Esperanzador 2020

Ene 27, 2020

Un balance objetivo podría mostrar que, para Guerrero, el año que recién concluyó, si bien fue de claroscuros, en general resultó para bien de sus habitantes en varios de los rubros que más les importan.

En la que es, por mucho, la demanda más sentida de la población, la seguridad pública, desde hace meses los reportes oficiales han mostrado una mejoría continua, hasta el punto en que en la última sesión de 2019 de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz el gobernador Héctor Astudillo confirmó que el estado descendió hasta el séptimo lugar nacional en cuanto a criminalidad, luego de avanzar 23 por ciento sobre los indicadores de 2018.

En afluencia turística, indicador seguro del reposicionamiento en esa materia, las cosas también mejoraron, según las cifras oficiales y según las apariencias, hasta el punto en que este miércoles la ocupación hotelera en Acapulco se ubicó en 97.5 por ciento, en consonancia con el nivel alcanzado por los otros destinos turísticos de la entidad.

Y así podría citarse otros rubros, algunos de los cuales tienen que ver con políticas nacionales empujadas por el gobierno federal, como la mejoría real de los salarios mínimos, efecto de aumentos decretados que no tienen merma, como en otros tiempos, a causa de una inflación desbocada, pues, como es bien sabido, en nuestro país ese fenómeno está bajo el control del Banco de México y en niveles no vistos desde hace muchas décadas.

Sin embargo, no todo son noticias alentadoras. Por ejemplo, en lo que respecta al medio ambiente, reporteros de este diario documentaron la profusión con que fueron empleados envases plásticos de un solo uso en las fiestas de fin de año, a pesar de la prohibición que entró en vigor hace meses en el estado, lo cual muestra que en este rubro queda mucho por hacer para educar, sensibilizar y concienciar a la población.

Sólo cabría anotar al respecto la aparente contradicción entre esta política que pretende salvar de la catástrofe de los plásticos al planeta y el impulso vigoroso que está dando al gobierno federal a la industria petrolera –la cual es el origen de los plásticos nocivos– y hasta a la industria del carbón.

Pero, como quiera que sea, el horizonte no deja de ser esperanzador. n

Si para los desplazados por la violencia 2019 fue un año de incertidumbre, 2020 no tiene mejor pinta; el horizonte que se vislumbra es de zozobra y desesperanza.

El gobierno se está ocupando de los desaparecidos por la delincuencia organizada, lo mismo que por las víctimas de la guerra sucia, pero no por quienes han tenido que abandonar sus comunidades acosados por los grupos delictivos.

Para el gobierno estatal, legalmente no son considerados víctimas, lo cual –se justifica–, dificulta su atención, “pues no cumplen con los requisitos para acceder a programas”, en tanto la Federación no los tiene incluidos en sus planes.

Lo ocurrido este fin de semana en la comunidad El Naranjo, municipio de Chichihualco, donde grupos armados desataron una balacera con duración de varias horas y saldo de un adolescente muerto, es ejemplo del peligro que corren los desplazados, que no sólo padecen el abandono gubernamental, sino también el acoso de criminales.

Provienen de las comunidades Los Morros, Filo de Caballo, Carrizal de Bravo, Campo de Aviación e Izotepec, unos del municipio de Eduardo Neri, y de Heliodoro Castillo los otros, según reporte del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, cuyos representantes han acusado que el gobierno no ha creado condiciones de seguridad para que regresen a sus pueblos.

El de El Naranjo es sólo un ejemplo de desatención.

En Tecpan, región de la Costa Grande, más de 180 familias que por la inseguridad salieron de sus pueblos en la parte alta de la sierra de cuatro municipios del estado, están desde hace seis años olvidadas por las autoridades, hacinadas en un hotel, carentes de alimentos, agua, ropa y atención médica.

El corresponsal de La Jornada Guerrero ahí, Rodolfo Valadez Luviano, reporta que los niños no van a la escuela y los hombres tienen pocas oportunidades de trabajo.

Por otro lado, cuando menos 15 comunidades de la Tierra Caliente, entre Coyuca de Catalán y Ajuchitlán, se transformaron en pueblos fantasmas hace varios meses, por la inseguridad y la violencia incrementadas, admiten por separado los alcaldes respectivos, Eusebio Echeverría Tabares y Hugo Vega Hernández.

La representante del centro de derechos humanos Tepoztlán Víctor Urquidi, Clara Jusidman, ha advertido que el tema de desplazamiento forzado interno ha adquirido vigencia muy grande debido al efecto de la violencia y la colusión perversa entre autoridades, crimen organizado y empresas, las cuales buscan apoderarse de territorios naturales y minerales.

Así la situación, la solución al problema no asoma por ningún lado: la población sigue convertida en rehén de la violencia. n

En Ixtapa-Zihuatanejo, la demanda de cuartos de hotel fue de 92.5 el fin de semana

Las calles del primer cuadro de la ciudad se han visto abarrotadas de paseantes, informa Ernesto Rodríguez Escalona

Se están cumpliendo las expectativas para los destinos de Guerrero, asegura


Taxco, 29 de diciembre. En el último fin de semana de 2019, la ciudad de Taxco llegó a 99.1 por ciento de ocupación hotelera por las fiestas decembrinas, celebró la Secretaría de Turismo (Sectur), de Guerrero, a través de las redes sociales.

El titular de la Sectur, Ernesto Rodríguez Escalona dijo que las expectativas se están cumpliendo para cada uno de los destinos de Guerrero.

Informó que nueve de cada 10 cuartos de hotel en los principales destinos turísticos de Guerrero, están ocupados.

En el caso de Taxco, las calles del primer cuadro de la ciudad, se han visto abarrotadas por la llegada de paseantes de varios estados, principalmente de la Ciudad de México, que es primer expulsor de turismo hacia los destinos de Guerrero.

Varios de los turistas han estado en el centro de la ciudad, visitando el mosaico de la flor de Nochebuena; algunos otros ingresaron a la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián para conocer la arquitectura del barroco mexicano.

Los operativos de seguridad de los tres órdenes de gobierno han estado en este destino, y los paseantes disfrutan de los atractivos turísticos que hay en Taxco.

Desde el 27 de diciembre de este año la estadía subió a 77.1 por ciento luego de que estuvo días antes en 34 por ciento, y para el siguiente día Taxco, amaneció con 88 puntos porcentuales de ocupación hotelera, sin embargo para este domingo volvió a incrementarse la ocupación de los cuartos de hotel llegando hasta 99.1 por ciento, por lo que se espera que cierre el año alcance 100 por ciento de habitaciones reservadas.

Buenos números también en Ixtapa-Zihuatanejo

Zihuatanejo reportó una ocupación hotelera de 90 por ciento al cierre del fin de semana. Cómo resultado se disparó la actividad económica en las zonas turísticas.

La Secretaría de Turismo dio a conocer que este fin de semana la ocupación hotelera se mantuvo en 90 por ciento. Este domingo cerró con un índice general del 92.5% y de manera individual, Ixtapa mostró registros del 92.9% en sus diversos hoteles de la franja turística, mientras que la hotelería pequeña de Zihuatanejo obtuvo 89.5% de cuartos vendidos.

El prestador de servicios de playa Linda, Adrián Murillo dio a conocer que este fin de semana la playa lució abarrotada de bañistas nacionales, “nosotros llevamos todos el día trabajando; los más jóvenes se suben al parachute, la banana, las motos acuáticas y para nosotros, la actividad está al tope”.

Narró que a playa Linda desde las ocho de la mañana comienzan a llegar turistas en autobuses, además de vehículos particulares. Derivado de esta situación, el embarque a Isla Grande se hace tardado, “desde las 10 de la mañana ya se comienzan a formar los turistas y forman filas en todo el muelle a la espera de embarcar”, dijo Murillo.

Por separado, Alejandro Valdovinos informó que en lo referente al traslado de turistas, las cooperativas han movilizado a por lo menos ocho mil turistas al día entre la Isla y Las Gatas. “Todo el día es trabajo y vemos como el turismo hace fila hasta por 40 minutos esperando su abordaje, pero es algo que da gusto”.

En lo referente a los restaurantes, Antonio Rauda expuso que por lo menos se ocuparon al 90 por ciento, “es algo muy bueno porque no solo hablamos de los negocios en las playas sino de las fondas que están en el mercado, todo el día está lleno”.

Empresarios de medios impresos recordarán la norma impuesta hace algunos años, en el sentido de certificarse para determinar el tiraje, y con base en ello, los anunciantes tuvieran elementos para decidir en qué publicación insertar sus anuncios.

Resultaba difícil creer que el resultado fuera real por una sencilla razón: eran las mismas empresas las que pagaban el costo de la certificación, aplicando el adagio aquel de que el que paga manda.

Viene a cuento la referencia al conocer la declaración de la alcaldesa Adela Román Ocampo respecto a que, cuando arribó a la presidencia, se encontró con que la certificación de playas era pagada por el municipio.

Con justificada suspicacia, la primera autoridad del puerto dudó de su veracidad.

Resulta que resistiéndose a creer los resultados de los análisis que asegura Cofrepis haber llevado a cabo en las playas de Acapulco, conforme a lo cual el organismo reportó tres de ellas como no aptas para actividades recreativas, la munícipe contrató un laboratorio externo –Ista– para que analice las aguas de la bahía.

Es de suponerse que si la alcaldía lo contrató, será la alcaldía quien le pague, lo que hace surgir la incredulidad como en los casos anteriores.

En algo tiene razón la alcaldesa: si Cofepris avala o no los estudios de Ista, no es importante; lo importante es que las playas estén limpias.

Lo relevante del caso es el anuncio de la edil de que se reunirá con el director general de Cofepris para pedirle que se hagan en Acapulco trabajos especiales en materia de prevención de riesgos a la salud.

“Voy a solicitar que vengan a hacer trabajos especiales que ellos –los de Cofepris– tienen que desarrollar en salud, en basura, en contaminación de playas, en todo lo que se refiera a la salud y al medio ambiente que compete a ellos, para que me digan: a ver, presidenta, aquí tienes este foco rojo, pues vamos a corregirlo”, puntualizó.

Eso es proactividad: canalizar la atención al estudio, la prevención y la corrección del problema, en vez de enfrascarse en debates estériles.

Porque si hay que ser sinceros, ningún visitante y ni un solo residente puede meterse al mar con confianza y tranquilidad sabiendo que descargas de aguas negras se mezclan con el agua en que se sumergirá.

Al bañista no le importa que ya se haya clausurado 146 descargas clandestinas –¿acaso las hay legales?–, sino las que quedan y, lo peor, están a la vista de todos.

La gente se mete al mar confiada en que el agua es clara y transparente, pero habría que ver qué ocurriría si algunos visitantes resultaran con una infección, y los medios de comunicación se encargaran de que la noticia diera la vuelta al mundo.

Si eso sucediera sin que Cofepris analizara las aguas, todos se le echarían encima culpándola de no hacer su chamba; si ocurriera a pesar de haber dado a conocer sus resultados, simplemente se cruzaría de brazos y apuntaría: “se lo dije”.

Luego entonces, no es cuestión de dar tantos brincos, sino de ponerse a trabajar. n

Elementos de la Policía Estatal realizan recorridos de vigilancia


Chilpancingo, 26 de diciembre. Elementos de la Policía Estatal continúan con el Operativo de Seguridad en ocasión del periodo vacacional Invierno 2019, para prevenir la comisión de delitos y brindar atención a la ciudadanía residente y paseante en diversos municipios y en la Autopista del Sol

Los oficiales realizan recorridos pie a tierra en las playas El Dorado de San Marcos, Boca del Río de Florencio Villarreal y El Faro, municipio de Cuajinicuilapa, asimismo, instalan puestos de vigilancia en la carretera federal 200 Acapulco-Pinotepa Nacional a la altura del crucero de Las Cuchillas, municipio de Juchitán y del crucero de Huehuetán, en Azoyú.

En todas las regiones del estado mantienen operativos

Además en los municipios de la región de Costa Grande, Norte, Centro y La Montaña, se mantienen operativos en distintos puntos ante el aumento del aforo vehícular quienes acuden a sus lugares de origen para pasar las fiestas de Fin de Año.

 

Archivo

« Julio 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31