Reapertura

Jul 06, 2020

Si hay apego a la verdad, no habría manera de negar que la decisión de poner en color naranja el semáforo Covid para Guerrero dependió menos de las circunstancias meramente sanitarias relacionadas con la proliferación del nuevo coronavirus que de la crisis económica que golpea a amplísimas capas de la población del estado, empobrecidas de por sí, pero ahora llevadas a la desesperación por la falta de ingresos.

La prueba más clara de la urgencia por poner de nuevo en marcha la economía de manera generalizada es esa especie de confusión que han dejado las declaraciones de los representantes de las autoridades del estado en lo que se refiere a la fecha específica en que eso debería ocurrir: si este jueves, cuando sea oficial la declaratoria, o si el siguiente lunes, como era el procedimiento acordado por quienes en el país están al frente del combate a la pandemia.

De seguro, la mayoría de los establecimientos comerciales que lograron supervivir al prolongado cierre abrirán hoy mismo.

En el país, los contagios todavía van a la alza, pero de alguna manera en el estado “hay una tendencia a la baja en los dos indicadores de tendencias, que son el cambio de los casos de Covid y en los casos que se hospitalizan”, explicó el gobernador Héctor Astudillo que le informó el subsecretario Hugo López-Gatell.

Más vale que sea verdad, porque ese es el supuesto del que parte la decisión de reabrir. Pero también más ha de valer que los habitantes del estado se tomen la laboriosa –y tal vez tediosa– tarea de cumplir los rigurosos protocolos sanitarios, y que las autoridades estatales y municipales sean, más que estrictas, implacables en la verificación de su ejecución.

De no ser así, es muy probable que el semáforo regrese del naranja al rojo, y otra vez todos tengan que volver a recluirse. Y así de poco habrán valido tanto sacrificio y tanta pérdida previa de vidas humanas y de avances económicos, si los hubiera. n

Plantea la Conago la posibilidad de inversiones en los estados


Chilpancingo, 30 de junio. El gobernador del estado de Guerrero Héctor Astudillo Flores participó en la reunión virtual que sostuvieron integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), con el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, con quien dialogaron sobre las posibilidades de inversión en los distintos estados del país con el Tratado de Libre Comercio de México, Estados Unidos y Canadá (T-mec) que entrará en vigor este 1º de julio.

En esta sesión, el gobernador del estado de Guerrero Héctor Astudillo Flores aprovechó la oportunidad para agradecer al embajador la donación de equipo médico, como camas y ventiladores para Zihuatanejo; así como el anuncio de retirar la alerta de viaje para Taxco, uno de los destinos turísticos más importantes de la entidad.

En esta reunión, también dialogaron sobre la reactivación económica en cada una de las entidades tras la pandemia provocada por el Covid-19.

El gobernador Héctor Astudillo Flores destacó la importancia del T-mec, al convertirse en un instrumento eficaz para el intercambio comercial y de inversiones en América del Norte, que favorecerá a los tres países involucrados.

Será en un 30% máximo con orden y participación de todos


Chilpancingo, 30 de junio. En su reincorporación a las transmisiones en vivo después de superar el Covid-19, el Ejecutivo guerrerense señaló que “no se trata de pasar a semáforo naranja sólo para abrir, se trata de cuidarnos, de nada va a servir que nos coloquemos en semáforo naranja y a los 10 o 15 días volvamos a semáforo rojo por aumentar los contagios, la responsabilidad es de todos, sí del gobierno, pero también de los ciudadanos porque tiene claridad de lo que es correcto y lo que no es correcto en su salud, el gobernador hace un llamado cordial a su colaboración”, expresó Héctor Astudillo Flores.

Astudillo Flores expuso que se está trabajando en coordinación con los ayuntamientos para preparar la reapertura de actividades con un máximo de 30 por ciento, con orden y con la participación de las instituciones. Y en este sentido, expuso: “lo más difícil de todo, lo más duro de todo es la cantidad de paisanos que han fallecido, pensemos en eso, en los contagios y pongamos nuestra parte para que nos vaya bien a partir del jueves en donde tenemos programada la reapertura”.

Así como la manera más eficaz de evitar una enfermedad viral es previniéndola mediante la vacunación correspondiente, así las acusaciones pueden impedirse evitando las causas de su origen.

¿Cómo está eso?

Los señalamientos públicos hechos al ayuntamiento por el mal estado de las plantas tratadoras de aguas negras bien pueden abortarse manteniéndolas en buenas condiciones.

Si funcionan como debe ser, no hay razón para la incriminación, y si aun operando correctamente se lanzan dardos envenenados, estos se convierten no en un señalamiento serio y responsable, sino en una calumnia.

En el caso del periodista Joaquín López-Dóriga no hay mucho que alegar. Las fotos difundidas no reflejan el desfogue de aguas negras.

¿Cómo deberían verse las plantas si están trabajando, si lo están haciendo correctamente y si están enviando su contenido al sitio correcto?

Se dice que una fotografía habla más que mil palabras: no necesita estar apuntalada por comentarios que proyecten lo que no refleja la imagen.

Tiene que hablar por sí misma.

Luego entonces, si las fotos no dicen nada, y es el comentario el que les da sentido, es muy cuestionable el punto.

Eso, desde luego, no significa que las plantas operen eficazmente.

Ni siquiera medianamente.

Mucho se ha dicho de su lamentable estado y nada han hecho por corregirlo.

¿Quién podría refutar en cambio la fotografía que ocupó la contraportada de La Jornada Guerrero de su edición de ayer lunes?

Claro se ve el chorro de aguas sucias que dan al mar. Imágenes aéreas del mismo Raúl Aguirre exhiben la planta ubicada en la colonia La Mira y al mismo tiempo el caudal de aguas pestilentes.

El asunto no es nuevo. Mucho tiempo, años, tiene así. Los vecinos pueden dar fe de ello.

Y como esa, muchas. Está ahí la de Renacimiento descargando líquido putrefacto al río de La Sabana, por mencionar otro caso.

¿Cómo desmentir o negar algo tan obvio?

Pero la falla, por monstruosa que sea, a ninguna autoridad quita el sueño. La toman como algo normal. n

Cambiar de color no significa que el virus se haya ido, señalan


En la ruta de preparación para la posible aplicación de la primera fase de reapertura económica el próximo 2 de julio, la administración del gobernador Héctor Astudillo continúa preparándose para lograr que a través de un esfuerzo conjunto, Guerrero retorne de manera paulatina, ordenada y escalonada a esta nueva etapa. Para ello, se ha dispuesto de una serie de medidas y protocolos, en los que la colaboración y esfuerzo de la población serán determinantes para lograr el éxito de esta estrategia.

Durante la transmisión diaria de las acciones para combatir el embate negativo del Covid-19, el jefe de la Oficina del Gobernador, Alejandro Bravo Abarca, hizo del conocimiento a la población de una serie de lineamientos, en los que se establece que de lograr alcanzar el semáforo naranja, se deberán acatar de manera estricta.

Con la presencia del secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, el secretario de Finanzas y Administración, Tulio Pérez Calvo y la directora de Comunicación Social, Erika Lürhs Cortés, el jefe de la Oficina del Gobernador señaló que esta reapertura está planeada con mucha responsabilidad .

Archivo

« Julio 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31