana el día más triste desde que asumió la presidencia municipal, a raíz del deceso de amigos, vecinos, colaboradores.

Llama irresponsables a quienes se resisten a someterse a las medidas de protección y los exhorta a actuar con conciencia.

La impotencia de las autoridades es tan manifiesta como la negativa de mucha gente a acatar las recomendaciones.

El esfuerzo gubernamental está ahí. Igual que el del personal médico. En la contraparte están los que creen que nada es cierto de lo que está pasando y que si lo es, a ellos nada les ocurrirá.

Mientras tanto, los pronósticos giran en torno a la perspectiva oficial de que la que ya comenzó, será una semana desastrosa. La peor. Hasta ahora. ¿Qué seguirá después del primero de junio? n

Nada motivador resulta la declaración del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en cuanto a que a Acapulco le falta mucho para llegar al máximo de contagios de Covid-19.

Más que a la certeza, la expresión del funcionario mueve a la zozobra, toda vez que ya se equivocó cuando aseguró que en la primera decena de mayo el país llegaría a su punto máximo de contagios.

Ya transcurrió la segunda decena y ya entrada la tercera la cifra de contagiados y muertos va en ascenso.

Luego, López-Gatell predijo que Guerrero alcanzaría su punto más elevado el 22 de mayo, en lo que volvió a resbalar.

Por su parte, el gobernador Héctor Astudillo expresó que será el 5 de junio cuando se tenga una valoración real de cómo está Guerrero.

López Gatell, por otro lado, fue más allá en su mensaje desmoralizador, al advertir que en Acapulco la epidemia del coronavirus “va en ascenso”, y que no se puede hablar todavía del reinicio de actividades en este sitio turístico, aun con importantes controles, a diferencia de Cancún, que es el ejemplo más destacado donde ya se puede proceder de manera más expedita.

¿Qué sigue? ¿Qué viene? ¡Quién sabe! Lo que sí se sabe es que para hablar del pasado e incluso del presente, está el respaldo de las estadísticas, las cifras, los reportes diarios del acontecer, pero ¿cuál es la base para hablar del futuro? ¿Cuál es el puntal que apoya al vaticinio de las autoridades?

Eso deberían explicar las autoridades, porque están enredadas en lo que parece un juego de adivinanzas que lleva al escepticismo y la desconfianza de la población.

El mandatario estatal expuso: “estamos en el tramo más complejo, de aquí al 1 de junio”. ¿Cómo saberlo? ¿Con qué información cuenta que la gente desconoce?

Antes, su secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, había aseverado que la punta se verá en junio. ¿Cómo lo supo? ¿Qué oráculo consultó?

Entretanto, el gobierno le sigue apostando al encierro, a la sana distancia, al cierre de negocios y al uso de cubrebocas como forma de evitar más contagios, en tanto las autoridades hospitalarias parecen estar dedicadas a recibir a los contagiados para luego reportar que murieron.

Nada se dice de que se estén aplicando pruebas, como desde el inicio de la expansión del mal recomendó la Organización Mundial de Salud, ni de que se esté examinando a las personas que tuvieron contacto con el contagiado. Nada.

Preside Astudillo la Mesa de Coordinación para la Paz


Chilpancingo, 20 de mayo. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), ubicó a Guerrero en la posición número 10 en cuanto a homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, alejado de los primeros lugares en que se encontraba hace 5 años.

Estas cifras fueron analizadas durante la reunión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, que como todos los días presidió el gobernador, Héctor Astudillo Flores, junto a representantes de la Sedena, Marina, Fiscalía General de la República, Fiscalía General del Estado, Secretaría de Seguridad Pública.

Respecto a este punto, se dio seguimiento al reporte del secretario del Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, quien informó en la conferencia de prensa matutina que de enero a abril en el país se cometieron 11 mil 535 homicidios dolosos, de los cuales, 2 mil 950 se cometieron en abril.

En el caso de Guerrero, de enero a abril del 2020, la tasa de incidencia de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes fue del 14.33, por abajo de Sonora, Quintana Roo y Morelos, ubicándolo en el lugar número 10.

Si a nivel nacional las industrias de la construcción, minería y automotriz merecen prioridad, en Guerrero la actividad esencial es la turística y hacia ese rubro enfoca su atención el gobernador Héctor Astudillo Flores.

En esa tesitura, el mandatario participó en la reunión de la Comisión Ejecutiva de Turismo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), cuyo objetivo fue analizar estrategias con miras a una reactivación segura y responsable del turismo en México.

En Guerrero más de 200 hoteles permanecen cerrados a raíz de la pandemia y es ocupación del mandatario reactivarlos paulatinamente y con apego a estrictos protocolos de seguridad.

Es momento, pues, de que los funcionarios responsables del sector turístico de la entidad abandonen su zona de confort y se dediquen a cumplir su función conjuntamente con la iniciativa privada.

Es tiempo ya de que se note la presencia del Fideicomiso Turístico (Fidetur), de la Secretaría de Turismo estatal y de la municipal, cuyos funcionarios se han dedicado a lucirse aprovechando la afluencia de visitantes nacionales, que vienen sin necesidad de promoción.

El Covid-19 ha venido a darles una sacudida que los coloca contra la pared. Es buena ocasión para que justifiquen su presencia en los puestos de mando.

Por otra parte, las repercusiones del coronavirus han cimbrado todas las actividades y la política no podía ser la excepción.

La conveniencia de que se modifique el proceso electoral de 2021, se ventila ya en diferentes ámbitos, considerando que podría no haber las condiciones para, en principio, llevar a cabo proselitismo político.

En el Congreso local mismo, se analizan ya los pros y contras sobre la probabilidad de que se posponga el inicio del proceso, que legalmente deberá comenzar en septiembre, advirtiendo que lo que no se podrá modificar es la fecha de las votaciones, que será el 6 de junio.

Mientras tanto, el flagelo de la pandemia no se aleja. Golpea sin piedad a Acapulco, Iguala, Taxco y Chilpancingo sobre todo y se extiende a otros municipios que no estaban contagiados.

Debe ser motivo de reflexión la declaración de la alcaldesa acapulqueña, Adela Román Ocampo, en el sentido de que los hospitales públicos están ya saturados.

Habrá que esperar a ver si en 11 días la curva ya tomó una línea descendente. n

Es la industria es la que más empleos genera en Guerrero


Chilpancingo, 19 de mayo. En su carácter de vicepresidente, el gobernador Héctor Astudillo Flores, participó en la reunión de la Comisión Ejecutiva de Turismo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que se realizó con el objetivo de analizar estrategias que permitan una reactivación segura y responsable del turismo en México.

En este encuentro virtual, en el que también participaron el Consejo Nacional Empresarial Turístico, representado por su presidente, Braulio Arsuaga Losada, así como cámaras y asociaciones del ramo, el Ejecutivo guerrerense propuso crear una gran Alianza Nacional Emergente a favor del turismo, actividad que se vio afectada por la pandemia. Ante sus homólogos, explicó que el turismo representa el sector productivo que más empleos genera en Guerrero, por ello es imperativo reactivarlo lo antes posible con todos los protocolos sanitarios a través de una alianza nacional emergente por el turismo. Acompañado por los subsecretarios de la Secretaría de Turismo, Noé Peralta Herrera y Jesús Radilla Calderón, recordó que como parte de las medidas de prevención, en Guerrero cerraron más de 220 hoteles.

 

Archivo

« Junio 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30