Aunque han disminuido las muertes, no debemos bajar la guardia


Florencio Villarreal, 4 de agosto. El gobernador Héctor Astudillo Flores reiteró su llamado a la población a mantener las medidas sanitarias para evitar que sigan proliferando los contagios en la entidad. Añadió que a pesar de que hay condiciones que indican una disminución en el número de fallecimientos, no es momento para bajar la guardia.

“La pandemia está y hay que cuidarnos, hay que utilizar cubrebocas, sana distancia y cuando alguien tenga síntomas, inmediatamente debe atenderse. El hecho de que haya una disminución en el número de fallecidos, no quiere decir que el problema ya se resolvió. La pandemia está y sigue”, advirtió durante la transmisión diaria sobre el estado que guarda la entidad en relación a este padecimiento.

Luego de haber realizado un recorrido por el Centro de Salud con Servicios Ampliados de Florencio Villarreal, el gobernador hizo énfasis en el compromiso que hay de trabajar a favor de la salud de los guerrerenses, por ello pidió a la población que en caso de presentar algún síntoma relacionado con el Covid-19, acudan a recibir atención médica, pero sobre todo, mantener los cuidados necesarios.

Si bien el gobernador Héctor Astudillo Flores decidió alinearse con el manejo de la pandemia del Covid-19 que determinó el gobierno federal, algunas medidas que éste ha subestimado y soslayado las ha asumido como propias el mandatario guerrerense para bien de sus gobernados.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la comunidad científica mundial recomienden de manera insistente el uso de cubrebocas como medida preventiva contra el virus, el presidente Andrés Manuel López Obrador y su subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, han rehusado hacerlo alegando ambos que no hay evidencia científica de que sea útil.

No obstante, el gobernador Astudillo Flores, lo mismo que el secretario de Salud, Carlos de la Peña, y demás integrantes del gabinete, lo portan invariablemente en todas sus presentaciones; envían así el mensaje a la población de la necesidad y la conveniencia de hacer lo mismo.

El dato adquiere más relevancia desde el momento en que, hace un mes, 239 investigadores de 32 países firmaron una carta dirigida a la OMS, en la que le hacen saber su conclusión de que el virus se transmite también por vía aérea, y le sugieren en consecuencia revisar sus recomendaciones para evitar la propagación.

“Hay un potencial significativo para la exposición a la inhalación de micropartículas respiratorias a distancias cortas y medianas (hasta de algunos metros o a lo largo de toda la habitación), y estamos llamando a adoptar medidas preventivas para mitigar esta ruta de transmisión”, advertía el mensaje.

Por tanto, los científicos, entre los que se incluyen especialistas en varias disciplinas, recomendaban usar cubrebocas, particularmente en espacios cerrados, donde, como ocurre con el humo del cigarro, el virus se esparce en el aire, en tanto en los sitios abiertos es difícil que sobreviva.

Sin el ánimo de quemar incienso en torno al mandatario, es sano reconocer que su decisión de usar el cubrebocas, poniendo siempre el ejemplo él y sus colaboradores, evidentemente ha sido un acierto, como también lo ha sido indudablemente la instalación de módulos en los que se hace la prueba del Covid-19, medida a la que también se ha opuesto el gobierno federal, pasando por alto la recomendación de la OMS.

Astudillo Flores, preciso es decirlo, se ha empleado a fondo en el combate a la pandemia, aunque no ha obtenido los resultados anhelados.

El jefe del Ejecutivo estatal ha renunciado a la idea de emplear la fuerza para obligar a la gente a que aplique las medidas sanitarias recomendadas, sobre todo la movilidad; ha optado por la persuasión y ha encontrado la resistencia de una buena parte del conglomerado, con los resultados vistos día a día. n

Se vigila el cumplimiento de normas de higiene en espacios públicos


Para verificar que hoteles y restaurantes de Acapulco acatan las disposiciones que emitió el Cabildo Municipal con el reinicio gradual de las actividades económicas, la Secretaría de Turismo (Sectur) supervisa diariamente el cumplimiento de las medidas sanitarias.

El titular de la dependencia municipal, José Luis Basilio Talavera, dijo que por instrucciones de la alcaldesa Adela Román Ocampo se verifica rigurosamente que los establecimientos no relajen la higiene y desinfección de áreas y espacios de uso común, para evitar el retroceso al confinamiento social y avanzar al semáforo amarillo.

El funcionario precisó que, la mayoría de las empresas no esenciales que ofrecen servicios al público cumplen con los protocolos, las que han fallado fueron clausuradas en coordinación con la Dirección de Reglamentos y Espectáculos, entre ellas algunos restaurantes que desacataron la aplicación de medidas de seguridad sanitaria. “Hoy se tienen que adaptar a este nuevo modelo de servicio turístico que tiene un mayor peso sanitario, si no lo hacemos así, tenemos el riesgo de regresar al color rojo del semáforo epidemiológico”, dijo Basilio Talavera.

El material educativo de la SEP será transmitido por RTG


Chilpancingo, 3 de agosto. Ante el anuncio del Gobierno de la República en cuanto a que el ciclo escolar 2020-2021 iniciará el próximo 24 de agosto a distancia, debido a que no hay condiciones para hacerlo de manera presencial por la pandemia, el gobernador Héctor Astudillo Flores anunció que su administración avala esta disposición, por lo que a través de Radio y Televisión de Guerrero se transmitirá el material educativo de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Al presidir la ceremonia de honores a la bandera correspondiente al mes de agosto en la explanada de Palacio de Gobierno, el Ejecutivo guerrerense dijo que este es un mes representativo, pues se conmemorará un aniversario más del natalicio del héroe guerrerense Vicente Guerrero Saldaña, consumador de la Independencia.

Indicó que a pesar que las condiciones no permiten al gobierno de Guerrero convocar a desfiles para celebrar esta fecha importante, esta no pasará inadvertida y se rendirá homenaje al prócer.

También informó que Guerrero permanecerá otros 15 días en color naranja del semáforo epidemiológico.

En abono del ejercicio de transparencia del que tanto se enorgullece, sano sería que el ayuntamiento de Acapulco aclarara cómo va o en qué quedó el apercibimiento de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) respecto a solventar las observaciones sobre las irregularidades en el manejo de 20 millones de pesos pertenecientes a recursos del programa de Fortalecimiento para la Seguridad Pública (Fortaseg) de 2018.

Hasta donde se sabe, la ASF envió a la alcaldía porteña la notificación correspondiente mediante el oficio OASF/0067/2020 con fecha 21 de febrero del año en curso y otorgó 30 días para obtener una respuesta que solventara las observaciones; no obstante estar ya en agosto, nada se ha dicho sobre el tema.

La ASF giró a la contraloría municipal la responsabilidad de investigar el uso de los recursos, pero el contralor general de Transparencia y Modernización Administrativa, Francisco Torres Valdez, se deslinda del asunto y responsabiliza a la secretaria ejecutiva del Consejo Municipal de Seguridad Pública, Martha Patricia López Ruiz, de no haber solventado el faltante, que constituye un daño a la hacienda pública federal.

Torres Valdez señala que los recursos que destina la Federación al municipio son utilizados por López Ruiz en gastos de capacitación de policías cuando, refuerza, en la Secretaría de Seguridad Pública hay necesidades mayores.

El contralor no es el único que cuestiona el empleo de esos recursos federales.

El 28 de enero pasado, la síndica procuradora, Leticia Castro Ortiz, acusó que en Acapulco no se han visto reflejados los recursos del Fortaseg del año pasado.

Dijo entonces que el dinero de ese programa tiene que ser destinado principalmente al fortalecimiento de la Policía Municipal con la compra de equipamiento y uniformes nuevos; no obstante, consideró, el gobierno municipal no ha transparentado en qué se han gastado los recursos del Fortaseg de 2019.

O sea que la secretaria López Ruiz siguió en 2019 el mismo procedimiento que en 2018, el año fiscalizado por la SFP.

Pero aquí el asunto estriba en que siguen bailando los 20 millones de pesos correspondientes a 2018, en tanto López Ruiz, a juzgar por las acusaciones del contralor Torres Valdez, se hace la desentendida en tanto la Presidencia municipal, el síndico Javier Solorio y los regidores guardan un silencio cómplice. n

Archivo

« Agosto 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31