Personal de la dependencia efectúa tareas de proximidad social


Ante la contingencia que se vive por la pandemia del nuevo coronavirus, la Secretaría de Seguridad Pública (Ssp) muestra su compromiso con la ciudadanía acapulqueña, realizando labores de difusión sobre las medidas de prevención e higiene, repartiendo trípticos e interactuando con la población.

El encargado de despacho de la Ssp, Miguel Ángel Vargas Miranda, señaló que personal de las diferentes áreas, además de hacer sus labores de vigilancia y prevención, difunden información entre la población para que adopten las medidas de seguridad e higiene que dictan las autoridades de Salud, para evitar mayores contagios.

Vargas Miranda apuntó que “siguiendo un verdadero sentido de pertenencia y compromiso social, el personal a su cargo, en estrecha coordinación con otras dependencias del gobierno municipal, realizan las tareas de concientización entre la población, recorriendo para ello calles y colonias del puerto, de acuerdo a las instrucciones de la alcaldesa Adela Román Ocampo”.

El jefe policiaco dijo que también se tiene una estrecha comunicación con el personal, para que sigan las medidas acordadas por los tres órdenes de gobierno en materia de Salud, y trabajen en beneficio de la gente.

Plantea necesidad de hacer entender a la gente el riesgo del virus


Al participar en la Mesa Estatal de Coordinación para la Construcción de la Paz, la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, propuso establecer un acuerdo suscrito por el gobernador y los 81 alcaldes de la entidad para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), otorgue medidas de apoyo a los usuarios ante pandemia del nuevo coronavirus.

La alcaldesa destacó que ante el decreto de la Fase II de la contingencia puesta en marcha por la Secretaría de Salud federal, es justo que la empresa de energía sea solidaria con los ciudadanos, además planteó la urgente necesidad de tomar medidas inaplazables para hacer entender a la gente que el Covid-19 representa un grave riesgo para la salud.

Román Ocampo informó que por acuerdo del Cabildo en Acapulco se autorizaron beneficios fiscales y apoyos sociales a los habitantes, entre ellas la entrega de despensas, bajo mecanismos de orden para evitar aglomeraciones que pongan en riesgo el contagio del virus, por ello advirtió la necesidad de tomar medidas urgentes y drásticas.

Solidaridad

Abr 06, 2020

No resulta muy propio, ni muy preciso, catalogar como solidaridad acciones de gobierno que parecen serlo, pero no necesariamente lo son. Por ejemplo, la reciente donación que el gobierno de China hizo al de México, de respiradores mecánicos y otros materiales e insumos imprescindibles para hacer frente a la expansión del coronavirus Covid-19 tendría dificultades para pasar como acto solidario porque, con toda seguridad, detrás de ese gesto en apariencia humanitario está el interés del gobierno chino, de su Partido Comunista y de los poderes reales de ese país, en extender la influencia de su nación aprovechando la actual circunstancia mundial.

Es como cuando Estados Unidos donaba armas y bombarderos a la Unión Soviética para que ésta hiciera frente a la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. No lo hacía, por supuesto, por afinidad ideológica con el régimen socialista o por empatía con su “gran timonel” José Stalin, sino para que los soviéticos debilitaran en todo lo posible a Hitler y lo mantuvieran ocupado, mientras el ejército yanqui entraba en la conflagración con las menores pérdidas humanas posibles.

Algo parecido –pero de esencia distinta– podría decirse de las decisiones que, por ejemplo, ha tomado el gobierno de Guerrero ante la contingencia causada por la proliferación del virus Covid-19, y que consisten en apoyos fiscales, con prórrogas, estímulos y suspensión de auditorías, así como con créditos blandos y otras medidas menos específicas y de impacto más generalizado, como la continuidad en la obra pública –para que la economía no se detenga– y vigilancia de precios de la canasta básica.

Más que solidaridad con quien menos tiene, es una acción asertiva producto de una profunda comprensión de que, si no se toman medidas como estas, se generará una crisis, primero económica y luego social –además de la sanitaria propiamente–, que hará retroceder a la gente en su nivel de bienestar, y luego al gobierno en sus niveles de ingresos fiscales. Si no hay una economía dinámica, decae el monto de los impuestos recaudados; la ecuación es muy simple.

Pero lo que hizo ayer el hotel Kristal Beach sí es solidaridad: donar alimentos a aquellos vecinos que, afectados por el cierre de fuentes de trabajo y por el apagón en los ingresos, acudieron a su invitación a recibir comida caliente en sus instalaciones, pues no se ve cómo el establecimiento vaya a recibir a cambio alguna retribución o ganancia por tal acción. n

Plantea coordinación para atender el sector turístico en Semana Santa


Chilpancingo, 31 de marzo. El gobernador Héctor Astudillo Flores participó en la videoconferencia que encabezaron la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, con mandatarios estatales del país, luego de la declaratoria de emergencia sanitaria por el Covid-19 emitida por el Consejo de Salubridad General.

En su participación, el Ejecutivo estatal planteó, para el caso particular de Guerrero, que se tome una medida sanitaria en coordinación con la Federación ante la llegada de turistas en Semana Santa, pues sería complicado en este momento cerrar la cerca de 500 kilómetros de litoral que tiene Guerrero.

“Tenemos 500 kilómetros de playa, y año con año acude una gran cantidad de familias de la Ciudad de México, Michoacán, Querétaro y esa es nuestra preocupación para Semana Santa”, expuso Astudillo Flores.

Ante este panorama, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero refirió que es un tema al que se deberán alinear todos los esfuerzos para prevenir contagios por coronavirus.

Las autoridades de Guerrero no han informado –y hay razones para suponer que la causa es el subregistro derivado de la falta de denuncias– de un aumento de la violencia doméstica, como ha ocurrido y de seguro sigue ocurriendo en otras entidades del país, durante el encierro obligado por la continzgencia sanitaria derivada de la proliferación del coronavirus Covid-19.

Sin embargo, es posible que tal fenómeno esté sucediendo justo en estos momentos, a juzgar por un anuncio que el gobierno del estado mandó publicar, al menos en las páginas de La Jornada Guerrero, dirigido a las mujeres, en el que les dice que “cuarentena no significa soportar violencia” y las invita a denunciar a su maltratador, que también se habrá quedado en casa debido a la contingencia.

Según reportan organizaciones sociales de Guanajuato, Aguascalientes y Morelos, sus refugios para mujeres víctimas de violencia doméstica están al tope, e incluso alguno de ellos ha tenido que negarles el asilo debido a la falta de espacio. Tal es la saturación.

También reportan la exacerbación del odio en los ataques, con el uso de armas de fuego y punzocortantes.

Por su parte, la Fiscalía de la Ciudad de México informa que las aprehensiones por este tipo de violencia aumentaron 7.2 por ciento en un mes, pues las indagatorias con detenido pasaron de 96 a 103 en la comparación entre febrero y marzo.

El fenómeno no es privativo de nuestro país: en las semanas pasadas, agencias noticiosas extranjeras o internacionales han informado de un notable incremento de denuncias de violencia doméstica atribuible al encierro obligado y, después de éste, de un aumento notorio en el número de divorcios.

Las autoridades de Guerrero deben dar toda la información al respecto. Quién sabe: tal vez haya buenas noticias que celebrar en estos días calamitosos. n

Archivo

« Abril 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30